Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,487.03
    +13.80 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    38,834.86
    +56.76 (+0.15%)
     
  • Nasdaq

    17,862.23
    +5.21 (+0.03%)
     
  • Russell 2000

    2,025.23
    +3.22 (+0.16%)
     
  • Petróleo

    81.37
    -0.20 (-0.25%)
     
  • Oro

    2,342.70
    -4.20 (-0.18%)
     
  • Plata

    29.57
    +0.00 (+0.00%)
     
  • dólar/euro

    1.0754
    +0.0010 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2170
    -0.0620 (-1.45%)
     
  • dólar/libra

    1.2735
    +0.0026 (+0.20%)
     
  • yen/dólar

    157.8640
    +0.0450 (+0.03%)
     
  • Bitcoin USD

    65,436.98
    +4.10 (+0.01%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,386.86
    +49.11 (+3.67%)
     
  • FTSE 100

    8,196.86
    +5.57 (+0.07%)
     
  • Nikkei 225

    38,570.76
    +88.65 (+0.23%)
     

La otra fórmula secreta de Coca Cola que una presunta espía china intentó robar

Bottles of Coca-Cola are on display at a grocery market in Uniontown, Pa, on Sunday, April 24, 2022. Coca-Cola reports earnings on Monday, April 24, 2023. (AP Photo/Gene J. Puskar)
Botellas de Coca-Cola en un mercado de comestibles en Uniontown, Pensilvania, el domingo 24 de abril de 2022. Foto: AP/Gene J. Puskar (ASSOCIATED PRESS)

En agosto de 2017, Coca Cola anunció que despediría a 1.200 empleados y la Dra. Shannon You, una experimentada química de 50 años, se encontraba entre ellos. La científica no se iba a quedar de brazos cruzados: después de cinco años trabajando para el gigante de las bebidas, tenía acceso a datos que valían millones de dólares… y hace meses había decidido usarlos a su favor.

Cada vez que una empresa despide a alguien, existe la posibilidad de una filtración. Coca-Cola, poseedora del secreto comercial más famoso del mundo, estaba preparada con un esquema de clasificación digno de una oficina de inteligencia y un software que rastrea el uso de datos por parte de los empleados.

Según un informe de Bloomberg, Shannon You, en particular, tuvo acceso a una parte de la información más sensible: las recetas químicas detalladas para los revestimientos de plástico de 2 micras de espesor dentro de las latas que utilizaba y vendía Coca-Cola.

La otra fórmula secreta

Un fiscal federal describiría estos datos más tarde como la “otra fórmula secreta” de la empresa. Desarrolladas a un gran costo, probablemente fueron incluso más importantes que la receta guardada para el refresco en cuestión. Sin un revestimiento, la famosa bebida de 137 años erosionaría el metal.

PUBLICIDAD

La mayoría de los objetos que tocamos tienen una ligera capa de revestimiento. Muchas son desarrolladas y vendidas por compañías de pinturas y recubrimientos como Akzo Nobel, Dow Chemical, PPG Industries y Sherwin-Williams.

Las latas de bebidas de aluminio que usa Coca Cola son particularmente complicadas. Las fábricas más grandes estampan 16 millones de latas al día; cada una requiere un recubrimiento interior perfectamente uniforme, rociado en segundos.

Las fórmulas de estos revestimientos en realidad no pertenecían a Coca-Cola, sino a las empresas multinacionales de pinturas que eran sus socias. Pero You se había convertido en el principal contacto entre ambas partes. En 2012, la corporación la había contratado como ingeniera en jefe en su división de investigación global, responsable de ayudar a decidir qué formulaciones sin BPA se presentarían para su aprobación.

Su papel era importante porque, en aquel momento, los consumidores empezaban a preocuparse por la presencia en los alimentos del bisfenol A o BPA, que puede interferir con el sistema endocrino del cuerpo y aumenta el riesgo de una serie de problemas de salud.

Las empresas tardaron varios años y varias generaciones de revestimientos en crear formulaciones saludables que no comprometieran la durabilidad. El término técnico para la categoría nueva se llamó BPANI (bisfenol A no intencional) para productos nominalmente libres de BPA.

También te puede interesar:

Latas de Coca-Cola y Diet Coke en una hielera en una tienda de delicatessen en Portland, Oregón. Foto AP, Archivo
Latas de Coca-Cola y Diet Coke en una hielera en una tienda de delicatessen en Portland, Oregón. Foto AP, Archivo (ASSOCIATED PRESS)

Un informe interno de Coca Cola sobre la actividad de la Dra. You en uno de sus últimos días de trabajo muestra cómo intentó varias veces sin éxito mover archivos de una computadora de la corporación a su disco duro.

No fue hasta finales de mes que encontró una solución, cuando usó su teléfono para tomar una serie de fotos del monitor de la computadora. También cargó varios archivos cifrados desde su computadora a una cuenta personal de Google Drive, movimiento que el sistema de seguridad de Coca Cola no pudo bloquear.

Unas semanas antes de ser despedida, sin el conocimiento de sus supervisores, You viajó a la ciudad china de Weihai para reunirse con empresarios que la iban a ayudar a abrir su propia empresa de recubrimientos. Para financiar la empresa, You estaba solicitando millones de dólares del gobierno y, mientras estaba en la ciudad, tuvo una entrevista para un programa provincial de subvenciones llamado Yishi-Yiyi.

También volaría a Beijing para presentar otra solicitud, esta vez para un programa nacional de subvenciones llamado Thousand Talents. El dinero, escribió en su solicitud, ayudaría a la empresa que cofundó a “construir la primera línea de producción de recubrimientos BPANI en China”.

¿Espionaje chino?

You no sabía que tres años más tarde iría a juicio por fraude electrónico, conspiración para robar, posesión de secretos comerciales y espionaje económico. Los fiscales federales argumentaron que las víctimas de sus crímenes fueron las siete empresas que, a un costo de casi US$ 120 millones, desarrollaron los revestimientos.

Los funcionarios de contrainteligencia occidentales creen que los programas de subvenciones chinos como Thousand Talents -que atraen de regreso a los científicos chinos que se marcharon al extranjero en busca de oportunidades profesionales- son una “fachada”.

“La realidad es que es una fachada completa para las operaciones de inteligencia”, dijo a Bloomberg Jay Tabb, ex subdirector ejecutivo del FBI que dirigía su rama de seguridad nacional cuando You fue acusada. “Ahora sabemos por muchos, muchos, muchos casos que estos programas son una forma en que el gobierno chino y el Partido Comunista Chino reclutan personas para recopilar información ilegalmente”.

Coca Cola tiene otra fórmula secreta y así fue como una presunta espía china intentó robarla. Foto: Getty Images
Coca Cola tiene otra fórmula secreta y así fue como una presunta espía china intentó robarla. Foto: Getty Images (Mint Images via Getty Images)

¿Quién es Shannon You?

You llegó a los Estados Unidos desde China con una beca académica en 1990, obtuvo una maestría de la Universidad Estatal de Kent en Ohio, y luego un doctorado en ciencia e ingeniería de polímeros de la Universidad Lehigh de Pensilvania. Se convirtió en ciudadana estadounidense en 1999 y se estableció con su hija y su esposo, un ingeniero mecánico, en Delaware.

Con el tiempo, cambió su especialidad a las tecnologías de abrasión, y co-inventó adhesivos similares al papel de lija para amoladoras industriales y películas a prueba de rayones que pueden bloquear los rayos láser.

Era una profesional brillante, pero su personalidad levantaba señales de alerta constantemente. “La Dra. You era muy agresiva en su enfoque”, testificaría Dan Leschnik, gerente de servicios técnicos globales de Akzo Nobel NV, en su juicio. “Insistía en obtener información adicional, no solo hasta el nivel de los componentes, sino también sobre las cantidades específicas de cada ingrediente”.

Afirmó “que sabía más sobre la química de los polímeros que nosotros”, testificó Tom Mallen, vicepresidente de cumplimiento y marketing tecnológico de la división de empaques de Sherwin-Williams, “y que necesitábamos revelarle nuestra química para que ella pudiera saber si valía la pena mirar el material o no”.

You, con una hermana y una madre enferma en China, encontró atractiva la idea de irse a formar su propia compañía. En su solicitud de Thousand Talents, You estimó que el mercado de recubrimientos BPANI en China, donde no había un proveedor nacional, valía alrededor de 20 000 millones de yuanes (US$ 2.900 millones) al año.

Decenas de millones de dólares en datos confidenciales

En dos años, You había acumulado una base de datos de fórmulas de revestimiento personal valorada en decenas de millones de dólares. Su computadora en la sede de Coca-Cola era el único lugar en el mundo donde coexistían todos esos secretos comerciales.

A principios de 2017, You se contactó con Liu Xiangchen, gerente general de una empresa química llamada Weihai Jinhong Group, con sede en Weihai, provincia de Shandong. La idea que propuso Liu fue que su empresa fabricara los recubrimientos y luego escindiera una empresa independiente. A cambio de supervisar el proceso, sería dueño del 5% de la nueva empresa, mientras que You sería su directora de tecnología y poseería una tercera parte.

Liu se presentó como un experto en obtener dinero del gobierno y solicitó en nombre de You subvenciones nacionales y provinciales por un valor total de 30 a 50 millones de yuanes. Las solicitudes de You afirmaban falsamente que ella misma había “fabricado las tecnologías de producción y preparación de recubrimientos BPANI de segunda generación más avanzadas del mundo”.

Más tarde, los investigadores encontrarían en el disco duro externo de You una licencia de patente de Coca-Cola que otorgaba a Weihai Jinhong permiso para usar sus recubrimientos BPANI y técnicas de fabricación. Esa licencia, citada varias veces en su solicitud de Thousand Talents, era falsa.

En febrero de 2018, Liu recibió la confirmación oficial de que You había ganado los premios de Thousand Talents y Yishi-Yiyi, lo que le otorgaba un total de 5 millones de yuanes durante cuatro años.

Weihai Jinhong tenía el plan de formar una sociedad con un proveedor extranjero (la empresa italiana Metlac SpA, una de las principales empresas europeas de recubrimientos que You había contactado en un trabajo anterior) para obtener licencias legítimas de fórmulas de revestimiento existentes y así producirlas en el mercado chino.

Luego, durante unos años, You y su equipo pudieron incorporar tranquilamente las fórmulas BPANI que ella se llevó de Coca Cola en sus propios productos, acortando años de prueba y error. Con Weihai Jinhong, You tendría una participación del 33,5% y un salario de 600.000 yuanes al año.

An Eastman Chemical company sign stands outside  the recently renovated chemical plant in Texas City, Texas May 18, 2012. The Texas City plant makes materials used in garden hoses and other plastic products, and cheap natural gas gives it a price edge for exporting to Europe. Picture taken May 18, 2012.  REUTERS/Richard Carson    (UNITED STATES - Tags: ENERGY BUSINESS)
Un cartel de la compañía Eastman Chemical se encuentra fuera de la planta química recientemente renovada en Texas City, Texas. Foto tomada el 18 de mayo de 2012. REUTERS/Richard Carson (Richard Carson / reuters)

Mismo modus operandi

Pero antes de Weihai Jinhong, You había conseguido un trabajo en Tennessee, en Eastman Chemical, donde ganaría US$ 157,000 al año, un ligero aumento sobre su salario en Coca Cola, con un bono de firma de US$ 15,000.

El tiempo de You en Eastman Chemical resultaría más corto y más tumultuoso que en Coca-Cola. Eastman, escindida en 1994 de la otrora poderosa Eastman Kodak Co. y con sede en Kingsport, Tennessee, es un importante productor de polímeros utilizados por las empresas de recubrimientos.

Uno de sus supervisores de Eastman era Deep Bhattacharya, en ese momento director global de tecnología para el negocio de revestimientos y tintas de la empresa. Cuando los proveedores de Coca-Cola se enteraron de que Eastman la había contratado, varios se acercaron a su nuevo empleador.

“Muchos de nuestros clientes en realidad compartieron su preocupación acerca de tener a la Dra. You trabajando en algunos de esos equipos de proyectos debido a la experiencia que tuvieron mientras trabajaba en Coca-Cola”, testificó Bhattacharya.

Durante ese breve tiempo en Eastman, You contactó al proveedor italiano Metlac para programar reuniones sobre la colaboración en el mercado chino. Hizo creer a Metlac que el director ejecutivo de Eastman, Mark Costa, la acompañaría y se ofreció a hablar con el director ejecutivo de Metlac, Pier Ugo Bocchio, no necesariamente sobre Eastman, sino sobre una empresa china que, como dijo en un mensaje de texto, estaba “muy interesada en trabajar con You para entrar en este campo”.

Nadie en Eastman tenía idea de lo que estaba haciendo.

El junio de 2018, después de una acalorada discusión, el departamento de recursos humanos de Eastman decidió despedir a la científica, quien se fue a casa y se conectó a la red de la empresa para repetir el mismo procedimiento que en Coca Cola.

Pero esta vez un técnico de seguridad informática pudo acceder al disco duro y encontró, además de los datos de Eastman, sus documentos de Coca-Cola, perfectamente organizados en carpetas con los nombres de las empresas químicas de las que los había obtenido. El principal investigador global de Eastman, un ex agente del FBI, se acercó a sus ex colegas allí y entregó los dispositivos de You.

You encontró rápidamente otro trabajo, como ingeniero principal en XG Sciences, un fabricante de nanomateriales en Lansing, Michigan. Viajó nuevamente a China, donde Liu le dio algo de efectivo y la guiaron a través del proceso de compra de un apartamento de lujo frente al mar para que pudiera tener un lugar en China donde guardar el dinero de su subvención.

En septiembre de 2018, voló de regreso a EEUU y fue recibida en el aeropuerto de Atlanta por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza, y bajo las órdenes del FBI.

El FBI en Knoxville, Tennessee, ya tenía una orden de allanamiento para el disco duro que Eastman había recuperado, y luego obtendrían órdenes para el email de You en Yahoo! y sus cuentas de Google.

Se desmorona el negocio

Tras recuperar sus dispositivos, eliminó su historial de chat, que los agentes ya habían copiado, y siguió adelante con sus planes. Metlac fue definitiva: no quería formar parte del trato y no quería trabajar con You. Sin un socio ya establecido en la industria, el equipo de Weihai Jinhong estaba en un callejón sin salida.

Según Bloomberg, hay evidencia de que el propio gobierno chino ha comenzado a preocuparse por el fraude generalizado en sus programas de financiación tecnológica.

El 12 de febrero de 2019, un gran jurado federal en Tennessee presentó cargos de fraude electrónico y robo de secretos comerciales contra You y Liu. Dos días después, el FBI la arrestó en su departamento en Lansing.

You le dijo a Bill Leckrone, el investigador principal del caso, que nunca tuvo “la intención de desarrollar nada” y tampoco la intención de compartir sus secretos con nadie.

En agosto de 2020, un gran jurado federal emitió una acusación de reemplazo agregando cargos de espionaje económico, porque supuestamente actuó para beneficiar a un gobierno extranjero a través de un negocio que apoyaba, y agregó a su tía como acusada.

En el juicio de You, celebrado en Greeneville, Tennessee, en abril de 2021, sus abogados negaron que las fórmulas de recubrimientos de las que fue acusada de robar fueran secretos comerciales. La sentencia llegó en mayo de 2022: 14 años de prisión para You.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China se negó a comentar directamente sobre el caso, pero dijo que el gobierno ha dado instrucciones a las entidades pertinentes para que respeten las leyes y la ética internacionales cuando participen en programas de talento en el extranjero.

“El gobierno inventó completamente mi caso”, dijo You a Bloomberg desde un teléfono de la penitenciaría de baja seguridad en Aliceville, Alabama, donde está cumpliendo su condena.

You insistió en que tiene “una buena educación” y es “muy conocida en el campo, por lo que viajé a China para hacer negocios”. “Así que esa es la razón por la que me atacaron”.

“El juez está completamente, completamente, del lado del gobierno”. “Esto no es robo, drogas o asesinato. Tenía algunos archivos en mi casa que otra persona me envió”, alegó.

También te puede interesa | EN VIDEO: Un paso hacia la autonomía europea del chip