Anuncios
U.S. markets close in 2 hours 5 minutes
  • S&P 500

    5,315.23
    +7.10 (+0.13%)
     
  • Dow Jones

    39,838.50
    +31.73 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    16,807.44
    +12.56 (+0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,097.22
    -5.28 (-0.25%)
     
  • Petróleo

    79.20
    -0.60 (-0.75%)
     
  • Oro

    2,424.20
    -14.30 (-0.59%)
     
  • Plata

    32.12
    -0.31 (-0.96%)
     
  • dólar/euro

    1.0854
    -0.0007 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4100
    -0.0270 (-0.61%)
     
  • dólar/libra

    1.2708
    +0.0002 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    156.2380
    +0.0420 (+0.03%)
     
  • Bitcoin USD

    69,733.21
    +1,403.63 (+2.05%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,514.35
    +25.81 (+1.73%)
     
  • FTSE 100

    8,416.45
    -7.75 (-0.09%)
     
  • Nikkei 225

    38,946.93
    -122.75 (-0.31%)
     

Ley ómnibus: privatizaciones y Ganancias vuelven a generar dudas y la interna oficialista calienta el clima

El gobierno de Javier Milei confía en que la nueva versión de la Ley ómnibus tenga un paso más rápido y exitoso por la Cámara de Diputados dado el consenso que logró construir con los bloques de la oposición dialoguista, aunque en esos espacios vuelven a aparecer dudas en torno a temas centrales como la privatización de empresas públicas y ahora, además, la interna que se desató en la bancada oficialista suma algo más de tensión.

Después de varias semanas de reuniones con gobernadores y diputados de la UCR, Hacemos Coalición Federal y el PRO, en la Casa Rosada quedó la sensación de que esta vez tendrán el éxito que no tuvieron en febrero, cuando el proyecto se aprobó en general, pero la votación artículo por artículo fue negativa para el oficialismo y obligó a devolver el tema a comisión.

Tanto en el Gobierno como en la Cámara de Diputados coinciden en que hoy el escenario es distinto. Una vez que el Ejecutivo envió el borrador para el nuevo dictamen de la Ley Bases y el proyecto de medidas fiscales se acordó inmediatamente la hoja de ruta: ambos temas serán tratados juntos en un plenario de comisiones el martes, miércoles y jueves de la semana próxima, con la idea de ir al recinto a la siguiente.

Fuentes de la UCR y de Hacemos Coalición Federal, el bloque que preside Miguel Pichetto, coincidieron al señalar a iProfesional que "hay voluntad de aprobar los proyectos" y "darle de una vez por todas las herramientas al Gobierno para arrancar". No obstante, también reconocen que dentro de cada bloque hay desacuerdos sobre temas puntuales, similares a los de la vez anterior.

Ley ómnibus: ¿cuáles son las dudas sobre privatizaciones y Ganancias?

Uno de esos temas es el listado de empresas a privatizar que figura en la nueva Ley Bases. Con 18 compañías, es más acotado que el de la versión anterior y además marca la diferencia entre aquellas que el Gobierno buscará vender totalmente, parcialmente o entregar en concesión a un privado.

PUBLICIDAD

En el listado de privatización parcial (con participación mayoritaria del Estado) se encuentra el Banco Nación y no todos están de acuerdo con este punto. Por ejemplo, en el bloque de Pichetto los que se resisten a acompañar esa medida son los diputados cordobeses, según supo iProfesional. Citan como ejemplo la experiencia, para ellos negativa, de la privatización en 2001 del Banco de Córdoba.

La nueva Ley Bases de Javier Milei se tratará la semana que viene en comisiones durante tres días seguidos antes de ir al recinto

En ese espacio variopinto también hay algunas diferencias internas sobre la restitución del Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría, que figura en el proyecto de medidas fiscales. Entre los diputados de provincias petroleras este tema sigue generando resistencias, de acuerdo a las fuentes consultadas.

Mientras tanto, en el bloque de la UCR hubo desconcierto frente al texto que envió el Ejecutivo porque se suponía que el piso sería de $1,8 millones para trabajadores solteros, pero en la redacción no quedó claro. "Abajo aparece un artículo que le da la facultad al Ejecutivo para incrementarlo, pero vamos a consultar por qué lo hicieron así", respondían ante las consultas de la prensa.

