U.S. Markets closed

¿Llegó el momento de abaratar el dinero en México para crecer?

José Manuel Martínez
Colaborador Yahoo Finanzas
Los analistas casi dan por hecho que el Banco Central de México bajará las tasas de interés en su reunión de septiembre. Foto: Getty Images.

Las probabilidades de que el Banco de México siga la tendencia de otros bancos centrales aumenta. El país se desacelera y requiere un impulso monetario.

Los vientos a favor de abaratar el dinero se generalizan ante la desaceleración de la economía global por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, y México, en medio de la incertidumbre, se alista para bajar su tasa en un intento por impulsar su aletargada economía.

Al menos 12 bancos centrales, incluida la Fed, han reducido el costo del dinero en las últimas semanas, bajando sus tasas de interés de referencia ante los pronósticos de un crecimiento menor al esperado para este año.

El Banco de México decidirá el 15 de agosto si se une a esta decisión, a la que la Fed, el banco central de Estados Unidos, se sumó hace unas semanas dejando su tipo de interés en un rango de entre 2.0 y 2.5%, su primera baja en 11 años.

México rozó la recesión en el segundo trimestre del año con un insignificante crecimiento para acumular un modesto avance de 0.3% en el primer semestre; las presiones sobre el peso aumentaron y la inflación llegó a su nivel más bajo de dos años y medio, pero con presiones en diversos precios que no dejan dormir tranquilos a varios de los cinco miembros que integran la junta de gobierno del banco central.

Estos banqueros se reunirán para analizar si bajan la tasa de referencia que se encuentra en 8.25%, con el objetivo de abaratar el financiamiento.

“Anticipamos que el tono del comunicado (de Banxico el 15 de agosto) sea muy dovish, dejando la mesa lista para un recorte de 25pb en septiembre”, dicen en un reporte los analistas de Banorte, el banco de capital mexicano más grande del país. Con ellos coincide la mayor parte de los analistas, quienes ven 70% de probabilidades de que esto suceda en el noveno mes del año.

Implicaciones de un recorte

Si la tasa de interés baja, los consumidores podrán acceder a créditos más baratos, y las empresas y comercios podrán financiarse a un menor costo, lo que en la práctica puede permitir un mayor crecimiento económico al fomentar el consumo y la inversión.

Pero el fantasma de una mayor inflación está presente, y más en un país en donde durante más de 30 años del siglo pasado se vivieron aumentos de precios de dos dígitos. De ahí que Banco de México tiene la disyuntiva de bajar o no las tasas de interés.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, fortalecida la semana pasada tras la devaluación del yuan, ha llevado a algunos a sugerir que un recorte de tasas de interés en la reunión de agosto está ahora fuera de la mesa. Después de todo, Banco de México es tradicionalmente una institución halcón (orientados a política monetaria restrictiva) y ha sido asustado por la debilidad del peso.

Pero tras cinco años de haber iniciado el incremento de las tasas de interés para evitar un aumento acelerado de los precios, hay más incentivos ahora para cambiar el rumbo.

“Consideramos que el buen comportamiento de la inflación en nuestro país (México) durante las últimas 4 quincenas abre la puerta a que Banxico pudiera efectuar un recorte de 25 pb antes de lo estimado”, dicen en un reporte los analistas Janneth Quiroz y Marcos Arias, de Monex, un grupo financiero.

La incertidumbre sigue presente, por lo pronto las perspectivas para la economía mexicana siguen deteriorándose, no solo por la desaceleración global, sino por factores domésticos que causan incertidumbre entre los inversionistas, empresarios y consumidores, por lo que la economía mexicana crecerá 0.6% en 2019, según la más reciente encuesta a 23 analistas del sector privado realizada por Citibanamex, pero con un ciclo de menores tasas de interés que pudiera llegara 6% en dos años.

Artículos relacionados que te pueden interesar: