U.S. Markets close in 10 mins

Lluvia de millones para Notre Dame: ¿cuánto costará la reconstrucción?

A 24 horas del incendio que consumió buena parte de la estructura de Notre Dame de París, uno de los monumentos emblemáticos de la cultura occidental, no son pocos quienes se han alzado en el mundo de las finanzas para ofrecer ayuda monetaria para financiar su reconstrucción.

La voluntad de las grandes fortunas, de los políticos y de los ciudadanos está ahí. Pero quedan todavía muchas preguntas en el aire por resolver. ¿Cuánto tiempo se necesitará para restaurar Notre Dame? ¿Se podrá restablecer la joya arquitectónica tal y como era antes del siniestro? ¿Cuánto costará?

Esta última incógnita es de las más complicadas de responder. En el momento del voraz incendio, la catedral era sometida a una nueva restauración, que tenía un costo de unos 150 millones de euros.

Las cifras varían según las técnicas tradicionales o nuevas que podrían ser utilizadas, pero alcanzarán varios centenares de millones de euros, según los expertos consultados por AFP, y la ola de solidaridad que se dio desde las primeras horas del incendio permitirá cubrir este presupuesto. “Esta vez, lo que faltará no es el dinero”, dijo el periodista francés especializado en historia Stéphane Bern, en alusión al hecho de que hay muchos monumentos en Francia en peligro y faltos de financiamiento.

Si se busca una referencia, una de las más cercanas en tiempo es la del Castillo de Windsor en Inglaterra, que fue dañado por un incendio en 1992 y las obras de restauración costaron 37 millones de libras (unos 43 millones de euros y unos 48 millones de dólares), según Royal Collection Trust.

 

El incendio de Notre Dame (AP Photo/Thibault Camus)

La familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH y cuarta fortuna del mundo, había sido una de las primeras en lanzarse al ruedo, y su ofrecimiento de 200 millones de euros ha sido ampliamente destacado por la prensa.

Con una idéntica cifra está la familia Bettencourt, heredera de L’Oréal. De estos 200 millones prometidos, una mitad saldrá de la misma compañía, mientras la otra provendrá de los fondos de la fundación que lleva su nombre.

En una escala inferior, aunque no menos respetable en cuanto a su donación, se encuentra la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, responsable de la comercialización de marcas como Gucci o Yves Saint Laurent.

El multimillonario y esposo del actriz mexicana Salma Hayek anunció desde la noche del domingo que destinaría 100 millones de euros para Notre Dame mediante su compañía de inversiones Artemis.

A este impulso se han sumado el gigante francés de la publicidad JCDecaux, comprometido a donar 20 millones de euros; los hermanos Martin y Olivier Bouygues, del grupo del mismo nombre, cuya donación “a título personal” ascenderá a los diez millones de euros; así como el millonario Marc Ladreit de Lacharrière, responsable de la compañías de inversiones Fimalac, quien también ha puesto sobre la mesa otros diez millones de euros “para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral” cuyas imágenes de su derrumbe tanto conmovieron a franceses y extranjeros.

Notre Dame tras el incendio (AP Photo/Kamil Zihnioglu)E

Por su parte, la petrolera francesa Total, a través de un tuit de su presidente Patrick Pouyanné, hizo pública su intención de realizar un “donativo especial” de cien millones de euros.

Mientras, el banco Crédit Agricole, a través de su fundación, aportará cinco millones de euros; el banco BNP Paribas donará otros 20 millones de euros, al tiempo que Crédit Mutuel y CIC se comprometieron, aunque no revelaron la envergadura de su propósito.

Sobre la misma cuerda, la constructora Vinci se comprometió a sufragar los gastos de la restauración, sin definir una cifra exacta, mientras el grupo informático Capgemini garantizó un aporte de un millón de euros.

Conferencia de donantes

De acuerdo con una información de la agencia EFE, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, propuso convocar una “conferencia internacional de donantes”, que se celebraría en el Ayuntamiento. La edil informó además que la alcaldía capitalina aportará unos 50 millones de euros.

La presidenta de la región parisina, Valérie Pécresse, comunicó por su parte que la institución que dirige donaría diez millones de euros.

Fuera de las fronteras nacionales, el polaco Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, les propuso a todos los Estados miembros de la UE que contribuyan con parte de sus fondos.

Desde Estados Unidos, Tim Cook, director ejecutivo de Apple, informó que su compañía haría un donativo, aunque no precisó la cifra exacta.

Desde Brasil, la millonaria brasileña Lily Safra, viuda del banquero sirio libanés Edmond Safra, hizo público que la fundación que lleva su apellido aportará otros 10 millones de euros.

Además, Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense KKR, y su esposa Marie-Josée, desembolsarán también 10 millones de dólares.

Y en el noreste del mapa, los líderes de la ciudad húngara de Szeged anunciaron un donativo de 10.000 euros, como compensación a la ayuda que en 1879 la capital francesa le dio a esa ciudad luego de una inundación.

Anunciados estos donativos, el gobierno de Emmanuel Macron, en voz de su ministro de Cultura, Franck Riester, estudia la opción de declarar a la catedral de Notre Dame como “Tesoro nacional”, paso previo para una exención de impuestos, sobre la que se valora una reducción de más del 60 % de estas cuotas tanto para empresas como para donaciones particulares.

Emmanuel Macron le habla al país tras el incendio de Notre Dame (YOAN VALAT/AFP/Getty Images)

Porque también es llamativa la aportación de la ciudadanía luego de que el presidente Macron convocara a una colecta nacional. En la tarde de este martes, la Fundación del Patrimonio ya daba cuenta de una recaudación de unos 14 millones de euros, gracias a los donativos de los franceses.

Los plazos de reconstrucción

Los pronósticos sobre los plazos de la restauración son muy variables. Las obras tomarán “entre 10 y 20 años como mínimo”, según Bern. Aunque dependerá de la evaluación de los daños, del peritaje, de las licitaciones. También de los trabajos preparatorios, de saneamiento, de consolidación y de secado. Pero una vez se hayan franqueado todas estas etapas y se hayan seleccionado a las empresas competentes, la restauración efectiva de la catedral será relativamente rápida, según los expertos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha mostrado mucho más optimista y fijó este martes en cinco años el periodo para reconstruir “todavía más bella” la catedral de Notre Dame de París.

“Somos un pueblo de emprendedores. Tenemos mucho que reconstruir. Y la reconstruiremos. Más bella todavía”, aseguró el presidente en una alocución solemne televisada a la nación desde el palacio del Elíseo.

“Quiero que esté terminada en cinco años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos”, agregó Macron, que aseguró que en la tragedia de Notre Dame hay una oportunidad de unir al pueblo francés.

El presidente pidió “huir de la impaciencia y de los anuncios inmediatos” y pidió a su pueblo que se sienta “consciente de su historia” y que “aproveche la catástrofe para reflexionar sobre lo que fuimos y lo que somos, para mejorar”.

Artículo elaborado con información de AFP, AP, Bloomberg y EFE.