Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 52 minutes
  • F S&P 500

    5,255.50
    -28.50 (-0.54%)
     
  • F Dow Jones

    38,196.00
    -328.00 (-0.85%)
     
  • F Nasdaq

    18,676.00
    -126.75 (-0.67%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,035.40
    -6.20 (-0.30%)
     
  • Petróleo

    79.04
    -0.19 (-0.24%)
     
  • Oro

    2,327.40
    -13.80 (-0.59%)
     
  • Plata

    31.60
    -0.77 (-2.37%)
     
  • dólar/euro

    1.0797
    -0.0011 (-0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6240
    +0.0820 (+1.81%)
     
  • Volatilidad

    14.28
    +1.36 (+10.53%)
     
  • dólar/libra

    1.2687
    -0.0016 (-0.13%)
     
  • yen/dólar

    156.7600
    -0.8150 (-0.52%)
     
  • Bitcoin USD

    67,753.63
    -778.14 (-1.14%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,458.20
    +2.33 (+0.16%)
     
  • FTSE 100

    8,183.07
    -71.11 (-0.86%)
     
  • Nikkei 225

    38,054.13
    -502.74 (-1.30%)
     

¿Invertir en Europa? " En pymes relacionadas con digitalización, tecnología médica, electrificación de la industria o semiconductores"

¿Qué esperáis de la reunión de la Reserva Federal de esta semana?

La verdad es que es complicado. Es cierto que el mercado espera una pausa en la subida de los tipos de interés. La inflación en Estados Unidos está en un nivel más bajo que en Europa, está cercana al 3%, algo más cerca del objetivo de estabilidad del 2%, pero por encima de ese objetivo. Pero lo que tampoco quieren los bancos centrales, incluida la Fed es pasarse de frenada. Es lógico que desde el año pasado intentasen, con esa subida tan agresiva de los tipos de interés, frenar todos esos excesos que se habían cometido en la economía debido a las tasas tan bajos, pero son muy conscientes de que no quieren provocar un shock. Por lo tanto, van a monitorizar muy bien la próxima subida de tipos de interés, porque es cierto que lo duro ya tuvo lugar el año pasado y en un tiempo bastante corto. Ahora hay que ver cuáles son los impactos, porque evidentemente tras una subida de tipos de interés tan agresiva, hay que esperar entre 12 y 18 meses para ver cuál  es el impacto sobre la economía. En Estados Unidos no estamos hablando de una recesión económica, si que está habiendo una cierta ralentización y relajación del mercado laboral con niveles de inflación en torno al 3%, por lo tanto, cabría esperar que la Fed iniciase un periodo de "wait and see", es decir, de parar y ver qué consecuencias tiene para la economía antes de iniciar cualquier otro movimiento.  Lo que también está claro es que los mercados están muy pendientes de qué hacen los bancos centrales y cualquier movimiento, tanto para subir o parar, puede ser interpretado negativamente o positivamente. Por eso es algo que se escapa de nuestro control y tenemos que centrarnos en lo que realmente podemos controlar y no estar todo el tiempo pendientes de los movimientos de los bancos centrales.

Tras la última subida de tipos del BCE, ¿cuáles son las previsiones particulares en Europa y a nivel global para el último trimestre del año?

En Europa es algo más complicado porque la inflación está por encima del 5% y la subyacente también, por lo tanto, bastante más lejos de ese objetivo del 2%, y ahí sí que estamos en un entorno económico distinto al de Estados Unidos. Es decir, tenemos algunos países, como Alemania, que ya están en recesión técnica. Es cierto que no está habiendo una recesión muy brusca. Los bancos centrales no quieren frenar ese posible crecimiento ni provocar un shock y, por lo tanto, que haya una recesión técnica en algunos  países y en otros una cierta realización es algo que también buscaban los bancos centrales. En cuanto a las perspectivas para el último trimestre, son difíciles de prever. Pensamos que mientras el mercado siga fijándose en aspectos sobre los que no tenemos ningún tipo de control, mientras siga pendiente de si suben o no los tipos de interés, de si cae o aumenta la inflación, de si continúan los conflictos geopolíticos o no, va a ser difícil de prever. Pero, por ejemplo, el último trimestre del año, en un entorno en el que los bancos centrales subían tipos de interés de manera muy brusca y muy agresiva, fue muy bueno para los mercados financieros. Por lo tanto, lo que tenemos que tener en cuenta es que, al final, lo que como inversores nos preocupa, muchas veces no es lo que le preocupa a los mercados. Estamos en un año 2023 con muchísimos factores en contra que nos preocupan mucho y, sin embargo, los mercados tanto de renta fija como de renta variable siguen subiendo en mayor o menor  medida. Por lo tanto, tenemos que centrarnos en lo que realmente podemos controlar y aislarnos de todo ese ruido de corto plazo y todos esos factores y parámetros exógenos sobre los que no tenemos ningún tipo de control.

