U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,228.48
    -55.26 (-1.29%)
     
  • Dow Jones

    33,706.74
    -292.30 (-0.86%)
     
  • Nasdaq

    12,705.21
    -260.13 (-2.01%)
     
  • Russell 2000

    1,957.35
    -43.38 (-2.17%)
     
  • Petróleo

    89.91
    -0.59 (-0.65%)
     
  • Oro

    1,760.30
    -10.90 (-0.62%)
     
  • Plata

    18.97
    -0.50 (-2.56%)
     
  • dólar/euro

    1.0039
    -0.0053 (-0.52%)
     
  • Bono a 10 años

    2.9890
    +0.1090 (+3.78%)
     
  • dólar/libra

    1.1823
    -0.0109 (-0.92%)
     
  • yen/dólar

    136.9300
    +1.0680 (+0.79%)
     
  • BTC-USD

    21,127.12
    -1,693.68 (-7.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    504.88
    -36.72 (-6.78%)
     
  • FTSE 100

    7,550.37
    +8.52 (+0.11%)
     
  • Nikkei 225

    28,930.33
    -11.81 (-0.04%)
     

Julián Álvarez y su adiós a River: la despedida más triste del alumno perfecto que tuvo Marcelo Gallardo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Julián Álvarez se despidió de River como una de las grandes figuras del ciclo de Marcelo Gallardo, pero sin poder ser decisivo en el encuentro ante Vélez
Julián Álvarez se despidió de River como una de las grandes figuras del ciclo de Marcelo Gallardo, pero sin poder ser decisivo en el encuentro ante Vélez - Créditos: @JUAN MABROMATA

Hacía mucho tiempo que Julián Álvarez y River sabían cuál iba a ser la noche del adiós. Lo que no podían imaginar eran las formas ni el contexto. No fue el abrazo esperado. La eliminación en la Copa Libertadores hizo mucho más triste el hasta pronto. Nadie lo había proyectado así en un partido enredado en el que el atacante no pudo sacar toda la emoción que llevaba adentro.

Las despedidas duelen, lastiman. Dejan siempre esa extraña y melancólica sensación que mezcla la alegría de lo vivido y el dolor de lo que se va. Más aún cuando el camino transitado ha sido soñado y glorioso. Quizás, cuando esas partidas tienen una explicación y se maduran con tiempo, el impacto puede ser menor. Pero no dejan de herir. Y la última función de Julián Álvarez caló hondo en el sentimiento colectivo del mundo River por todo lo que representa: el alumno perfecto del técnico más ganador. La joya de la casa dijo adiós en su hábitat natural: sold-out en el Monumental, ese escenario en el que se volvió el gran ídolo de la nueva generación.

La tristeza del final, con una eliminación inesperada; Álvarez jugó su último partido en el Monumental
La tristeza del final, con una eliminación inesperada; Álvarez jugó su último partido en el Monumental - Créditos: @LA NACION/Mauro Alfieri

Número nueve, extremo, mediapunta, volante por afuera… Álvarez brilló por su talento, su compromiso y su polifuncionalidad. Esa libertad para jugar conquistó a Marcelo Gallardo para ir moldeando a un delantero que se mueve por todo el frente de ataque y se luce por su definición, inteligencia, visión de juego, potencia, control, pase y sacrificio defensivo para ser la primera lanza de presión del equipo. Porque Julián no solo hace goles, sino que también los genera. Así fue como se metió en el bolsillo a los referentes del plantel con su mentalidad competitiva y su enorme profesionalismo y hasta al propio Lionel Scaloni, de cara al Mundial de Qatar 2022.

Su explosión entre 2021 y 2022 lo depositará el próximo domingo en el Etihad Stadium junto con la estrella noruega Erling Haaland para ser presentado como nuevo refuerzo de Manchester City, que abonó más de 23 millones de euros por su ficha -en Núñez ingresarán unos 18- y le firmó un contrato por cinco temporadas. Pero, pese al estallido, el joven atacante nunca se mareó ni sacó los pies de la tierra. Su perfil bajo, su forma de trabajar y su constante afán de crecimiento también explican su presente de selección.

Nacido en Calchín, una pequeña localidad de Córdoba de tres mil habitantes a 110 kilómetros de la capital, a los 11 años se probó en Real Madrid durante un mes, pero, como recién podían ficharlo a los 13, optó por no alejarse de su familia. Tuvo pruebas en Boca, Talleres y Belgrano, lo buscó Newell’s y vivió en la pensión de Argentinos Juniors sin poder adaptarse. Hasta que. a fines de 2015, apareció River en el camino de la Araña, que en 2016 comenzó en séptima, al año jugó en sexta y en la Reserva, y en 2018 dio el salto: fue sparring en el Mundial de Rusia, firmó su primer contrato, el 27 de octubre debutó en primera al ingresar por Rodrigo Mora en un 1-0 a Aldosivi en Núñez y se presentó internacionalmente en la final contra Boca en Madrid para ganar la Copa Libertadores con 18 años.

Álvarez, en lucha por la pelota con Nicolás Garayalde; el delantero cordobés fue marcado de cerca por un Vélez que no le dio resquicios
Álvarez, en lucha por la pelota con Nicolás Garayalde; el delantero cordobés fue marcado de cerca por un Vélez que no le dio resquicios - Créditos: @JUAN MABROMATA

Luego del Sudamericano y el Mundial Sub-20, en 2019 se adueñó de la número 9 y empezó a ser pieza importante del recambio de un DT que lo fue moldeando a fuego lento entre prácticas, partidos y pretemporadas. Admirador de Luis Suárez y del Kun Agüero, siempre destacó todo lo que aprendió de Ignacio Scocco, Sebastián Driussi, Lucas Pratto y Pity Martínez en sus primeros pasos. En 2020 fue figura en el Sudamericano de la Sub-23 para entrar a los Juegos Olímpicos de Tokio y comenzó a tener más protagonismo en River tras el parate por la pandemia.

Hasta que en 2021 se produjo el boom: goleador, figura y campeón, para transformarse en un delantero con capacidad para romper cualquier defensa y un potencial sin techo alguno, que le permitió ser seguido de cerca por clubes como Manchester United, Juventus, Milan, Inter, Aston Villa y Ajax y, al fin, fichado por el Manchester City de Pep Guardiola, quien se deshace en elogios cada vez que habla de él.

Álvarez tuvo que despedirse sin goles de River, donde deja una huella inmensa
Álvarez tuvo que despedirse sin goles de River, donde deja una huella inmensa - Créditos: @JUAN MABROMATA

De acuerdo a los datos de Opta, la Araña llegó a su partido despedida con 121 encuentros, 7858 minutos, 54 goles y 29 asistencias para completar una participación en gol cada 95′. Además, tuvo 275 remates (127 al arco con una efectividad del 46,2%) y 229 pases para remates, con un promedio de 2.3 remates y 1.9 pases para remates por partido. Sus números también marcaron hitos. Fue el máximo goleador de la Liga Profesional 2021 que River conquistó con 18 goles y seis asistencias en 21 juegos. Además, de los 35 partidos oficiales donde anotó al menos un gol, el Millonario solo perdió dos, empató cinco y ganó los 28 restantes. Y, como si fuese poco, en el reciente 8-1 sobre Alianza Lima se volvió el primer futbolista de la historia de River en anotar seis goles en un mismo encuentro y el segundo en lograrlo en la Copa Libertadores. Deluxe. Aunque en el cotejo de la despedida no estuvo cerca del gol; Vélez lo marcó bien, con presión e intensidad.

En julio del año pasado, cuando la telaraña comenzaba a crecer, Álvarez dejó pasar una oferta de Orlando City de 10 millones de dólares brutos por su ficha, más un bono de otros dos millones por objetivos. No solo al club le parecía insuficiente, sino que al propio jugador no le sedujo ir a la MLS. Prefirió continuar en Núñez, fortalecer su camino y esperar otra oportunidad. El resto es historia conocida. Lástima que faltó la puntada final, en el partido más triste.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.