U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,060.43
    +44.21 (+1.10%)
     
  • Dow Jones

    33,949.41
    +205.57 (+0.61%)
     
  • Nasdaq

    11,512.41
    +199.06 (+1.76%)
     
  • Russell 2000

    1,903.06
    +12.75 (+0.67%)
     
  • Petróleo

    81.19
    +0.18 (+0.22%)
     
  • Oro

    1,932.50
    +2.50 (+0.13%)
     
  • Plata

    24.08
    +0.06 (+0.27%)
     
  • dólar/euro

    1.0903
    +0.0011 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4930
    +0.0310 (+0.90%)
     
  • dólar/libra

    1.2418
    +0.0011 (+0.09%)
     
  • yen/dólar

    129.7820
    -0.3710 (-0.29%)
     
  • BTC-USD

    22,992.25
    -106.16 (-0.46%)
     
  • CMC Crypto 200

    522.33
    -4.86 (-0.92%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    +16.24 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    27,410.66
    +47.91 (+0.18%)
     

La increíble historia de la argentina que fundó la primera editorial de literatura latinoamericana contemporánea en el mundo anglosajón

Carolina Orloff es la fundadora de Charcopress.
Carolina Orloff es la fundadora de Charcopress.

Una beca a los 17 años para terminar el secundario en Canadá le cambió la vida a Carolina Orloff. “Me abrió el mundo”, dice desde Edimburgo (Escocia) a LA NACION. En esa ciudad fundó hace cinco años -junto a un socio neocelandés- Charcopress, la primera editorial en el mundo anglosajón especializada en literatura latinoamericana contemporánea. Invirtió unos US$10.000 y, desoyendo los consejos de libreros y editores, debutaron con cinco libros de autores argentinos, con una tirada de entre 1000 y 1500 unidades. Llevan 30 publicados y algunos alcanzaron ventas de 13.000 ejemplares.

Orloff estudió Literatura y Traducción en York (Inglaterra), siempre con la “ambición de estudiar y regresar a la Argentina”. De hecho, volvió varias veces con la idea de dedicarse a la enseñanza y a la investigación, pero terminó instalándose en Edimburgo, donde incluso hizo su tesis doctoral sobre Julio Cortázar. “La traduje porque no me podía perdonar que no estuviera en castellano, aunque fuera para un par de lectores locos”, cuenta.

La editorial surgió como una combinación entre sus conocimientos, su pasión por la literatura y sus idas y vueltas entre Europa y la Argentina: “Era muy frustrante no poder encontrar libros de autores contemporáneos en inglés, así que decidimos dedicarnos a esa franja. Irrumpimos en escena en 2017″, recuerda.

Charcopress lleva 30 títulos editados, con buenas ventas.
Charcopress lleva 30 títulos editados, con buenas ventas.


Charcopress lleva 30 títulos editados, con buenas ventas.

Aunque viene de familia relacionada con los libros, no tenía formación en el negocio editorial. “Averiguamos y nos dieron consejos bastantes conservadores que no atendimos, nos decían de lanzar un libro y ver… Salimos con cinco a la vez”, repasa Orloff. Subraya que fue clave la elección del diseñador Pablo Font -quien trabaja desde la Argentina- porque necesitaban hacerse “un espacio en librerías y en el imaginario anglosajón que todavía, en un punto, tiene a Latinoamérica como terra indómita”.

Los cinco autores elegidos para el lanzamiento fueron Jorge Consiglio, Ariana Harwicz, Luis Sagasti, Gabriela Cabezón Cámara y Ricardo Romero. “La decisión fue porque de lo poco que conocen de literatura argentina lo piensan como realismo mágico, por eso tomamos autores de una misma generación, de un solo país y mostramos que había diferencias, estilos, riqueza”, sintetiza.

Ya en el segundo año, Charcopress sumó escritores de Perú, Uruguay, Brasil y Colombia. Orloff indica que se fueron diversificando y que, desde el arranque, las ediciones anduvieron “bien”; advierte que colaboró el hecho de haber tenido nominaciones para premios importantes que los “puso en el mapa”.

Entre los premios y nominaciones se destacan Tres monedas de Consiglio que acaba de ganar la “mejor tapa del año” de la Saltire Society; Las aventuras de China Iron de Cabezón Cámara fue finalista (lista corta) del Premio Booker International el año pasado; Mátame amor de Harwicz también alcanzó esa posición, pero en lista larga en 2018, además de finalista del Premio Valle Inclán a la Traducción por la Sociedad de Autores del Reino Unido y del Best Translated Book de Estados Unidos y El viento que arrasa de Selva Almada se quedó con el premio Edinburgh International Book Festival First book Award y la mejor tapa del año por la Saltire Society de 2019.

Orloff reconoce que es una ventaja ser “una argentina en el mundo editorial anglosajón”, ya que eso le da un “piso de conocimiento”. La editorial compra los derechos para el inglés de las obras y se encarga de las traducciones para lo cual cuenta con un equipo para el que permanentemente buscan “nuevos talentos, porque la idea es renovar la escena en todo sentido”.

Las ediciones iniciales de los títulos rondan los 3.500 o 4.000 ejemplares, pero tienen casos como el de Cabezón Cámara que ya llevan 13.000 vendidos. Distribuyen en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.

“Vamos aprendiendo sobre la marcha -señala Orloff-, pero hay cosas que nos sorprenden. Por ejemplo, al título de Cabezón Cámara lo había tomado como una suerte de experimento, no pensé que un texto tan vinculado con la mitología argentina fuera a andar tan bien, que se pudiera trasladar y encontrar lectores y que fuera un éxito”.

La editora subraya la “motivación” de que los autores eligen estén “en inglés, que los lectores tengan la posibilidad de llegar a ellos; muchos de nuestros libros se usan en las universidades del Reino Unido y de Estados Unidos. La idea es cuestionar los cánones, que se anime a leer otros estilos, otros mundos”.