U.S. markets closed

IKEA premia la fidelidad de sus clientes permitiendo pagar con el tiempo invertido en llegar a la tienda

Reza el dicho popular que “el tiempo es oro” (time is money, para los angloparlantes) y en esta ocasión es literal: al menos, en una tienda de IKEA donde se pueden comprar artículos pagando con minutos.

Se trata de una singular campaña que ha llevado a cabo el gigante sueco en una de sus tiendas en Dubai con el ánimo de agradecer a los clientes su fidelidad.

No solemos encontrar tiendas de IKEA en el centro de las ciudades: son construcciones enormes que suelen localizarse en las afueras, en polígonos industriales o áreas de grandes centros comerciales. Y, sin embargo, los entusiastas de la “redecoración” no se desaniman ante este obstáculo.

Esto significa que los clientes suelen gastar una cantidad considerable de tiempo sólo para llegar hasta allí, y la empresa ha querido premiar esta fidelidad de una manera original y proporcional al esfuerzo: convertir ese tiempo empleado en un medio de pago real para adquirir productos de IKEA.

Para poner en práctica esta idea se ha hecho uso de Timeline, una función de Google Maps que guarda el registro de los trayectos que realiza el usuario. De esta manera, los clientes podían mostrar cuántos minutos habían pasado en la carretera de camino a la tienda. Al mismo tiempo, se etiquetaron todos los productos de la tienda con un nuevo precio en minutos: por ejemplo, por 49 minutos se podía comprar una mesa Lack; por una hora y 55 minutos, una de estantería Billy; la icónica bolsa azul se puso al módico precio de 2 minutos.

La campaña es obra de la agencia Memac Ogilvy Dubai y se ha llevado a cabo con motivo de la apertura de una nueva tienda en la ciudad portuaria de Jebel Ali, gracias a la cual los clientes de la zona ya no tendrán que viajar hasta Dubai (situada a unos 35 km) para comprar en IKEA. Una elegante manera de agradecerles el esfuerzo que han hecho durante los pasados años y que seguramente sería muy aplaudida por los clientes del resto de ciudades del mundo si se pusiera en práctica en ellas.

Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar: