U.S. Markets closed

La página de Instagram donde los hijos de los millonarios pagan 2,000 dólares para aparecer

Ivette Leyva
·4  min de lectura
Young lovers couple on sail boat with champagne at sunset - Exclusive luxury concept with rich millennial people lifestyle on tour around the world - Soft backlight focus on warm sunshine filter
Una pareja de jóvenes afortunados de paseo en un yate por altamar. Foto: Getty.

James Ison tenía 19 años cuando en 2012 abrió una cuenta de Instagram. En su interior tenía una sola foto: la de Zachary Dell, de 15 años, hijo del multimillonario Michael Dell, disfrutando de un buffet en un jet privado de camino a unas vacaciones en familia en las islas Fiyi.

Aquella imagen se volvió rápidamente viral. Entonces la cuenta "Rich Kids of Instagram" empezó a ganar galones en el selecto mundo de los hijos jóvenes de las personas más ricas del mundo y de los millones de mirones que a diario se detienen a observarlos.

En aquella época, Ison —un universitario que vivía en un pequeño apartamento para estudiantes encima de una tienda en Oxford— no llegó a calcular la repercusión que tendría esa cuenta dedicada a recopilar imágenes de otras cuentas en las redes sociales, en las que buena parte de los jóvenes más ricos del mundo aparecieran en sus yates o al mando de sus Lamborghinis.

Poco después de la publicación de su primera foto, según cuenta un reporte de Business Insider, Ison recibió la llamada de dos neoyorkinos (hasta ahora en el anonimato) que también llevaban una página similar. Le proponían una alianza a este estudiante de economía enamorado del mundo de los ricos.

A partir de ese momento la cuenta dejó de llamarse "Rich Kids of Instagram", para asumir el nuevo título de “Rich Kids of the Internet”, también conocida como RKOI, que en la actualidad cuenta con 372.000 seguidores.

Lo llamativo del caso es que casi todos los jóvenes millennials más ricos de Estados Unidos le prestaron atención a este espacio, hasta que empezaron a desear que fueran incluidas aquí sus imágenes conduciendo Bugattis por las calles de Suiza o exhibiendo decenas de bolsos de las marcas más caras.

La suerte estaba echada. A partir de ese momento, todo aquel que deseara aparecer en “Rich Kids of the Internet” debía hacer su aportación en metálico, que en algunos casos ha llegado hasta los 2.000 dólares.

Y también ha sucedido que no pocos de estos jóvenes han incorporado a James Ison, ahora de 27 años, a su red de amigos, invitándole a sus fiestas y apoyando la creación de su empresa RKOI Concierge.

Ison asegura que no ha dejado de tener los pies sobre la tierra y se niega a publicar fotos de mal gusto en las que aparecen personas rodeadas de montones de dinero en efectivo. Lo suyo es el glamour y la frescura de la juventud.

Mientras, en la red de redes aparecieron en su momento cuentas muy parecidas, como “Rich Kids of Turkey” o “Rich Russian Kids”, que en un inicio comenzaron como sátiras, pero que de inmediato se convirtieron en un lugar para que los jóvenes de otros países mostraran sus riquezas.

Cosas de nuestros tiempos.

También te puede interesar:

VIDEO | Los ricos están comprando refugios contra el covid