Mercados cerrados

La estafa de las hamburguesas de falsa carne de vacuno que se hacían en Burgos

La Guardia Civil ha detenido a 14 personas acusadas de un delito de estafa y otro contra los derechos de los consumidores en el marco de la llamada ‘operación Catering’. Los arrestados están relacionados con la empresa Eurofrits S.A., con sede en Burgos, y que supuestamente vendía hamburguesas y albóndigas ultracongeladas de baja calidad en las que apenas había carne de vacuno.

En la etiqueta de todos estos productos se especificaba un porcentaje elevado de carne de vacuno que luego no era tal. Los científicos de la Guardia Civil encontraron que la mayor parte de los productos estaban hechos a base de una mezcla de carne de cerdo, soja, grasa o complementos panarios. 

Eurofrits vendía carne falsa de vacuno, según la Guardia Civil (Thinkstock)

La operación Catering se inició en diciembre de 2015 con una serie de inspecciones a los artículos comercializados por Eurofrits, una empresa que tiene 150 trabajadores cuya fábrica está en la zona de Villagonzalo-Arenas, a las afueras de Burgos. 

En este lugar se elaboran productos ultracongelados a base de carne, como hamburguesas o albóndigas, especialidades de ave, de patata, de pescado además de croquetas.

La Guardia Civil ha revelado que los diferentes elaborados en la planta, comercializados generalmente como ultracongelados, podían llegar a contener menos del 25% de carne vacunaEstas prácticas se remontan a 2002.

La operación que ha puesto a Eurofrits en el punto de mira de los consumidores se inició por la denuncia de un extrebajador de la compañía que fue despedido acusado de estafa. La Guardia Civil considera que el alcance de la comercialización de los artículos fraudulentos se sitúa en “cotas muy elevadas”.

El Mundo informa que Eurofrits no produce productos para otras compañías, por lo que ningún artículo de marca blanca estaría afectado. El mismo medio ha contactado con los responsables de la compañía, que niegan las acusaciones y aseguran que no existe un problema de salud pública. Esas mismas fuentes sí reconocen un problema en el etiquetado que “está subsanado desde diciembre de 2015”.