U.S. Markets closed

¿Qué es la Ley Bosman? | La jurisprudencia que permite que Leo Messi y Sergio Ramos fichen gratis en junio

Estefanía Ramos
·3  min de lectura

La llamada Ley Bosman de 1995 cambió los cimientos del fútbol y del mercado de fichajes gracias a la denuncia interpuesta por el exfutbolista belg, Jean-Marc Bosman.

Leo Messi y Sergio Ramos, entre otros muchos futbolistas, terminan en el mes de junio sus contratos con sus respectivos clubes y podrán dejar el FC Barcelona y el Real Madrid para irse gratis a cualquier otro equipo. Esto es algo muy habitual pero no ha sido así desde siempre sino que tenemos que remontarnos al año 1995 para ver el primer caso.

Jean-Marc Bosman fue un futbolista belga y hasta 1990 jugaba en el RFC Lieja. Ese año terminaba su contrato con el club y le hicieron una propuesta de renovación a la baja: un año más de contrato con una de reducción del 75% de su salario, aproximadamente, y también una reducción en las primas. Bosman rechazó la propuesta y entonces el club belga le declaró un jugador transferible y le puso una cláusula de indemnización de 11.743.000 francos belgas, pagando esa cantidad el jugador obtendría la carta de libertad para irse a cualquier otro equipo.

El Dunkerque, club de la Segunda División francesa, se interesó por Bosman y alcanzó un acuerdo con el Lieja por la cesión del jugador durante un año con opción de compra. Sin embargo los franceses se negaron a aceptar la cláusula de indemnización, y el Lieja no deja salir al jugador apartándole del equipo.

Jean-Marc Bosman | AFP Contributor/Getty Images
Jean-Marc Bosman | AFP Contributor/Getty Images

Fue entonces cuando Bosman comenzó una batalla legal que duraría cinco años. El jugador presentó una demanda contra el Lieja, como contra la Federación Belga de Fútbol y la UEFA alegando que las normas de traspasos habían impedido su fichaje por el Dunkerque.

Su abogado argumentó la defensa amparándose en el Título III del Tratado de Roma de 1957 en el que se establece la libre circulación de los trabajadores europeos dentro de la propia Unión Europea. Por lo tanto el sistema de traspasos del fútbol europeo estaba contradiciendo el tratado ya que los derechos de los futbolistas son los mismos que los de cualquier otro trabajador.

La UEFA no quiso modificar su sistema de fichajes y el caso acabó en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo. El organismo le dio la razón a Bosman y el 15 de diciembre de 1995 declaró ilegales las cláusulas de indemnización a los clubes de aquellos jugadores que ya habían acabado contrato y también los cupos de extranjeros cuando se aplicaran a ciudadanos de la Unión Europea.

Jean-Marc Bosman | STF/Getty Images
Jean-Marc Bosman | STF/Getty Images

Esta sentencia tuvo multitud de consecuencias, entre ellas dejó de considerarse como extranjeros a los futbolistas europeos de fuera de la Unión Europea y la actividad en el mercado de fichajes se intensificó. Desde ese momento los jugadores que acaban contrato con un club ya dejaban de depender del mismo y eran libres para negociar su futuro.

A pesar de ganar el caso, Bosman estuvo años vagando por las categorías inferiores del fútbol ya que se había convertido en una persona non grata y la indemnización que recibió se la gastó en abogados y acabó cayendo en el alcoholismo.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!