U.S. markets closed

La justicia alemana ordena a Volkswagen una compensación parcial a un cliente por el "dieselgate"

El demandante Herbert Gilbert espera la lectura del veredicto sobre el escándalo "dieselgate" de Volkswagen el 25 de mayo de 2020 en el Tribunal Federal de Justicia de Alemania, en Karlsruhe (POOL/AFP | Thorsten Gutschalk)

La suprema corte de justicia alemana condenó este lunes al grupo automovilístico alemán Volkswagen a reembolsar en parte a un cliente de un auto equipado con un motor diésel trucado en un fallo que debería tener influencia en decenas de miles de juicios cinco años después del estallido de este escándalo.

Al equipar a sus vehículos con programas capaces de hacerlos parecer menos contaminantes de lo que en realidad eran, Volkswagen "engañó de manera consciente y sistemática durante varios años" a las autoridades "en una perspectiva de rentabilidad", explicó el juez Stephan Seiters.

El fallo del Tribunal Federal de Justicia (BGH) de Alemania, máxima instancia judicial del país, es el primer revés legal importante para el gigante alemán en este escándalo que ha sumido a la industria automovilística, un pilar de la economía del país, en una crisis histórica de la que todavía no ha salido.

La vista del lunes se refirió específicamente al caso de Herbert Gilbert, de 65 años, que compró un Volkswagen Sharan diésel de segunda mano en 2014, o sea uno de los 11 millones de vehículos que el fabricante de automóviles reconoció en septiembre de 2015 haber equipado con un software que falsea las emisiones contaminantes.

Un Tribunal de Apelación había dado la razón al jubilado y ordenó al fabricante pagar 25.616 euros y aceptar la devolución del vehículo, una suma inferior al precio de compra de 31.490 euros porque los jueces tuvieron en cuenta la pérdida de valor por el uso.

Volkswagen y el demandante apelaron la sentencias, el primero porque considera que no tiene que pagarle una compensación y el otro para recibir el precio total de compra.

Finalmente, el Tribunal Federal de Justicia confirmó la sentencia del tribunal de alzada al dictaminar que Gilbert tiene derecho a un reembolso pero que éste "debe tener cuenta" la utilización del vehículo y por ende su pérdida de valor con el correr del tiempo, lo que excluye un reembolso total del precio de compra.