U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,901.36
    +0.57 (+0.01%)
     
  • Dow Jones

    31,261.90
    +8.77 (+0.03%)
     
  • Nasdaq

    11,354.62
    -33.88 (-0.30%)
     
  • Russell 2000

    1,773.27
    -2.96 (-0.17%)
     
  • Petróleo

    110.35
    +0.46 (+0.42%)
     
  • Oro

    1,845.10
    +3.90 (+0.21%)
     
  • Plata

    21.87
    -0.03 (-0.13%)
     
  • dólar/euro

    1.0562
    -0.0026 (-0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7870
    -0.0680 (-2.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2495
    +0.0020 (+0.16%)
     
  • yen/dólar

    127.8500
    +0.0560 (+0.04%)
     
  • BTC-USD

    29,416.14
    +279.53 (+0.96%)
     
  • CMC Crypto 200

    650.34
    -23.03 (-3.42%)
     
  • FTSE 100

    7,389.98
    +87.24 (+1.19%)
     
  • Nikkei 225

    26,739.03
    +336.19 (+1.27%)
     

Investigación policial agrava crisis Boris Johnson (Corrección)

·4  min de lectura

(Bloomberg) -- La crisis en que está sumido Boris Johnson se agravó dramáticamente después de que la Policía comenzara a investigar formalmente las acusaciones de que, junto a su personal, celebró fiestas que infringieron las normas implementadas por el Gobierno para controlar la pandemia.

Johnson está luchando por su supervivencia política a raíz de una serie de informes sobre eventos celebrados en su oficina de Downing Street cuando las reuniones sociales estaban prohibidas en virtud de las restricciones destinadas a frenar la propagación del coronavirus.

La comisaria de la Policía Metropolitana, Cressida Dick, anunció el martes la investigación, horas después de que la oficina de Johnson confirmara que el personal se había reunido en Downing Street para celebrar su cumpleaños durante la primera cuarentena de 2020. Esa fue la última revelación en lo que se ha denominado el escándalo “partygate”.

En su intervención en la Cámara de los Comunes, Johnson dijo a los legisladores que acogía con satisfacción la investigación policial, que, según dijo, “ayudará a dar a la opinión pública la claridad que necesita y ayudará a trazar una línea en los asuntos”. Anteriormente, su portavoz Max Blain dijo a los periodistas que el primer ministro no cree haber infringido la ley.

El hecho tiene ramificaciones potencialmente devastadoras para Johnson, que ya enfrentaba pedidos de renuncia de algunos miembros del Parlamento de su gobernante Partido Conservador. Muchos más han dicho que esperarán los resultados de la investigación del Gobierno sobre los acontecimientos, que Johnson encargó tras una furiosa reacción de los legisladores y la opinión pública en general.

Se esperaba que dicha investigación se publicara esta misma semana, pero la investigación policial complica las cosas. Blain dijo que la investigación del Gobierno, dirigida por la alta funcionaria Sue Gray, continuará examinando los acontecimientos de Downing Street que no están sujetos a la investigación policial. Señaló que no está al tanto de los hechos que la Policía ha decidido investigar.

Dado que no se espera que la investigación policial concluya de forma inminente, Johnson se ha librado por ahora de un veredicto oficial potencialmente perjudicial para las presuntas partes. Pero aunque puede que un posible obstáculo se haya retrasado, la participación de la Policía aumenta los riesgos.

La amenaza más inmediata para Johnson es la reacción de su propio partido. Enfrentaría una votación sobre su liderazgo si 54 parlamentarios conservadores, o el 15% del total, envían cartas a un comité clave pidiendo su renuncia.

‘Ira candente’

“La situación es cada vez más sombría y más difícil, y creo que cualquiera que piense lo contrario se está engañando a sí mismo”, dijo el legislador conservador Simon Hoare a Bloomberg Radio.

Hoare dijo que entre sus electores hay “ira candente, hay desconcierto y hay una enorme decepción”.

Hasta ahora, Johnson ha conseguido mantener el número de rebeldes por debajo del umbral. Pero meses de confusión, incluyendo su manejo fallido de una investigación ética y la pérdida de una elección parlamentaria clave, han dañado su posición. El apoyo a los conservadores ha caído en picado en las últimas encuestas de opinión.

La investigación policial se suma a su humillación personal. Johnson ya se vio obligado a pedir disculpas a la reina Isabel II después de que se descubriera que su personal celebró dos fiestas en la víspera del funeral de su marido, el príncipe Felipe, el año pasado. También se enfrentó al ridículo después de confirmar que asistió a una recepción en su jardín de Downing Street que, según ha insistido, pensaba que era un evento “de trabajo”.

“Se ha descubierto una posible ilegalidad en Downing Street”, dijo en el Parlamento la líder adjunta del Partido Laborista de la oposición, Angela Rayner. “Es una reflexión verdaderamente condenatoria sobre el cargo más alto de nuestra nación”.

No renunciará

Johnson, que ha dicho a través de su oficina que no renunciará en caso de un voto de confianza, estaba al tanto de la investigación policial antes de la reunión de su gabinete del martes, pero el tema no se discutió, según Blain. Es probable que la respuesta de los ministros influya directamente en lo que suceda a continuación.

Nota Original:

Peril Mounts for Johnson as Police Probe Lockdown Parties (2)

(Corrige apellido de Boris Johnson en primer párrafo y de Angela Rayner en penúltimo)

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.