Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,464.62
    -8.55 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    39,150.33
    +15.57 (+0.04%)
     
  • Nasdaq

    17,689.36
    -32.23 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    2,022.03
    +4.64 (+0.23%)
     
  • Petróleo

    82.34
    +0.17 (+0.21%)
     
  • Oro

    2,334.70
    -34.30 (-1.45%)
     
  • Plata

    29.58
    -1.24 (-4.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0697
    -0.0009 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2570
    +0.0030 (+0.07%)
     
  • dólar/libra

    1.2645
    -0.0015 (-0.12%)
     
  • yen/dólar

    159.7670
    +0.8530 (+0.54%)
     
  • Bitcoin USD

    64,232.20
    +177.00 (+0.28%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,347.62
    -12.71 (-0.93%)
     
  • FTSE 100

    8,237.72
    -34.74 (-0.42%)
     
  • Nikkei 225

    38,596.47
    -36.55 (-0.09%)
     

IA, escáneres cerebrales y cámaras: la propagación de la tecnología de vigilancia policial

Tecnologías exhibidas en la conferencia policial en Dubái, el 9 de marzo de 2023. (The New York Times)
Tecnologías exhibidas en la conferencia policial en Dubái, el 9 de marzo de 2023. (The New York Times)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos—Un lector de ondas cerebrales que puede detectar mentiras. Cámaras miniatura escondidas dentro de vapeadores y vasos de café desechables. Enormes cámaras de video que pueden enfocar un objetivo a más de un kilómetro de distancia y capturar rostros y placas de automóvil.

En una conferencia policial en Dubái en marzo, se pusieron a la venta nuevas tecnologías para las fuerzas de seguridad del futuro. Lejos de los ojos del público en general, el evento brindó una mirada excepcional a las herramientas que están disponibles actualmente para las fuerzas del orden alrededor del mundo: vigilancia mejorada y más difícil de detectar, software de reconocimiento facial que rastrea de forma automática a las personas en las ciudades y computadoras para infiltrar teléfonos.

Los avances en inteligencia artificial, drones y reconocimiento facial han creado un comercio de vigilancia policial cada vez más global. Ahora se pueden comprar y mezclar software israelíes para hackear, herramientas estadounidenses de investigación y algoritmos chinos de visualización digital para elaborar un coctel de espionaje de sorprendente eficacia.

PUBLICIDAD

Impulsado por un aumento en el gasto de los países de Oriente Medio como los Emiratos Árabes Unidos, el país anfitrión de la conferencia y un adoptador agresivo de tecnologías de seguridad de última generación, el evento dejó claro cómo están proliferando las herramientas de vigilancia masiva que se creían solo estaban generalizadas en China. El uso cada vez mayor de estas tecnologías señala una era de vigilancia basada tanto en software, datos y códigos como en oficiales humanos y armamento, lo que plantea interrogantes sobre los efectos en la privacidad de las personas y en cómo se ejerce el poder político.

“Gran parte de la vigilancia podría ser ostensiblemente benigna o usarse para mejorar una ciudad”, afirmó Daragh Murray, profesor titular de Derecho en la Universidad Queen Mary de Londres que ha estudiado el uso policial de la tecnología. “Pero la otra cara de la moneda es que puede darte un conocimiento increíble sobre la vida cotidiana de la población. Eso puede tener un efecto escalofriante no deseado o convertirse en una herramienta para la represión concreta”.

La “fiebre del oro” se hizo evidente en un centro de convenciones en el centro de Dubái, donde representantes policiales uniformados de todas partes del mundo buscaban drones que pudieran lanzarse y encenderse de forma remota. Los fabricantes chinos de cámaras mostraron un software para identificar los momentos en los que se congregan multitudes. Empresas estadounidenses como Dell y Cisco tenían estands que ofrecían servicios policiales. Cellebrite, un fabricante israelí de sistemas para infiltrar teléfonos móviles, tuvo su exhibición dentro de una “zona gubernamental” apartada y bloqueada del resto de la conferencia.

Tecnologías exhibidas la conferencia policial en Dubái, que incluyó un vehículo de transporte ligero “Segway” con una ametralladora adosada, el 9 de marzo de 2023. (The New York Times)
Tecnologías exhibidas la conferencia policial en Dubái, que incluyó un vehículo de transporte ligero “Segway” con una ametralladora adosada, el 9 de marzo de 2023. (The New York Times)

Otras compañías vendieron anteojos de reconocimiento facial y software de análisis de sentimientos, en el que un algoritmo determina el estado de ánimo de una persona a partir de las expresiones faciales. Algunos productos, como un vehículo de transporte ligero “Segway” con montura para rifles, experimentaron con los límites de la practicidad.

