U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,152.10
    -36.33 (-0.87%)
     
  • Dow Jones

    34,269.16
    -473.66 (-1.36%)
     
  • Nasdaq

    13,389.43
    -12.43 (-0.09%)
     
  • Russell 2000

    2,206.99
    -5.71 (-0.26%)
     
  • Petróleo

    65.41
    +0.13 (+0.20%)
     
  • Oro

    1,837.00
    +0.90 (+0.05%)
     
  • Plata

    27.73
    +0.06 (+0.21%)
     
  • dólar/euro

    1.2151
    +0.0016 (+0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6240
    +0.0220 (+1.37%)
     
  • dólar/libra

    1.4142
    +0.0020 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    108.6400
    -0.2010 (-0.18%)
     
  • BTC-USD

    56,376.25
    +245.56 (+0.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,513.93
    +1,271.26 (+523.84%)
     
  • FTSE 100

    6,947.99
    -175.69 (-2.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,608.59
    -909.71 (-3.08%)
     

Un logo que no deja indiferente

Agencia EFE
·3  min de lectura

Santa Cruz de Tenerife, 16 abr (EFE).- El nuevo logo para el centenario del Club Deportivo Tenerife no ha dejado indiferente a nadie. "O gusta o lo odian", comenta Waldemar Lemanczyk Paz, diseñador del logotipo oficial, en una entrevista a Efe.

El creador asegura que no es partidario de la publicidad negativa, pero reconoce que habría sido mucho peor que el logo hubiese pasado sin pena ni gloria, sin generar ruido o debate, "porque significaría que a la gente no le importa", relata.

El logo se compone de un 100 (cuyos dos ceros personifican el infinito) y tres triángulos. Cada triángulo esconde a su vez una metáfora. Por un lado, está el Teide; por otro, la C simplificada de centenario y club; y por último, y en sentido inverso, una flecha que indica "el origen y el lugar en el que queremos estar", explica.

A muchas voces críticas no les convence el diseño, aseguran que es demasiado "frío", "sin sentimientos". Lemanczyk, sin embargo, defiende que es muy complicado que un logo, por sí solo, transmita sentimientos. "Lo que transmite sentimiento es el contenido que le das al logo, y eso se consigue con la comunicación y la publicidad", abunda.

Por este motivo, el diseñador considera que el éxito del logo dependerá, en gran medida, de si el club consigue completar una buena temporada. "Si el centenario es bueno para el club, la gente asociará el logo con algo positivo. Si el club tiene un mal año, la gente lo asociará con algo malo. Son simples asociaciones de ideas", expone.

Lemanczyk confiesa que se esperaba las críticas, lo que no quita, sin embargo, para que le duelan, porque para mí "fue un orgullo" y "lo hice con todo el cariño del mundo", confiesa.

El diseñador lamenta, asimismo, la "radicalidad" y la "agresividad" de algunas reacciones, aunque asegura que puede llegar a entender el rechazo "hasta cierto punto", pues para un aficionado su club y su escudo son "como su familia".

"Puedes intentar hacerlo lo mejor posible que siempre vas a encontrar a un sector al que no le guste", agrega.

A pesar de lo anterior, el creador está satisfecho con su trabajo, y se muestra convencido del poder captación y perdurabilidad de su diseño. "Creo que la gente lo ve y se le queda fácil. Creo que lo pueden incluso reproducir", continúa.

Insiste, además, en la importancia de los diseños minimalistas, del conocido como "menos es más", principalmente "porque ya estamos saturados de publicidad, logotipos y marcas", recalca.

Otra de las características de este logo, compuesto por un ecosistema gráfico de polígonos, es su versatilidad y capacidad de adaptación a diferentes soportes, lo que ayuda a que sea "mucho más dinámico" y se puedan hacer "cosas bastante más creativas".

A la pregunta de si volvería a trabajar en el diseño de algún logotipo o escudo vinculado al deporte, Lemanczyk responde seguro: "Sí, la verdad que sí".

El diseñador mantiene que su paso por el CD Tenerife le ha permitido sacar suficiente información para saber "qué es lo que tiene y lo que no tiene que hacer" en futuros trabajos vinculados a equipos de fútbol u otros deportes "que tengan una afición tan fuerte detrás".

"Al final todo es experiencia, todo es ir aprendiendo y mejorando", insiste.

Lemanczyk se queda, por tanto, con lo positivo de esta experiencia, no obstante, recuerda que todavía queda "un año de trabajo por delante", por lo que aspira a que la gente se plantee, una vez concluido el centenario, "que a lo mejor estaban equivocados", y que al nuevo logo, como a todo, solo había que darle algo de tiempo.

Gema González

(c) Agencia EFE