U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,455.48
    +6.50 (+0.15%)
     
  • Dow Jones

    34,798.00
    +33.18 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    15,047.70
    -4.54 (-0.03%)
     
  • Russell 2000

    2,248.07
    -10.97 (-0.49%)
     
  • Petróleo

    73.95
    +0.65 (+0.89%)
     
  • Oro

    1,750.60
    +0.80 (+0.05%)
     
  • Plata

    22.42
    -0.26 (-1.16%)
     
  • dólar/euro

    1.1718
    -0.0029 (-0.25%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4600
    +0.0500 (+3.55%)
     
  • dólar/libra

    1.3681
    -0.0040 (-0.29%)
     
  • yen/dólar

    110.6850
    +0.3840 (+0.35%)
     
  • BTC-USD

    42,892.52
    +486.82 (+1.15%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,067.20
    -35.86 (-3.25%)
     
  • FTSE 100

    7,051.48
    -26.87 (-0.38%)
     
  • Nikkei 225

    30,248.81
    +609.41 (+2.06%)
     

Jubilada estadounidense se retira en México y alucina con lo barato y sencillo que es todo

·4  min de lectura
Stock photograph of beach and waterfront promenade in Mazatlan, Sinaloa, Mexico at twilight blue hour.
Malecón y playa en Mazatlan, Sinaloa, Mexico. Getty Images

En 2006, la estadounidense Janet Blaser decidió retirarse en Mazatlán, México, después de trabajar en la industria editorial y de periódicos durante casi 30 años, en Santa Cruz, California y sus alrededores. Ahora Blaser, de 65 años, ha contado a CNBC cómo es un día típico de sus años de jubilación y lo barato que es todo en comparación con su país y lo que disfruta. 

Vive de los ingresos de su retiro estadounidense en un departamento nuevo a media cuadra del mar, por cuyo alquiler paga 8.500 pesos mexicanos, el equivalente a 428 dólares al mes. Aparte de las necesidades básicas como alquiler, servicios públicos, gas y comestibles, gasta un promedio de 160 dólares al mes (3,180 pesos) para darse gustos como ir a comer, ir al teatro y compras.

Todas esas cifras se antojan completamente ridículas si las comparas con las de Estados Unidos. Y ya no digamos si te fijas en el coste de vida de grandes ciudades como Nueva York, San Francisco, Los Angeles o Miami. 

Su rutina diaria incluye tareas domésticas, compartir con amigos, estudiar español e italiano y escribir. Actualmente trabaja en una antología de relatos de 27 expatriados estadounidenses.

Cada mañana, la mujer se levanta muy temprano y luego de tomarse un café helado sale a la calle.

“Me pongo las chanclas y el café en la mano, camino media cuadra hasta la playa para ver las olas. Si las condiciones son las adecuadas, iré a surfear. De lo contrario, podría dar un paseo por la playa o simplemente ir a nadar”, relata Blaser.

Mexico, Mazatlan, Colorful old city streets in historic city center
Centro histórico de Mazatlán, México/Getty Images

Le gusta pasear por el malecón frente a la playa de 13 kilómetros de Mazatlán, donde existe una “camaradería especial” entre las diversas personas que lo frecuentan: corredores, paseadores de perros, ciclistas, pescadores, surfistas y otros. Luego se dirige a tomar su desayuno favorito, huevos rancheros con salsa verde, generalmente con un café helado. El costo total es sumamente económico (120 pesos mexicanos / unos 6 dólares, incluida la propina).

La mayoría de los lugares tienen Wi-Fi gratis, por lo que a veces lleva su laptop consigo para revisar el correo electrónico o trabajar un poco en su libro sobre expatriados.

Blaser no siempre come en la calle: le gusta comprar sus alimentos varias veces a la semana en varios lugares diferentes.

Mazatlan beach coastline
Mazatlan, México/Getty

“Lo básico incluye un litro de jugo de naranja fresco (60 pesos / 3 dólares) de un puesto cerca de mi apartamento, una barra de pan de masa madre de grano entero fabuloso (65 pesos / 3 dólares) de una panadería local y pescado fresco, como lubina (50 pesos / 2.50 dólares por libra), limpios y fileteados, en un puesto en la playa donde los pescadores traen sus capturas”, enumera.

Para sus necesidades de productos básicos, incluidos los alimentos, Blaser acude a la tiendita de su barrio, donde compra “desde productos frescos hasta detergente y tamales caseros”. También suele ir a un mercado al aire libre donde puede escoger productos de unos 75 vendedores. Además, puede ir a las grandes cadenas de supermercados como Walmart’s y Sam’s Club.

En las tardes visita el Centro Histórico de Mazatlán, que describe como “lleno de hermosos edificios renovados de principios de siglo, como Casa García, una hacienda familiar transformada en un exclusivo restaurante y bar”.

Para cenar, Blaser prefiere tacos, que puede adquirir de carne asada por 25 pesos, a $ 1.25 cada uno.

Es una vida bastante frugal, pero Blaser no puede estar más contenta. “Es glorioso poder vivir una vida sencilla y feliz, y estoy agradecida de que México me permita hacer precisamente eso”, comenta.

También te puede interesar:

VIDEO | Ciclista mexicana se pasó por encima de auto que bloqueaba una ciclovía

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.