Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,967.23
    -43.89 (-0.88%)
     
  • Dow Jones

    37,986.40
    +211.02 (+0.56%)
     
  • Nasdaq

    15,282.01
    -319.49 (-2.05%)
     
  • Russell 2000

    1,947.66
    +4.70 (+0.24%)
     
  • Petróleo

    83.24
    +0.51 (+0.62%)
     
  • Oro

    2,406.70
    +8.70 (+0.36%)
     
  • Plata

    28.75
    +0.37 (+1.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0661
    +0.0015 (+0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6150
    -0.0320 (-0.69%)
     
  • dólar/libra

    1.2370
    -0.0068 (-0.55%)
     
  • yen/dólar

    154.5620
    -0.0380 (-0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    63,749.61
    -1,044.42 (-1.61%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.97
    +59.34 (+4.52%)
     
  • FTSE 100

    7,895.85
    +18.80 (+0.24%)
     
  • Nikkei 225

    37,068.35
    -1,011.35 (-2.66%)
     

Jesús Luzardo y Jorge Soler brillan en la primera victoria de los Miami Marlins en el 2023

SAM NAVARRO/USA TODAY NETWORK

Jesús Luzardo le dijo adiós a la temporada pasada con el momento más dominante de su carrera. El venezolano pasó por el Clásico Mundial de Béisbol con una sólida demostración para su país y, como para no dejar dudas, comenzó el 2023 con la misma intensidad y éxito.

Si el zurdo logra mantener este nivel de consistencia por el resto de la contienda, la rotación de Miami no echará tanto de menos a Pablo López y habrá encontrado ese segundo as tan necesario para sostener el pulso en una división tan complicada como el Este de la Nacional.

“Este es un paso para llegar al siguiente nivel que es alcanzar la consistencia total’‘, comentó Luzardo. “Era importante mantener controladas las emociones ante una alineación muy inteligente como la de Nueva York. Me quito el sombrero ante ellos, pero la victoria fue muy reconfortante’‘.

Luzardo trabajó sin grandes problemas durante 5.2 episodios y contó con un mínimo respaldo ofensivo del bate de Jorge Soler para que los Marlins vencieran el viernes por la noche 2-0 a los Mets y lograran su primer triunfo de la campaña delante de 14,797 aficionados en el loanDepot park.

PUBLICIDAD

Igualmente, a nadie le pasó por alto que se trataba de la primera victoria en la carrera de Skip Schumaker como dirigente, luego de que fuera contratado en el in invierno para reemplazar a Don Mattingly, de ahí que se realizara una celebración en el clubhouse.

“No sentía algo así desde que pegué mi primer jonrón en Grandes Ligas’‘, exclamó Schumaker de la lluvia de líquidos que sus peloteros vertieron sobre él. “Pero no fue mi victoria. Este es un deporte de jugadores. Ellos son los que te hacen ganar’‘.

Si la primera mitad de la temporada previa estuvo marcada por una actuación intermitente y lesiones, la segunda -a partir de su regreso el 1 de agosto- se desenvolvió de una manera diferente para finalizar con efectividad de 3.03 en 12 salidas, con dos o menos carreras permitidas en nueve de ellas.

Luego, en el Clásico, lanzó cuatro capítulos inmaculados frente a la selección de Israel antes de retornar a la primavera de su equipo y ganarse la segunda plaza en la rotación que durante mucho tiempo ocupara su compatriota López antes de ser canjeado a Minnesota.

Sin lugar a dudas, Luzardo no perdió un paso y salió a trabajar frente a Nueva York como si el tiempo no hubiera transcurrido, al punto que solo le pegaron dos imparables y el primero no llegó hasta la tercera entrada, además de ponchar a cinco hombres.

Su único problema fueron cuatro bases por bolas, pero supo apretar el brazo en momentos de dificultades para mantener a su equipo en la delantera, luego de que Soler pegara su primer cuadrangular de la temporada en la segunda entrada a 407 pies por el jardín central.

El cubano, quien había pegado un doble en la fecha inaugural del jueves, esta vez le dio con contundencia a la bola, incluso en las ocasiones en que fue puesto out y tuvo dos grandes momentos defensivos que fueron de suma importancia en el juego.

Su primera atrapada de destaque se produjo en la parte alta de la segunda sobre un batazo de Pete Alonzo que llevaba pasaporte de extra base y que capturó en la zona de seguridad del jardín derecho, mientras que la segunda se tiró adelante para robarle un sencillo a Starlin Marte que habría, por seguro, remolcado a un corredor estacionado en la segunda base.

“Esto es algo que no se da todos los días’‘, expresó Soler de sus jugados con el guante. “Lo cierto es que me siento comodo en el jardín derecho. En cuanto al jonrón. Vi que [el abridor David Peterson] estaba tirando muchas rectas y me preparé para una de ellas’‘.

La carrera de la seguridad para Miami llegaría en el octavo con el primer cuadrangular de Jazz Chisholm y valga que sirvió de mucho, porque Alonzo sacaría una bola del parque en el novena que detuvo el aliento de los aficionados.