U.S. Markets closed

Hyundai Tucson N Line 2019, la variante deportiva del SUV coreano

feedback@motor1.com (José A. Guzmán)
Hyundai Tucson N Line 2019

Al margen de los cambios estéticos, el Hyundai Tucson N Line 2019 añade novedades estructurales.

Después de la presentación de los Hyundai i30 N Line e i30 Fastback N Line, el año pasado, ahora le toca el turno al todocamino estrella de la casa, el Tucson N Line 2019. El modelo oriental luce un aspecto más deportivo y algunos ligeros cambios en el interior, que mejoran su imagen. 

Según ha informado el fabricante, el Tucson N Line también incluye una configuración específica de la dirección y de la suspensión, para transmitir una experiencia de conducción más apasionante.

Por ejemplo, los amortiguadores son más rígidos; concretamente, un 8% los delanteros y un 5%, los traseros, respecto a la versión de serie. Asimismo, el software de gestión de la dirección asistida consigue que sea más directa.

Hyundai Tucson, el todocamino más vendido de la marca

El acabado más deportivo de la gama equipa, de serie, llantas de aleación de 19 pulgadas con un acabado oscuro, a juego con las tapas de los espejos retrovisores laterales y el alerón trasero, también revestido en color negro.

Los seguidores de la marca coreana también habrán notado que el diseño de la parrilla es ligeramente diferente al del resto de acabados actuales, con diferentes detalles oscuros, además de los paragolpes, que lucen una forma específica en este variante N Line.

'

Hyundai Tucson N Line 2019, la alternativa deportiva de la gama

Para completar los cambios que incluye este acabado, debemos destacar las luces de conducción diurna de tipo LED, con un diseño distinto, además de un par de asientos delanteros, de corte deportivo, con sujecciones laterales de mayor tamaño.

También se aprecian costuras rojas repartidas por el interior, pedalier en aluminio pulido y diferentes logotipos N en los asientos, así como en el selector de la palanca de cambios, para que no quede ninguna duda de que no estamos ante un Tucson más.

Hyundai Tucson N Line 2019

Al igual que sucede con el i30 N Line, en el capítulo mecánico no hay diferencias respecto a los propulsores del resto de la gama. En nuestro mercado, están disponibles versiones con tracción delantera y 4x4, en combinación con una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática de doble embrague, de siete velocidades.

Respecto a los motores, el nuevo Tucson N Line se puede elegir con un bloque de gasolina o dos turbodiésel, con hibridación ligera de 48 V. El primero es uncuatro cilindros turboalimentado, denominado 1.6 T-GDI, con 1,6 litros de cilindrada y 177 CV de potencia. Los de ciclo diésel son el 1.6 CRDi, con 136 CV o el 2.0 CRDi, con 185 CV.

Hyundai Tucson N Line 2019

En el caso de necesitar más potencia, tendrás que esperar al hipotético Tucson N, que, según los rumores, podría llegar con una potencia cercana a los 350 CV. Sin embargo, no esperes este modelo a corto plazo, debido a que el propio fabricante ha confirmado que aterrizará en dos años.

En cualquier caso, la rumorología también apunta a un posible Kona N, con el motor del i30 N, que podría llegar antes que su hermano mayor. De momento, tendremos que conformarnos con el nuevo Tucson N Line, del que pronto conoceremos sus precios.