PUBLICIDAD

Las Small & Mid caps a menudo se consideran una inversión con un mayor potencial de crecimiento, pero también con mayor riesgo. ¿Cuáles son algunas de las razones por las que los inversores podrían considerar agregar estas empresas a sus carteras?

El universo de pequeñas y medianas compañías ofrece muchísimas oportunidades a los inversores. Se trata de un universo muy amplio dentro del universo global de inversión como para ignorarlas. Suponen el 80% de las compañías cotizadas a nivel global, aunque en capitalización bursátil representen en torno a un 15 o 20%, pero por número de oportunidades es donde más hay. Además, a largo plazo, la inversión en pequeñas y medianas compañías ha sido mucho más rentable que la inversión en compañías de gran capitalización, y ha sucedido así en todos los mercados desarrollados desde Estados Unidos, pasando por Europa e incluso en Asia. ¿El motivo? Son varios. Se trata de compañías menos analizadas, menos conocidas, compañías con ese perfil  de crecimiento, empresas con capacidad para expandirse, para crecer, para acabar teniendo cuotas de mercado en otras regiones. Hablamos de un universo donde hay diversidad de modelos económicos, de modelos de negocio orientados al crecimiento, a través de mercados y de productos y servicios muy nicho y con capacidad de expandirse internacionalmente. A ello hay que sumar que es el lugar para la innovación por excelencia y donde se crean modelos de negocio en campos como la tecnología, la industria, los servicios... Empresas que al estar en un mercado más eficiente, no necesitan tener la mejor idea para tener una buena rentabilidad porque hay muchísimas oportunidades. Con tener una cartera de buenas compañías, de buenas ideas, tu rentabilidad puede ser muy interesante.  Además, hay muchas compañías a grupos familiares y eso hace que tengan una verdadera visión de largo plazo y un compromiso mucho más sólido, una mayor responsabilidad por parte de los fundadores y del equipo directivo, y una alineación mucho mayor de intereses entre los fundadores, los socios, las familias y los inversores. Por lo tanto, hay muchísimos factores que hacen que en este universo, donde realmente se puede hacer gestión activa, encontremos buenas oportunidades para generar alfa y poder batir a los índices de los mercados.

¿Cuáles son las tendencias actuales en el mercado de Small & Mid caps, y cuáles son los sectores o regiones que podrían ofrecer oportunidades interesantes para los inversores en este momento?

En Lonvia somos especialistas en pequeñas y medianas compañías en Europa, que es donde realmente encontramos muy buenas oportunidades porque se trata de un universo en el que hay muchísima innovación. Además, aquí podemos encontrar muchísimas compañías cuya ciclicidad es relativamente baja, es decir, son menos sensibles al ciclo económico. Empresas cuyo crecimiento o potencial crecimiento futuro está respaldado por fuertes factores estructurales, tendencias o temáticas como la digitalización, la automatización, la optimización de activos, la tecnología médica, la electrificación de la industria, es decir, encontramos muchas y muy buenas compañías donde además Europa juega un rol de liderazgo a nivel global. Europa lleva décadas desarrollando un expertise muy importante en estos segmentos que han sido y serán muy relevantes para los avances que hemos experimentado y vamos a seguir experimentando como sociedad como sociedad en los próximos años. En este punto, hay que destacar la tecnología médica, donde tenemos muchísimas compañías con verdaderas posiciones de liderazgo y con capacidad para salir de Europa con altos márgenes e irse a Estados Unidos o Asia; cada vez está habiendo más inversiones masivas en innovación médica. La biotecnología está avanzando en todo el mundo, particularmente en Asia, donde China quiere ser un actor importante e independiente y por lo tanto ahí encontramos muchas y muy buenas oportunidades. También en todo lo que tiene que ver con la innovación, a través del software. Estamos en un mundo de innovación constante y por ello aquellas empresas con productos y servicios que ayuden a digitalizar y automatizar todos los procesos comerciales y productivos van a salir beneficiadas. Hablamos de la electrificación de la industria de los vehículos, tecnologías que responden a los cambios climáticos, automatización de la industria y los semiconductores... en estos segmentos podemos encontrar en Europa compañías muy interesantes con una capacidad para cambiar de tamaño de manera significativa en pocos años.