U.S. markets open in 1 hour 6 minutes
  • F S&P 500

    4,089.50
    +8.25 (+0.20%)
     
  • F Dow Jones

    34,610.00
    +11.00 (+0.03%)
     
  • F Nasdaq

    12,061.50
    +19.25 (+0.16%)
     
  • RTY=F

    1,895.50
    +8.00 (+0.42%)
     
  • Petróleo

    81.66
    +1.11 (+1.38%)
     
  • Oro

    1,798.50
    +38.60 (+2.19%)
     
  • Plata

    22.36
    +0.58 (+2.66%)
     
  • dólar/euro

    1.0474
    +0.0067 (+0.64%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.56
    -1.33 (-6.08%)
     
  • dólar/libra

    1.2212
    +0.0150 (+1.24%)
     
  • yen/dólar

    136.0360
    -2.0440 (-1.48%)
     
  • BTC-USD

    17,131.37
    +272.59 (+1.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.13
    +5.43 (+1.36%)
     
  • FTSE 100

    7,585.31
    +12.26 (+0.16%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

Le queda poco tiempo a Kevin Spacey para definir su futuro

Arranca la batalla legal de Kevin Spacey frente Anthony Rapp, el actor de Star Trek: Discoveryo Rent que lo acusó de agresión sexual en 2017. Según los informes, el interprete exige al protagonista de House of Cards una cantidad de 40 millones de dólares por presuntamente agredirle sexualmente en 1986, cuando tan solo tenía 14 años. El juicio dará comienzo este jueves 6 de octubre en el juzgado federal de Manhattan, Nueva York, y se espera que ambos actores acudan a esta vista que, más allá de las consecuencias legales que pueda traer consigo, supondrá un nuevo punto de inflexión para la carrera de Spacey.

Kevin Spacey en 2022 (Foto: Rasid Necati Aslim/Anadolu Agency via Getty Images)
Kevin Spacey en 2022 (Foto: Rasid Necati Aslim/Anadolu Agency via Getty Images)

Si recordamos, Rapp, ahora de 50 años, afirmó en una entrevista con Buzz Feed que Kevin Spacey lo invitó a una fiesta su casa cuando apenas era un adolescente. Según su testimonio, al final de la noche y aparentemente bajo los efectos del alcohol, el actor de American Beauty lo lo cogió “como un novio levanta a la novia”, se lo llevó a su cama y trató de abusar de él mientras lo sujetaba con fuerza. “Estaba tratando de seducirme”, afirmaba al medio. “No sé si hubiera usado ese lenguaje, pero sabía que él estaba tratando de tener sexo conmigo”.

Había intentado denunciar los hechos con anterioridad, pero no fue hasta la salida a la luz de las acusaciones por abuso de sexual contra Harvey Weinstein cuando el caso saltó a los medios. En 2020 interpuso la denuncia ante los tribunales acusando a Spacey de agresión y de infligirle intencionalmente angustia emocional, sin embargo, la demanda fue inicialmente fue desestimada por el juez Lewis A. Kaplan por haber pasado el límite de tiempo. No obstante, esta finalmente ha acabado llegando a juicio, y esto a Spacey va a complicarle mucho las cosas.

No tanto por la resolución del caso, porque, valorando esta desestimación inicial, cualquier escenario podría ser posible. Más bien porque Kevin Spacey va a volver al ojo público por el mismo tema que sepultó su carrera y en un momento donde acaba de empezar a reconstruir su vida profesional desde las sombras. Aunque apenas haya habido noticias al respecto, en los últimos años ha estado volviendo a actuar en varias producciones europeas buscando volver a salir a flote, como el caso de la cinta italiana L'uomo che disegnò Dio. Y va a tener complicado seguir por este camino si la opinión pública vuelve a estar en su contra y todos los cargos de los que ha sido acusado vuelven a rondar en la conversación social.

Kevin Spacey durante la presentación de 'Baby Driver' en 2017 (Foto: Rochelle Brodin/Getty Images)
Kevin Spacey durante la presentación de 'Baby Driver' en 2017 (Foto: Rochelle Brodin/Getty Images)

Además, el caso de Anthony Rapp es solo la punta del iceberg. Solo en Reino Unido, Spacey se enfrenta a cinco cargos por agresión sexual, teniendo previsto iniciar otro juicio en junio 2023 por presuntamente agredir sexualmente a tres hombres hace más de una década. Es decir, que solo está ante el comienzo de una voraigne que pondrá su nombre en boca de público y medios y que fácilmente puede incrementar la aversión hacia su figura, sobre todo si sale a la luz información hasta ahora desconocida. Y es que al no hablar solo de una vista legal, difícilmente va a evitar salir ileso.

No obstante, como decía, también habría que valorar que cualquier escenario es posible. Y un juicio a su favor perfectamente podría cambiar las tornas. De hecho, ya logró salir indemne de un caso hace unos tres años. Tras ser acusado de agresión por presuntamente manosear en 2016 a un joven en un restaurante en Nantucket, Massachusetts, los cargos se desestimaron después de que los abogados de Spacey argumentaran que el acusador manipuló los mensajes de texto de su teléfono. Y por difícil que parezca, el actor podría apoyarse en los veredictos para reconstruir su carrera y volver a ascender en Hollywood. Aunque desde luego, ganarse de nuevo el respeto de la industria suena casi a misión imposible, especialmente valorando lo mucho que afectaron estas acusaciones a producciones y estudios que habían trabajado con él.

Fue el caso de Todo el dinero del mundo de Ridley Scott, que tuvo que regrabar muchas de sus escenas para sustituir a Kevin Spacey por Christopher Plummer. O de Netflix con la película Gore de Michael Hoffman, cuyo estreno fue cancelado y aún sigue sin ver la luz. Además, incluso se enfrentó a demandas de productores por los daños que causó su despido, como los 31 millones de dólares que tuvo que pagar a los responsables de House of Cards tras una sentencia dictada el pasado mes de agosto.

Aunque, por ahora, lo que esta claro, es que este juicio con Anthony Rapp es el comienzo de una nueva (y complicada) etapa para Kevin Spacey que no va a tardar en dictaminar, casi de forma definitiva, el futuro de su carrera.

Más historias que te pueden interesar: