U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,131.75
    +8.25 (+0.20%)
     
  • F Dow Jones

    33,961.00
    +27.00 (+0.08%)
     
  • F Nasdaq

    12,550.25
    +34.75 (+0.28%)
     
  • RTY=F

    1,969.30
    +4.20 (+0.21%)
     
  • Petróleo

    74.89
    +0.78 (+1.05%)
     
  • Oro

    1,885.10
    +5.60 (+0.30%)
     
  • Plata

    22.32
    +0.08 (+0.35%)
     
  • dólar/euro

    1.0737
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6340
    +0.1020 (+2.89%)
     
  • Volatilidad

    19.43
    +1.10 (+6.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2045
    +0.0021 (+0.17%)
     
  • yen/dólar

    132.2670
    -0.3400 (-0.26%)
     
  • BTC-USD

    22,887.73
    -37.24 (-0.16%)
     
  • CMC Crypto 200

    525.68
    +0.54 (+0.10%)
     
  • FTSE 100

    7,836.71
    -65.09 (-0.82%)
     
  • Nikkei 225

    27,691.64
    -2.01 (-0.01%)
     

Líder de una organización contra el cáncer gastó US$400.000 de donaciones en un dragón

Dragon sculpture, Ljubljana, Slovenia.
Referencia, escultura de un dragón en Ljubljana, Eslovenia. Foto: Getty Images
  • Un tribunal del Reino Unido ha multado a Simon Wingett con US$130.000.

  • El monumento nunca se construyó y no se sabe dónde fue a parar el dinero

  • La atracción 'turística' también incluía un anfiteatro, una cafetería, una galería y una tienda.

El mundo tiene “problemas más grandes que mi proyecto del dragón”, decía en marzo de 2020 el administrador de una organización benéfica contra el cáncer, que no donaba dinero desde hacía casi una década y que levantó sospechas por su idea de construir una extravagante estatua sin relación alguna con la causa.

Casi pasa desapercibido en medio de las preocupaciones por el Covid, pero el escándalo del “benefactor” y su estatua del dragón galés volvió a ser noticia esta semana, cuando se conoció que un tribunal de Reino Unido lo multó con US$130.000.

El monumento nunca se construyó y no está muy claro a dónde fue a parar el dinero.

La cadena de televisión británica ITV News informó el sábado que la Comisión de Caridad del Reino Unido ha tomado acciones legales contra Simon Wingett después de que gastó £410.000 (alrededor de US$457.000) de los fondos de su organización benéfica para crear una escultura de un dragón de 64 metros de altura.

¿Por qué un dragón?

El Dragón Rojo, al que estaba dedicada la estatua de Wingett, es el símbolo heráldico de Gales y forma parte de su bandera. Según el Museo Nacional de Gales, el dragón fue introducido en Britania por las legiones romanas y los poetas galeses medievales a menudo comparaban a sus líderes con dragones para alabar su valentía.

En teoría, Wingett esperaba que su dragón se convirtiera en una atracción turística para rivalizar con obras como el Ángel del Norte, una escultura de 20 metros situada en Inglaterra y diseñada por Antony Gormley.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A Wingett, que dirigía el Frank Wingett Cancer Relief Fund (FWCRF), ya se le había prohibido administrar o actuar como fideicomisario en cualquier organización benéfica durante 10 años. Una investigación de 2020 señaló su “mala conducta y mala gestión”, luego de “serias preocupaciones” sobre la forma en que se dirigía FWCRF.

Ni un centavo desde 2011

En junio de 2018, North Wales Live reveló que la organización benéfica, que operó en el Wrexham Maelor Hospital hasta marzo de ese mismo año, había entregado apenas £4.500 (poco más de US$5.000) al hospital en 2011, pero no había proporcionado ni un centavo más desde entonces.

Ocurrió a pesar de que la organización benéfica invirtió más de £ 400.000 durante la última década en el “Proyecto Dragón” propuesto por Wingett. Desde 2014, Wingett no rendía cuentas ante la Comisión de Caridad porque no era “una prioridad en su agenda” debido a circunstancias familiares imprevistas.

En 2020, cuando se le preguntó si la finalización del proyecto seguía siendo realista, dijo: “Creo que deberían mirar por la ventana y ver las noticias. Estos son tiempos realmente discretos y la gente ahora solo está tratando de sobrevivir”.

“El mundo tiene problemas mucho más grandes que mi proyecto de dragón en este momento. Simplemente, deshagámonos de este coronavirus e intentemos volver a encarrilar todas nuestras vidas”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Qué pasó con el dinero?

Cuando se le preguntó qué pasó con las 400.000 libras esterlinas del fideicomiso que se invirtió en el proyecto del dragón, Wingett alegó: “Todavía estamos tratando de que [el proyecto] llegue a la meta. Nadie se da por vencido”.

Una portavoz de la Comisión de Caridad defendió las medidas contra Wingett, afirmando que los fideicomisarios de organizaciones benéficas “ocupan importantes puestos de confianza, y es correcto que podamos tomar esta medida para pedir cuentas a las personas y proteger a otras organizaciones”.

El Tribunal Superior de Justicia del Reino Unido ordenó a Wingett devolver el monto de £117.000 (alrededor de US$130.000), que se distribuirán a organizaciones benéficas locales que sí apoyan de forma transparente a los pacientes con cáncer.

Wingett comenzó a dirigir el FWCRF después de que fue fundado por su padre en los años 80, cuando le diagnosticaron cáncer de garganta. Murió en 1988. Cuando la organización benéfica cerró en 2018, no había hecho una donación en siete años, informó ITV News.

Así habría funcionado el “Proyecto Dragón”

En cambio, Wingett, que también es comerciante de arte, usó las donaciones para su extraño capricho. La Comisión de Caridad dejó claro que la estatua de Wingett “no tiene conexión con el avance de los objetivos de la organización benéfica y, hasta la fecha, no se ha construido ninguna”.

Según el UK Times, se suponía que el proyecto del dragón iba a recaudar dinero para organizaciones benéficas locales contra el cáncer a través de la venta de 5.000 placas de piedra por alrededor de US$330 cada una.

La estatua habría estado rodeada por 11 monolitos de piedra decorados con escenas de leyendas galesas. La atracción también incluía un anfiteatro, una cafetería, una galería y una tienda.

Wingett dirigió cinco empresas diferentes asociadas con la estatua del dragón que ya fueron cerradas. The Daily Mail informó que entre estas se incluyen Dragon Sculpture Ltd., The Dragon Foundry Ltd. y The Dragon Experience Ltd. Todavía es el director de The Dragon Clothing Co. LLP y Great Welsh Dragon Ltd.

Tracy Howarth, de la Comisión de Caridad, resaltó que el mal uso de fondos por parte de Wingett fue “un abuso de la confianza depositada en él por muchos donantes”. Agregó: “Este fallo garantizará que las ganancias caritativas recaudadas ahora se dirijan al beneficio de aquellos en la comunidad local a la que estaban destinados”.

También te puede interesar:

VIDEO | Todo lo que debes saber antes de sacar una tarjeta de crédito