U.S. Markets open in 2 hrs 8 mins

La UE quiere que los billetes de avión sean mucho más caros… para salvar el planeta

El Cambio Climático es una realidad y el mundo se encamina hacia un desastre medioambiental. ¿Estamos a tiempo de salvar el planeta? ¿Hemos llegado a una situación límite o todavía se puede revertir? Ursula Von der Leyen, la que a partir del mes de noviembre de ocupará la Presidencia de la Comisión Europea, considera que el Viejo Continente puede liderar las políticas verdes y frenar el Apocalipsis al que nos dirigimos. Y para ello, va a tomar una serie de medidas que no van a contentar a casi nadie.

Bajo el nombre de Nuevo Acuerdo por la Justicia Verde (Green and Fair New Deal), Ursula Von der Leyen espera que Europa reduzca drásticamente las emisiones de CO2 y que para 2050 el Viejo Continente tenga una huella neutra. Es decir, que no contamine en absoluto.

REUTERS/Fabian Bimmer

Para conseguir este ambicioso objetivo, la futura presidenta de la Comisión ha preparado cinco medidas estrella:

1) Aumento de los fondos comunitarios orientados a promover políticas de eficiencia energética.

2) Veto a la producción energética con carbón, con ayudas compensatorias para las regiones afectadas.

3) Desarrollo de un plan para el aprovechamiento de la energía eólica marina a nivel comunitario.

4) Plan de subvenciones para multiplicar por 10 el parque de automóviles eléctricos en Europa.

5) Aprobación de un impuesto al transporte aéreo valorado en 750 millones de euros anuales.

Sin duda, esta última medida es la más controvertida. Von de Leyen quiere que las aerolíneas paguen más del doble de impuestos de los que pagan en la actualidad para paliar el daño que sus aeronaves hacen al medioambiente. Pero como las compañías aéreas manejan unos márgenes de benéficos tremendamente estrechos –existe tal competición entre ellas que no pueden ser más rentables- este impuesto repercutirá directamente sobre el precio del billete.

En España, pagamos en impuestos unos 20 euros por trayecto de corto alcance, 30 euros por trayecto de medio alcance y unos 60 euros en vuelos de largo alcance. Estas cifras se van a duplicar si el Green and Fair New Deal sale adelante, encareciendo de manera notable el precio del billete.

¿Ursula Von der Leyen quiere que dejemos de viajar? En absoluto. Su idea es que nos movamos por Europa en tren eléctrico o en coche eléctrico y que solo volemos en caso necesario. Un escenario irreal ya que un viaje de Madrid a París en avión tiene una duración de 2 horas, mientras que el mismo viaje en tren no baja de las 12 horas. ¿Nos dará la Unión Europea días libres extra para gastar en viajes?