U.S. markets open in 3 hours 18 minutes

Industria alimentaria de China afecta las pandemias: D. Fickling

David Fickling

(Bloomberg) -- China, con la red ferroviaria de alta velocidad más grande del mundo, un sistema de pagos que se realiza principalmente a través de aplicaciones telefónicas y la mitad de las plantas de energía solar del mundo, a menudo parece un país de avanzada en el sector tecnológico. Sin embargo, cuando consideramos la manera en que se alimenta, el país todavía dista mucho de estar a la vanguardia.

En 2010, alrededor de 44% del ganado del país todavía se criaba en patios de casas y granjas mixtas tradicionales, donde conviven con cultivos y otros animales. Si bien esa es una cifra mucho menor que la de hace una generación, cuando cerca de 97% del ganado se criaba en condiciones tradicionales, se encuentra muy por debajo de países como Estados Unidos y Europa, donde 95% o más de los cerdos y las aves de corral crecen en los llamados "sistemas de cría intensiva" de animales, o en palabras comunes, granjas industriales.

Es probable que esa transición sea un factor importante en la propagación de nuevas enfermedades como el coronavirus, que hasta ahora ha dejado 26 fallecidos desde que se detectó por primera vez el mes pasado en Wuhan. La ciudad, ubicada en la zona central de China, fue cerrada el jueves para evitar la propagación del virus. La forma en que China maneje los cambios que tienen lugar en su industria alimentaria determinará el futuro de las infecciones para todos en el planeta.

Las epidemias son producto de la urbanización. Solo cuando los humanos comenzaron a reunirse en ciudades densamente pobladas, hace unos 5.000 años, las infecciones pudieron llegar a grandes aglomeraciones, necesarias para matarnos en grandes cantidades. Los brotes de enfermedades en todo el mundo que llamamos pandemias comenzaron a surgir solo cuando nuestra civilización urbana se volvió global.

Piense en eso en términos de la industria ganadera y verá que las implicaciones son preocupantes. En aproximadamente 50 años, la agricultura industrial ha "urbanizado" una población animal que antes estaba dispersa entre pequeñas y medianas parcelas. Las condiciones epidémicas que alguna vez solo afectaron a los humanos también pueden representar cada vez más amenazas para nuestros animales de consumo.

Luego considere que todo animal es un potencial laboratorio para las mutaciones que pueden causar la aparición de nuevas epidemias. A nivel mundial, la población de animales de granja es aproximadamente tres veces mayor que la de los humanos. Algunos de los brotes de enfermedades más graves en las últimas décadas han sido el resultado de infecciones que han cruzado la barrera de las especies para transmitirse desde el ganado de cría intensiva hasta las personas.

Es posible que la gripe aviar H5N1 haya comenzado a propagarse cuando aves migratorias fueron a parar a las cercanías de las nuevas granjas avícolas de cría intensiva que surgieron en el este de China en la década de 1990. Los orígenes de la pandemia de gripe porcina H1N1 son más difíciles de identificar, pero varios estudios han sugerido diversos orígenes relacionados con desplazamientos globales de cerdos y aves de corral entre Europa, Asia y América del Norte.

De manera similar, el virus de Wuhan se encontró por primera vez entre personas vinculadas al mercado de productos frescos de la ciudad. Como escribió mi colega Adam Minter, las condiciones en estos puestos al aire libre, donde muchos animales son sacrificados por encargo o llevados a casa con vida, son un importante factor en la propagación de enfermedades en China en los últimos años.

Pero no todo es negativo. Precisamente debido a que son fuentes tan potentes de infección, las medidas de bioseguridad y la vigilancia en las granjas de cría intensiva de animales por lo general son mucho más estrictas que en las parcelas tradicionales. La burocracia china a menudo se ha caracterizado por el sigilo y la indecisión frente a epidemias y problemas de seguridad alimentaria. Al parecer se necesita una fuerte supervisión desde arriba para revertir este estancamiento, por lo que es bueno que el presidente Xi Jinping haya exigido tomar medidas en torno al último brote. No obstante, la devastadora propagación de la peste porcina africana en el último año sugiere que la seguridad alimentaria es aún más débil de lo que debería ser.

La naturaleza cambiante del comercio minorista de comestibles puede mejorar las cosas. Por sorprendente que pueda parecerles a los extranjeros la permanencia de los mercados de productos frescos en China, es fácil pasar por alto la rapidez con la que están desapareciendo. Hasta la década de 1990, los supermercados no existían, el racionamiento era común y la carne en muchas regiones era una delicia reservada para ocasiones especiales, como la próxima festividad del Año Nuevo Lunar. Hoy en día, según Euromonitor International, la participación de mercado de las tiendas modernas de comestibles es de alrededor de 65%. Eso lleva una proporción mucho más grande de la cadena de suministro de carne a instalaciones de gran escala con mejores procedimientos de bioseguridad.

Es probable que el mayor problema sea político. Las medidas de seguridad alimentaria funcionan mejor cuando hay un alto grado de confianza en la sociedad. Es más probable que los agricultores paguen los costos personales de seguir las normas de higiene si creen que pueden beneficiarse más de la integridad del sistema que del contrabando de ganado infectado. Como incluso Pekín reconoce, la confianza es un bien que escasea en China en estos días.

Nota Original:How China’s Food Industry Affects Pandemics: David Fickling

Esta columna no refleja necesariamente la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodriguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: David Fickling en Sydney, dfickling@bloomberg.net

Editor responsable de la nota original: Rachel Rosenthal, rrosenthal21@bloomberg.net

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.