“Hoy en día, las fuerzas policiales no piensan en las pistolas o las armas que llevan consigo”, afirmó Khalid Alrazooqi, director general de la división de inteligencia artificial de la policía de Dubái. “Lo que se busca son las herramientas, la tecnología”.

Con sus grandes riquezas, serios problemas de seguridad y un gobierno autocrático, los Emiratos Árabes Unidos, un importante aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente, se ha convertido en un caso de estudio sobre el potencial y los riesgos de este tipo de tecnologías policiales. Las herramientas pueden ayudar a detener el crimen y los ataques terroristas, pero también pueden convertirse en un contrafuerte antidemocrático del poder político.

Bajo el liderazgo del jeque Mohamed bin Zayed Al Nahayan, a quien a menudo se le hace referencia por sus iniciales MBZ, las autoridades emiratíes han vigilado a los críticos y activistas. Amnistía Internacional y otras organizaciones han acusado al país petrolero de cometer abusos contra los derechos humanos de sus adversarios, incluido el uso de Pegasus, el software espía para teléfonos fabricado por el Grupo NSO de Israel. Las protestas y la libertad de expresión en la monarquía autoritaria están severamente limitadas, acciones que el gobierno ha justificado como un esfuerzo para combatir el extremismo islámico.

Presight AI, una empresa de tecnología con sede en los Emiratos Árabes Unidos con vínculos con el liderazgo del país, vende software casi idéntico a los productos que son populares en la policía china. En la conferencia, su software utilizó cámaras e inteligencia artificial para identificar a las personas, almacenar datos sobre su apariencia y rastrear sus rutas mientras deambulaban por el evento.

La falta de transparencia y supervisión de la forma en que se utilizan las tecnologías de vigilancia deja abierta la posibilidad de su abuso, afirmó Marc O. Jones, autor del libro “Digital Authoritarianism in the Middle East” (“Autoritarismo digital en el Medio Oriente”) y profesor de la Universidad Hamad Bin Khalifa en Catar.

“La región se ha vuelto tan obsesiva con la seguridad y, bajo el liderazgo de MBZ, los Emiratos Árabes Unidos se han centrado tanto en la seguridad, que prácticamente existe un fetichismo de la tecnología”, afirmó.

El Medio Oriente se ha convertido en una “placa de Petri de diferentes actores”, con China, Rusia y Estados Unidos compitiendo por la influencia a través de sus tecnologías, dijo Jones. La fuerte presencia de tecnologías chinas —la mayoría de las cámaras visibles en las calles son chinas— es una señal de la creciente influencia de ese país en el golfo Pérsico.

La policía de Dubái opera sistemas de última generación desde una sede al norte de los rascacielos y centros comerciales del centro. Uno de esos sistemas, un programa de reconocimiento facial para toda la ciudad llamado Oyoon (cuyo nombre significa “ojos” en árabe) puede obtener la identidad de cualquier persona que pase por una de las al menos 10.000 cámaras, al vincularla a una base de datos de imágenes de la aduana del aeropuerto y de las tarjetas de identificación de los residentes. La policía también les ha exigido a los negocios que proporcionen videos de sus sistemas de seguridad a una base de datos centralizada del gobierno.

“Están monitoreando toda la ciudad desde que entras por el aeropuerto hasta que te vas”, afirmó Alrazooqi, quien agregó que los sistemas servían a los “clientes” de la policía, un término general para referirse a la población. “La gente está feliz con eso”, afirmó.

Las capacidades tecnológicas se exhibieron en un centro de comando de la policía, donde los oficiales de Dubái podían ver imágenes de cámaras en vivo y las ubicaciones de todos los vehículos de emergencia en una pantalla gigante.

“Gracias a la tecnología y las cámaras inteligentes, si cometiste un delito, sabré en menos de un minuto en qué dirección” va alguien, dijo Bilal Al Tayer, director interino del centro de comando y control.

En la feria policial de Dubái, funcionarios del Ministerio del Interior de los Emiratos Árabes Unidos, el cual supervisa la seguridad del Estado y tiene acceso a todas las cámaras policiales, demostraron cómo, con una tableta, podían escanear los iris de los asistentes a la conferencia y obtener información sobre la fecha en la que habían ingresado al país, junto a una foto reciente capturada en la aduana. También se mostró un dispositivo que al parecer detecta cuando una parte del cerebro relacionada con los recuerdos se activa, algo que según un funcionario del ministerio era útil durante los interrogatorios para determinar si un sospechoso estaba mintiendo.

Caminando entre los estands de la conferencia estuvo Abdullah Khalifa Al Marri, comandante jefe de la policía de Dubái. Las nuevas habilidades exhibidas, por invasivas que sean, son un medio para lograr el objetivo utópico y elusivo de “cero delitos”, afirmó.

“No violamos la privacidad de las personas”, agregó. “Solo estamos monitoreando”.

c.2023 The New York Times Company