U.S. Markets closed

Los camareros de Moncloa denuncian el retraso del pago de sus nóminas y anuncian movilizaciones

En La Moncloa llueve sobre mojado entre quienes se encargan de servir las comidas y bebidas en las dos cafeterías que hay dentro de sus instalaciones. La anterior concesionaria del servicio dejó a su marcha varias nóminas sin pagar y el temor a que vuelva a pasar algo así ha llevado a los camareros de Moncloa a movilizarse para que Dulcinea Nutrición les pague puntualmente, ya que, según denuncian y recoge eldiario.es, no todos los meses cobran de manera puntual y se han dado varios retrasos.

Una de las labores de los camareros de Moncloa que denuncian el retraso en el cobro de sus nóminas es que no falte el agua en las reuniones como la de Pedro Sanchez y Pablo Casado, además de servir unas 300 comidas diarias. (Foto: Jesús Hellín/Europa Press via Getty Images)

Desde el comité de empresa explican al citado diario que siempre están preguntándose cuándo cobrarán la nómina. ¿El 5? ¿El 6? ¿Puede que el 7? “La gente está desmoralizada", señalan. Por eso, y porque Ramiro Jaquete S.A. (la empresa encargada de prestar antes ese servicio) fue a concurso de acreedores hace dos años obligándoles a recurrir a Fogasa para poder cobrar, los camareros de La Moncloa han decidido comenzar a movilizarse para dar a conocer su situación y reclamar sus derechos.

“Estamos con la escopeta cargada porque no queremos que nos vuelva a pasar”, avisan desde del comité. La acción decidida ha sido la de concentrarse frente a los edificios que componen la sede del Gobierno cada lunes y viernes entre las 12 y las 17 horas. Allí, donde se celebra el Consejo de Ministros en el que ellos se encargan de que no falte el agua y la comida, es donde llamarán la atención sobre lo que les preocupa.

Protestan así contra los retrasos en el pago de la nómina por parte de la concesionaria del servicio, Dulcinea Nutrición, que se hizo con el contrato para atender las dos cafeterías que existen en Moncloa en 2017 después de la salida de la anterior. Según denuncian los miembros de una plantilla compuesta por 30 personas, además de ese retraso en los pagos existen también atrasos de pluses en algunos casos concretos.

Vanessa Mancebo, gerente de Dulcinea Nutrición, ha explicado su postura a eldiario.es. La empresa -responsable también de la cantina en la que aparecieron gusanos en la fideuá de los soldados- mantiene que “el convenio de hostelería no fija ningún día concreto para el pago de las nóminas. Hasta donde yo sé no está escrito en ningún sitio que se tenga que pagar en esos primeros cinco días. Si no se ha pagado en los primeros días de mes habrá sido por alguna imposibilidad. La intención de la empresa es pagar en el mínimo plazo posible”.

Los 30 empleados de esta concesionaria en Moncloa sirven alrededor de 300 comidas diarias y son los encargados de que no falte nunca el agua sobre la mesa del portavoz del Gobierno en cada comparecencia, además de atender a los periodistas que cubren la información de la sede del Gobierno y dar servicio en cada reunión que se celebra.