U.S. Markets open in 1 hr 30 mins

Un Koenigsegg Agera RS, a la venta: ¡menudo coche usado!

feedback@motor1.com (Fernando Moreno)
Koenigsegg Agera RS, a la venta

¿Eres multimillonario y estás esperando al Jesko? A lo mejor, este hiperdeportivo de segunda mano es mejor opción.

Ahora mismo, te voy a hablar de un vehículo de segunda mano, cuyo motor 5.0 V8, biturbo, alcanza los 1.360 CV. No, no me vuelto loco, me refiero a todo un Koenigsegg Agera RS, que está a la venta en el concesionario californiano Lamborghini Newport Beach.  

Koenigsegg, más información

Quizá, para algún multimillonario que está esperando hacer la reserva del nuevo Jesko, esta puede ser una oportunidad aún más interesante. No en vano, el hiperdeportivo sueco tan solo ha recorrido 2.705 kilómetros, por lo que se le puede considerar prácticamente nuevo. Además, la entrega es inmediata...

Este ejemplar se denomina Draken (Dragón) y es uno de los 25 Agera RS producidos, como lo acredita la placa metálica del habitáculo. A diferencia de otras unidades, incluye polvo de diamante en la carrocería y llantas de fibra de carbono, dos extras increíbles, que solo pueden darse en vehículos de este tipo.

Además, conviene recordar que el modelo nórdico es el vehículo de producción más veloz del mundo, ya que obtuvo una velocidad máxima media de 444,6 km/h en 2017. De hecho, en esa misma prueba, realizada en la Ruta 160 de Nevada, entre las Las Vegas y Pahrum, firmó una punta de 457,5.

Koenigsegg Agera RS, a la venta
Koenigsegg Agera RS, a la venta
Koenigsegg Agera RS, a la venta

Veremos si Hennessey, con el Venom F5, o Bugatti, con el Chiron, intentan arrebatar ese registro... con unos neumáticos que sean capaces de soportar, con seguridad, velocidad casi supersónicas. Pero, de momento, el Koenigsegg es el que ostenta el título.      

El precio de venta del Agera RS es todo un misterio. No obstante, cabe recordar que, nuevo, costaba cerca de dos millones de euros, por lo que la cifra rondará ese montante. ¿Cuánto tiempo tardará en venderse? Nosotros apostamos a que muy poco.