U.S. Markets closed

Lo que 'en teoría' podremos ahorrarnos de media a partir de mañana al firmar una hipoteca

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han hecho el cálculo y de media cada nuevo hipotecado se ahorrará alrededor de 2.500 euros tras la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de modificar la ley para que el pago del impuesto de las hipotecas (AJD) recaiga sobre las entidades bancarias y no sobre los clientes. Sin embargo, este ahorro es solo en teoría, ya que los expertos y analistas preven que los bancos busquen alguna manera de compensar esa pérdida. De hecho, algunos ya han anunciado su intención de hacerlo.

Los técnicos de Hacienda calculan que el ahorro para los hipotecados será de una media de 2.500 euros gracias a la modificación de la ley hipotecaria que obliga a los bancos a hacerse cargo del impuesto. Sin embargo, el cálculo es solo sobre el papel ya que no se confía en que los bancos no busquen la manera de recuperarlo por otro lado. (Foto: EFE/Rodrigo Jimenez)

El montante del cálculo realizado por Gestha y del que se ha hecho eco Nueva Tribuna es de 1.100 millones de euros para las 458.000 nuevas hipotecas que se firman cada año. Quienes más pagan a día de hoy y hasta mañana en este apartado de la constitución de las hipotecas son los ciudadanos de Baleares, que de media han de hacer frente a un coste de 3.909 euros. Quienes destinan menos a esta partida son los habitantes de Melilla, con una media de 309 euros.

Un impuesto que en unas horas cambiará de titular e irá a parar a la casilla de los bancos. Anunciada ayer la modificación de la normativa, que se aprueba en el Consejo de Ministro de hoy, esta entrará en vigor mañana, una vez que sea publicada en el Boletín Oficial del Estado. Como explican en Público, el cambio se va a realizar a través de un real decreto ley lo que significa que una vez hecho público en el BOE pasa a ser aplicado sin esperar a ser aprobado por los grupos en el Congreso.

La estimación que se maneja es que actualmente el impuesto AJD supone en torno a un 70% de los gastos que están asociados a la constitución de una hipoteca y que los principales beneficiarios de lo que implica su pago son los bancos. De ahí la decisión del Gobierno de darle la vuelta y que sean estos, no los clientes, quienes deban pagarlo tras el fallo en contra del Supremo. En cuanto a dónde va a parar la recaudación del mismo, esta es para las comunidades autónomas.

La nueva normativa no tiene carácter retroactivo, es decir, que solo se aplicará para las hipotecas que se firmen de este viernes en adelante. Y en cuanto al recorrido que puede tener la sentencia del Supremo, que ya varias asociaciones ya han anunciado que recurrirán a Estrasburgo, desde Gestha advierten que cuando el fallo europeo se produzca ya será tarde para la mayoría porque habrá prescrito el plazo para reclamar, salvo que hayan recurrido antes.

La decisión del Gobierno favorece a los nuevos hipotecados, pero mantiene el jarro de agua fría para las familias que tras la sentencia favorable del pasado 18 del Supremo contaban con recuperar lo pagado por el AJD al firmar sus hipotecas. Los técnicos de Hacienda consideran que el sector de la banca “tiene músculo suficiente” para hacerse cargo del pago del impuesto. Para ellos, según sus datos, solo supone un 8,7% de los beneficios anuales del sector.

Sin embargo, pocos confían en que vaya a ser así y muchos apuntan a que las entidades bancarias buscarán la forma de recuperar ese dinero por otro lado con medidas como, por ejemplo, elevar los tipos con los que se gravan las hipotecas. Cosa que han hecho ya Bankinter e Ibercaja.

Por eso, y para que la medida del Ejecutivo sea efectiva, Gestha ha pedido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que controle al sector. De ahí que ese ahorro medio de 2.500 euros sea solo en teoría y sobre el papel. Quizá sí puedan disfrutarlo quienes firmen en breve, hasta que a los bancos les de tiempo a establecer cómo recuperarlo por otras vías.