U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,411.50
    -3.50 (-0.08%)
     
  • F Dow Jones

    34,979.00
    -19.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    15,045.50
    -0.75 (-0.00%)
     
  • RTY=F

    2,213.90
    -5.50 (-0.25%)
     
  • Petróleo

    70.40
    -0.16 (-0.23%)
     
  • Oro

    1,811.40
    +1.30 (+0.07%)
     
  • Plata

    25.73
    +0.15 (+0.58%)
     
  • dólar/euro

    1.1882
    +0.0014 (+0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    1.1760
    +0.0020 (+0.17%)
     
  • Volatilidad

    18.04
    -1.42 (-7.30%)
     
  • dólar/libra

    1.3929
    +0.0014 (+0.10%)
     
  • yen/dólar

    109.0300
    -0.0200 (-0.02%)
     
  • BTC-USD

    38,039.34
    -847.38 (-2.18%)
     
  • CMC Crypto 200

    930.40
    -13.04 (-1.38%)
     
  • FTSE 100

    7,105.72
    +24.00 (+0.34%)
     
  • Nikkei 225

    27,603.57
    -38.26 (-0.14%)
     

'Las cosas claras' y Cintora se van pero le dejan una lección a TVE

·6  min de lectura

Por Lucas Ferreira.- Este jueves 22 de julio ha sido el último día en que Jesús Cintora ha aparecido en nuestros televisores presentando Las cosas claras en La 1 de TVE. Un programa que se emitió por primera vez el pasado 16 de noviembre y cuya 173ª emisión ha comenzado con un mensaje claro y rotundo. Un disparo que ha ido directo a avivar la polémica por su cancelación.

Buenos días. Estamos en el último día de este programa, 'Las cosas claras', en la pública. Gracias por acompañarnos. Aquí estamos, nos cierran, pero vamos a seguir contando hasta el último minuto lo que pasa…. Vamos, que nos echansentenciaba el presentador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

En definitiva, una opinión que no parece ser solo suya y en la que le han acompañado sus colaboradores, el más reivindicativo de ellos, Joaquín Moeckel, diciendo: “es un cierre a la libertad”. Cintora no se quedó ahí, sino que siguió parafraseando al poeta Antonio Machado, “el mañana no está escrito”, y haciendo referencia a que el escritor “también fue perseguido”.

Todo un dardo. Pero, ¿contra quién? Pregunta que, por el momento, se va a quedar sin respuesta, ya que el periodista acabó su directo de hoy con estas palabras: “Hacemos periodismo, hay gente que por detrás hace otras cosas. Y con eso tenemos un problema muy gordo”. ¿Podríamos suponer a quién se refería? Quizás, ayer mismo se dirigía a sus espectadores así: “les molesta que hablemos del precio de la luz en 'Las cosas claras'. Por cierto, nos quedan dos días. Hoy y mañana. A mí por lo menos, y les molesta que hablemos del precio de la luz. Les molestaba hace quince días, pero es que ha seguido subiendo". A lo que añadió, en referencia a su inminente final como presentador de este programa, “esa es la decisión de la pluralidad”.

Con todo esto, la polémica por su final y las críticas de miles de espectadores que acusan de un “despido político” son doble trending topic en Twitter. Los hashtags #lascosasclaras173 y #SoloconCintora sumaban a media tarde más de 50.000 menciones, estando entre los más virales del día en España.

Las redes se han llenado de muestras de apoyo, entre las que caben destacar las de sus colegas de profesión, como el también escritor Carlos Hernández (“Inexplicable y penoso que TVE acabe con este espacio de periodismo plural y libre”) o Gorka Landaburu (“se prescinde de un gran profesional… nuestros medios de comunicación necesitan una gran reflexión. La información tiene demasiados intereses oscuros”), o el Juez Joaquim Bosch (“Es una mala noticia para el pluralismo en una sociedad democrática, y también afecta al derecho a la información”), pero también de otros muchos que han valorado su tratamiento informativo o que califican el fin del programa como “un despido político”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por otro lado, parece que la polémica es compañera de viaje de Jesús Cintora. Ya sucedió cuando llevó a Las mañanas de Cuatro a ser líder de audiencia en 2015 y fue despedido, según rumores periodísticos nunca oficiales, por presiones políticas. Ya en 2020, el anuncio de que tras Las cosas claras estaba una productora externa -Lacoproductora, que seguirá encargándose de dar contenido a esta franja horaria- no fue bien recibido por el Consejo de informativos de RTVE que lo criticó abiertamente e inició una campaña en redes con el hashtag #LasCosasOscurasRTVE. La directora de magazines, además, dimitió de su cargo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es así, en su despedida apoyado por el público y con polémica incluida, que Las cosas claras le deja una lección a la cadena pública que debería tener en cuenta. Sobre todo por su necesidad a la hora de subir audiencias después de cerrar el pasado mes de junio con una media del 8,1% de share. Es decir, el peor dato de su historia y por tercer mes consecutivo.

Dejando a un lado si se trata de una producción externa o no, Cintora y su equipo demostraron a la cadena cómo hacer competencia en una franja competitiva, creando un programa con tono fresco y directo en la manera de exponer y tratar los temas, sin recurrir a la épica ni a la hipérbole, y generando más debate que polémica y polaridad. Una apuesta por ofrecer información -política, económica y social- con un estilo cercano combinando datos y hechos, con análisis y valoración enfrentando opiniones, pero sin dogmatismo ni tendenciosidad. Tuvo sus desaciertos, como el asalto en plena calle de una de sus reporteras al expresidente Mariano Rajoy, pero la audiencia fue aceptando poco a poco su lugar en los mediodías. Y eso es justamente lo que necesita TVE en su parrilla: incrementar en números la aceptación de la audiencia.

Las cosas claras comenzó con una audiencia del 4,5% y 450.000 espectadores y ha acabado la temporada con un 7,7% y 770.000 televidentes. No son cifras altas en comparación con otros programas, pero sí evidencian un aumento que a la televisión pública le hace falta. Aunque no ha podido con el liderazgo de Antonio García-Ferreras, es destacable cómo le hizo frente a Al rojo vivo y a La Sexta cada día. Porque lo que llama la atención de Las cosas claras es que, después de todo, supo mantener a su público mientras La 1 vivía su peor curso. Es más, a lo largo del mes de julio llegó a pisarle los talones a la competencia, como fue el caso del 7 de julio alcanzando el 10% de share mientras Al rojo vivo sumaba un 10,4%.

De todas maneras, cabe destacar que el final del programa se veía venir desde hace semanas cuando el nuevo presidente del ente público, José Manuel Pérez Tornero, señaló que desde su punto de vista los programas informativos han de ser realizados con los recursos propios de la casa. 

Quedan semanas por delante para conocer con detalle qué está preparando TVE para afrontar la nueva temporada. Quién sabe si de haber seguido, si Las cosas claras y Jesús Cintora hubieran seguido ayudando a recuperar la audiencia que TVE ha perdido en los últimos años. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.