U.S. Markets open in 1 hr 13 mins

La campaña que McDonald’s no quiere que veas

La Humane Society of the United States es una de las organizaciones en defensa de los animales más potentes de todo el mundo y ha llevado a cabo acciones en un sinfín de áreas: caza, experimentación con animales en cosmética, adopción o conservación de la fauna salvaje.

Ahora han puesto el punto de mira en una de las compañías más importantes del mundo, nada menos que la todopoderosa McDonald’s, y han mostrado al mundo la terrible realidad que aseguran que se esconde detrás de sus productos.

[Te puede interesar: Esta divertida campaña quiere que dejes de publicar fotos sin camiseta]

Happy Meal” es el nombre del menú más célebre de McDonald’s. Pero, ¿y si su nombre no hiciera honor a la realidad? Según la Humane Society sería más preciso llamarlo “Unhappy meal” debido al maltrato que sufren los animales antes de convertirse en comida.

La ONG ha lanzado un vídeo en el que se muestra el estado en el que se encuentran los pollos que se crían en grandes explotaciones intensivas para surtir a los establecimientos de comida rápida: millones de aves hacinadas en naves en unas condiciones de salubridad que dejan bastante que desear.

Los pollos son seleccionados genéticamente para alcanzar enormes volúmenes en poco tiempo, de modo que muchas veces sus patas no resisten el peso y se rompen. Los animales permanecen desde que nacen encerrados en almacenes, muchas veces con dolorosas heridas que no reciben tratamiento, hasta el momento de su sacrificio.

La Humane Society está trabajando con otras cadenas, como Burger King o Subway, para que empiecen a tomar medidas que mejoren la calidad de vida de los animales de explotación; pero la negativa de McDonald’s a adquirir un compromiso firme y concreto contra el abuso animal les ha costado una campaña que puede dañar seriamente su imagen. ¿Servirá este toque de atención para que tomen nota?

Imagen de la campaña