U.S. markets open in 5 hours 28 minutes
  • F S&P 500

    4,159.50
    -3.00 (-0.07%)
     
  • F Dow Jones

    33,934.00
    +11.00 (+0.03%)
     
  • F Nasdaq

    13,973.75
    -40.25 (-0.29%)
     
  • RTY=F

    2,257.60
    +1.90 (+0.08%)
     
  • Petróleo

    63.71
    +0.25 (+0.39%)
     
  • Oro

    1,762.90
    -3.90 (-0.22%)
     
  • Plata

    25.90
    -0.06 (-0.25%)
     
  • dólar/euro

    1.1988
    +0.0011 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5300
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    16.62
    -0.37 (-2.18%)
     
  • dólar/libra

    1.3752
    -0.0033 (-0.24%)
     
  • yen/dólar

    108.8630
    +0.1470 (+0.14%)
     
  • BTC-USD

    61,565.28
    -1,532.91 (-2.43%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,368.94
    -12.00 (-0.87%)
     
  • FTSE 100

    7,015.91
    +32.41 (+0.46%)
     
  • Nikkei 225

    29,683.37
    +40.68 (+0.14%)
     

La energía eólica marina ya es rentable en España

Jaime Quirós
·5  min de lectura

La energía eólica marina, del mismo modo que la eólica terrestre, es la energía que se obtiene por la fuerza producida por el viento. La única diferencia es que los aerogeneradores se ubican en el mar, donde el viento disponible para generar energía puede ser el doble que en tierra. En un país como España, rodeado por kilómetros de costa, el potencial de la eólica marina podría ser clave para el desarrollo de la energía sostenible, y una posibilidad para la reactivación económica.

Y es que, según todas las voces expertas, la energía eólica marina tiene un prometedor futuro. Gracias a los avances de los últimos años, este tipo de energía, que requiere una gran inversión de partida, comienza a ser rentable.

La gran profundidad del fondo marino español ha sido el principal inconveniente para el desarrollo de este tipo de energía, que dificulta y encarece el proceso de instalación de los aerogeneradores. La alternativa ha sido crear molinos de viento flotantes, pero la complejidad de construir un aerogenerador que está en movimiento se multiplica. A medida que la tecnología permita abaratar los costes de instalar parques eólicos flotantes y no fijos, estos podrían multiplicarse, acelerando la actividad del sector industrial y con una creación de empleo que facilitaría la recuperación económica del país.

También de interés:

Offshore wind park at daybreak. 3d rendering.
En el mar, el viento disponible para generar energía puede ser el doble que en tierra y en un país como España, rodeado por kilómetros de costa, la eólica marina tiene un gran potencial. Foto: Getty Creative.

Gracias a los avances en I+D de los últimos años, este tipo de aerogeneradores ya comienzan a ser competitivos en algunas partes del país. En Canarias, por ejemplo, donde la electricidad tiene un coste superior al de la península, este tipo de energía se convierte en competitiva desde el punto de vista económico.

Muchas posibilidades para el futuro de la eólica marítima

Lo más interesante de la energía eólica marina es que se encuentra en un estado muy inicial, lo que deja un horizonte muy abierto para explotar todas sus posibilidades. En Europa sólo hay dos parques en pleno funcionamiento, uno en Escocia y otro en Portugal, y en España todo lo que hay es todavía experimental.

Su despegue se prevé a partir de la segunda mitad de esta década y “España tiene todas las características para liderar el mercado”, ha asegurado recientemente el director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio Márquez. “Hay que reproducir el éxito de la eólica terrestre –en la que España está entre los líderes mundiales– a la eólica marina flotante”, añade. En este sentido, los fondos europeos para la recupe­ración ofrecen una “tremenda oportunidad”. Por este motivo, la AEE ha pedido al Gobierno central que destine al sector cerca de 340 millones de ­euros en ayudas para el desarrollo de proyectos de la eólica marina.

El desarrollo de esta industria en la península Ibérica durante las próximas dos décadas supondría un impacto socioeconómico considerable. Para 2030 la industria de la eólica marina podría crear alrededor de 50 mil puestos de trabajo de alta cualificación y alcanzar un volumen de negocio de 5.000 millones de euros de facturación anual, según datos de EIT InnoEnergy.

Por otra parte, según cálculos de Sarens, líder mundial y referencia en servicios de alquiler de grúas, izaje pesado e ingeniería de transporte, España necesitaría construir en 30 años unos 85 parques eólicos marinos con una potencia de 200 MW cada uno si quiere cumplir con los objetivos planteados en la última feria sobre energía eólica marina organizada por la Asociación Europea de Energía Eólica, Wind Europe.

Las ventajas de producir energía en el mar

La ubicación de los aerogeneradores en el mar es muy ventajosa porque el viento disponible para la generación de electricidad puede ser el doble que en tierra, con velocidades elevadas y vientos estables debido a la inexistencia de barreras. Además, en medio del mar se pueden crear infraestructuras más grandes, con lo que se aprovecha la economía de escala.

Según, la Asociación Empresarial Eólica (AEE), las renovables han alcanzado el 43,6% de la generación de energía eléctrica en 2020, donde la eólica, tanto marina como terrestre, es responsable del 21,7%. El sector eólico ha contribuido de forma relevante al desarrollo económico sostenible de España creando industria y tecnología, evitando emisiones de gases de efecto invernadero, generando empleo de calidad y riqueza local, realizando un importante esfuerzo fiscal, mitigando las importaciones de combustible fósil y reduciendo el coste de la electricidad para los consumidores.

Al mismo tiempo, la energía del carbón tiene fecha de caducidad. Para que el cierre, inevitable, de este tipo de industria no traiga consigo una destrucción del tejido productivo, debe ir acompañados de un plan de reestructuración hacia otros sectores con mayor potencial, como la eólica marina. Hay que tener en cuenta sus grandes beneficios futuros, más allá de la elevada inversión inicial.

La Unión Europea (UE) se ha comprometido a ser climáticamente neutra en 2050 y ser una economía moderna, eficiente y competitiva en el uso de los recursos. Esto implica ampliar la capacidad de producir y utilizar energías más limpias, asequibles, fiables y accesibles a través de tecnologías listas para competir en los mercados con el objetivo de aportar beneficios a la economía de la zona euro.

Hay que consolidar el salto cualitativo a las renovables ya que el sector industrial es uno de los que mejor combate los ciclos económicos. Ante una crisis como la actual, parece necesario replantear el modelo económico español.

También te puede interesar:

VIDEO | Se prevé que las energías renovables superen al carbón

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias