U.S. Markets close in 1 hr 55 mins

¿Qué pasa con el trabajo en España? El 56% de las empresas asegura que no cubre sus vacantes

Jaime Quirós.- La crisis sigue pegando fuerte en muchos sectores y pocos son los que han salido de esta década maldita sin alguna pérdida en sus condiciones de trabajo, horario, salario o beneficios sociales. A pesar de ello, muchas empresas se quejan de que no encuentran los perfiles profesionales que necesitan.

A pesar de que hay casi 3,5 millones de parados en nuestro país, el 56,6% de las compañías afirman tener problemas para cubrir sus vacantes. Un estudio elaborado por Infoempleo y Adecco apunta que esta brecha, que no es nueva, se ha incrementado en 7,5 puntos porcentuales con relación al año anterior.

¿Se trata de un problema de talento, de salarios, de ajuste entre la formación que se presta en los centros universitarios y de formación profesional y las necesidades de las empresas,…? Aunque posiblemente haya un poco de todo, no deja de llamar la atención que la falta de talento sea mayor en unos puestos y categorías que en otros.

Las parcelas donde las empresas tienen más problemas para cubrir los puestos vacantes son, por este orden, el área de comercial y de ventas (el 27,4% de las compañías no encuentran lo que buscan), tecnología e informática (20,8%) e ingeniería y producción (19,8%). En el otro extremo están las actividades de medios, editorial y artes gráficas (apenas un 3,9% tienen dificultades para cubrir las plazas), seguida de legal (4,6%) y recursos humanos.

[También de interés: Por qué las empresas tecnológicas ya no contratan a universitarios]

Personas sin trabajo entran un una oficina de empleo en Madrid. (Foto AP/Paul White)

La mayor parte de las compañías buscan candidatos jóvenes y con experiencia. Aquí viene el primer error: es difícil encontrar profesionales con título universitario, máster y tres años de experiencia con menos de 27 ó 28 años. Las matemáticas no engañan.

El segundo problema es que la mayoría de las empresas no publican en su oferta el salario que están dispuestas a pagar porque consideran que de esa forma van a recibir más candidaturas. Craso error porque los profesionales con buena formación y experiencia tienen un precio.

Otras dos razones potentes de esta falta de talento que las empresas encuentran al buscar candidatos especialización son la falta de perfiles concretos y la sobrecualificación. ¿Quién no conoce a alguna persona que se ha quitado cursos y experiencia del curriculum para ofrecerse como candidato a puestos que están por debajo de sus expectativas teóricas?

Llevamos décadas oyendo que la universidad y la empresa corren en España caminos paralelos. Es más, a veces se diría que hay un muro en medio y apenas tienen oportunidad de mirarse. Fracaso tras fracaso hasta el infinito.

Va siendo hora de tender puentes entre el mundo académico y el mundo de la empresa. Que las empresas empiecen a definir qué perfiles necesitan, que sean generosas en la retribución del talento y que se abran vías de comunicación fluidas entre las empresas y los centros de formación (universidades, escuelas de FP y centros de postgrado) para definir juntos un modelo de educación más realista.

IDNet Noticias

laotracaradelamoneda