En el radicalismo, además, hay un subgrupo de unos 9 legisladores mucho más combativo frente al Gobierno que no acompañarían la delegación de facultades pese a haber sido reducidas en cantidad (serán solo en materia administrativa, económica, financiera y energética) y también en el plazo de duración (1 año). "Y hay que ver las privatizaciones", agregó una fuente del sector consultada por iProfesional.

El Gobierno confía en el consenso y ya se concentra en el Senado

A pesar de esas diferencias, en ambos bloques ratifican que hay una voluntad mayoritaria de acompañar ambos proyectos. Reconocen que "el Gobierno cambió radicalmente" el texto y la metodología respecto de lo que ocurrió en el verano, que "tomó muchas de las sugerencias" y que la Ley ómnibus en general "es más light".

La aprobación en general estaría casi asegurada. Pero los matices que se dan hacia adentro de los bloques ponen suspenso sobre la votación en particular, otra vez. En el oficialismo confían en que esta vez esa etapa del tratamiento será más ordenada y además deslizan que los alineamientos son responsabilidad de cada jefe de bloque.

La negociación de las últimas semanas fue encabezada por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, y participaron los presidentes y autoridades de los bloques que comprometieron su apoyo. "Ahora les toca a ellos alinear voluntades para que esto salga", deslizó una fuente del oficialismo a este medio.

Mientras Francos empieza a aceitar el diálogo en el Senado, la interna oficialista de Diputados suma un riesgo inesperado

El Gobierno no se meterá en las diferencias internas que puedan surgir dentro de los bloques de la oposición dialoguista. Espera que acompañen y mientras tanto, ya se enfoca en cerrar los acuerdos que necesitará en el Senado con la oposición dialoguista para darle la sanción definitiva a la Ley Bases y al paquete fiscal.

En una muestra elocuente del optimismo que reina en el oficialismo sobre el panorama de la Cámara de Diputados, Francos y Posse se reunieron este miércoles por la mañana en Casa Rosada con la vicepresidenta Victoria Villarruel los jefes de bloque Ezequiel Atauche (La Libertad Avanza), Luis Juez (PRO), Juan Carlos Romero (Cambio Federal) y Eduardo Vischi (UCR) para aceitar el diálogo y sondear el clima por anticipado.

¿La interna oficialista en Diputados amenaza la Ley ómnibus?

La decisión de adelantarse al tratamiento en Diputados y ya poner la mira en el Senado se debe a que el Gobierno quiere todo el paquete aprobado antes del 25 de Mayo, la fecha que eligió Milei para la firma del "Pacto de Mayo" con gobernadores y dirigentes de todo color político.

Sin embargo, en medio de las gestiones al oficialismo le surgió un problema adicional en sus propias filas por la interna a cielo abierto que estalló en el bloque de diputados de La Libertad Avanza y que derivó en el desplazamiento de Oscar Zago como jefe de la bancada. En su lugar asumió Gabriel Bornoroni, pero el clima en el bloque quedó tenso.

La disputa quedó en evidencia el miércoles durante la reunión de la Comisión de Juicio Político en la que Zago y parte del oficialismo impulsaron a Marcela Pagano como presidenta del cuerpo. Menem desconoció su designación porque minutos antes él había ordenado suspender el cónclave por falta de consenso en torno a las autoridades. Por la noche, una parte mayoritaria del bloque -no todos- resolvieron desplazar a Zago.

Hay un riesgo de ruptura real. Todos quieren evitar ese escenario, pero el clima quedó tan caldeado que en la oposición dialoguista empezaron a especular con la posibilidad de que la pelea y el malestar que podría quedar entre los libertarios enturbie el tratamiento de la Ley ómnibus. "Ahora hay que ver si ellos van a poder alinear a sus 41 diputados", alertó a iProfesional una de las fuentes consultadas.

El gobierno de Javier Milei apunta a que la Ley Bases y el paquete fiscal se aprueben en la Cámara de Diputados en la semana del 22 de abril, pero ahora, además del respaldo de la oposición dialoguista, necesitará ordenar la interna en sus propias filas para no llevarse ninguna sorpresa en las próximas semanas.