U.S. markets close in 1 hour 26 minutes
  • S&P 500

    4,130.69
    +72.85 (+1.80%)
     
  • Dow Jones

    32,989.59
    +352.40 (+1.08%)
     
  • Nasdaq

    12,052.67
    +312.02 (+2.66%)
     
  • Russell 2000

    1,880.26
    +42.03 (+2.29%)
     
  • Petróleo

    115.22
    +1.13 (+0.99%)
     
  • Oro

    1,856.70
    +2.80 (+0.15%)
     
  • Plata

    22.10
    +0.14 (+0.64%)
     
  • dólar/euro

    1.0725
    -0.0008 (-0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7450
    -0.0110 (-0.40%)
     
  • dólar/libra

    1.2618
    +0.0013 (+0.10%)
     
  • yen/dólar

    127.1000
    -0.0020 (-0.00%)
     
  • BTC-USD

    28,357.35
    -1,163.39 (-3.94%)
     
  • CMC Crypto 200

    615.51
    -13.99 (-2.22%)
     
  • FTSE 100

    7,585.46
    +20.54 (+0.27%)
     
  • Nikkei 225

    26,781.68
    +176.84 (+0.66%)
     

Identifican a sospechoso y víctima de asesinato en metro de Nueva York

·4  min de lectura

Un hombre que admitió haber empujado a una mujer asiático estadounidense desde una plataforma del metro de Nueva York hacia las vías de un tren que se aproximaba, ha sido identificado como Simon Martial, quien, según la policía, tiene un historial de enfermedad mental.

Michelle Alyssa Go, de 40 años, estaba parada cerca de la plataforma de la línea NQR en la parada de Times Square-42nd Street el sábado cuando Martial se acercó y la empujó frente a un tren R en dirección al sur. Fue declarada muerta en el lugar.

Se cree que Martial, de 61 años, era indigente y había tenido tres encuentros de “perturbación emocional” con la policía, anunciaron el sábado las autoridades en una conferencia de prensa.

Fue captado en imágenes de vigilancia acosando a otra persona antes de empujar a Go.

Después de empujar a la mujer, Martial entró en un vagón del tren, se bajó en la parada del Canal Street y confesó el crimen en una estación de policía cercana. Estuvo en la plataforma de Times Square durante unos nueve minutos, según la policía.

Martial permanece bajo custodia. Todavía no ha sido procesado.

El ataque, que la policía cree que fue azaroso, es la segunda muerte violenta dentro del problemático sistema de metro de la ciudad este año.

El día de Año Nuevo, un hombre fue atropellado por un tren luego de saltar a las vías para ayudar a otro hombre que cayó tras ser atacado por dos adolescentes. Han sido acusados de asesinato.

El incidente ha aumentado el escrutinio sobre los reportes de delitos violentos en todo el sistema de metro, que sirve a millones de pasajeros todos los días, y ha magnificado el problema de la enfermedad mental y la indigencia entre cientos de neoyorquinos que dependen de dicho sistema para refugiarse.

También ha exacerbado las crecientes preocupaciones sobre los crímenes de odio y la violencia que involucra a las personas asiático estadounidenses.

La cantidad de delitos denunciados contra residentes asiáticos pasó de 28 en 2020 a 129 en 2021, reportó el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York el mes pasado.

“Este ha sido un año realmente difícil para la comunidad asiático estadounidense”, expresó el sábado la representante estadounidense Grace Meng en una conferencia de prensa.

Agregó: “Necesitamos implementar mejores políticas para proteger a los neoyorquinos que viajan en el transporte público y brindarles a las personas la ayuda adecuada que necesitan: servicios mentales y sociales”.

El comisionado de la policía de Nueva York, Keechant Sewell, mencionó que “el incidente no fue provocado y la víctima parece no haber tenido ninguna interacción con el sujeto”.

El número de pasajeros en el metro de la ciudad cayó más de 50 por ciento en 2021 desde las tasas previas a la pandemia. Una serie de delitos de alto perfil ha llamado la atención sobre la violencia en el metro, pues las tasas de delitos importantes en el sistema estaban en su punto más bajo en alrededor de dos décadas.

Se reportaron tres asesinatos en los subterráneos de la ciudad en 2019 y seis en 2020. Hasta noviembre del año pasado, se habían reportado seis asesinatos.

En febrero pasado, el entonces alcalde Bill de Blasio agregó 500 policías para patrullar los subterráneos. Unos meses después, De Blasio trasladó 250 oficiales más, que conformaron la mayor fuerza del orden en la historia de la oficina de tránsito.

Más de 2.000 oficiales están asignados para patrullar el metro de la ciudad. El alcalde Adams y la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, anunciaron a inicios del mes que habría más oficiales realizando barridos en las estaciones.

“Perder a un neoyorquino de esta forma solo seguirá aumentando los temores de las personas que no usan nuestro sistema de metro”, apuntó el alcalde Adams el sábado. “Nuestra recuperación depende de la seguridad pública en esta ciudad y en el sistema de metro”.

Adams, quien asumió el cargo el 1 de enero, dijo que quiere “destacar ... lo imperativo que es que las personas reciban el derecho a servicios de salud mental, particularmente en nuestro sistema de metro”.

“Seguiremos haciendo todo lo posible para volver seguro nuestro sistema de metro, pero, de nuevo, llamamos a todos nuestros socios ... para garantizar que todos aquellos que necesitan asistencia de salud mental la reciban”, agregó.

Más de 45.000 personas, incluyendo 14.000 niños, se encontraban en los refugios de la ciudad la semana pasada, aunque los datos de la ciudad no incluye a las miles de personas que duermen en las calles y en el metro cada noche.

Durante su campaña, Adams pidió más camas psiquiátricas y servicios ampliados para las personas con enfermedades mentales, incluidos aquellos que no pueden ser ingresados a un hospital pero tampoco pueden regresar a los refugios o a las calles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.