U.S. Markets open in 7 hrs 16 mins

Los conductores de Uber en EEUU cobran menos que el sueldo mínimo

En España, los taxistas protestan contra Uber o Cabify. En Estados Unidos ni siquiera: las llegada de este tipo de plataformas ha liquidad casi por completo al viejo oficio con el que compiten. En ciudades como Los Ángeles o Miami es muy difícil ver uno taxi y miles de conductores autónomos se han subido al carro de los nuevos tiempos. Pero parece que esos nuevos tiempos solo traen miseria a la vieja usanza.

Según un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el beneficio medio de los conductores de Uber en Estados Unidos es de entre 8,55 y 10 dólares por hora.

Los conductores de Uber en EEUU cobran menos que el sueldo mínimo (Yahoo Finance Video)

Pero esta estimación no es la única. Un nuevo trabajo elaborado por Economic Policy Institute (EPI) asegura que los chóferes ganan de media 10,87 dólares la hora. Ese es el beneficio neto que se obtiene tras restar las comisiones a Uber, la gasolina, los diferentes seguros y el pago a la seguridad social (que en Estados Unidos es testimonial). El beneficio bruto ronda los 21 dólares la hora.

 Ese poco más de 10 dólares la hora pone a los conductores de Uber en el 20% de los peor pagados en Estados Unidos, y casi al borde de la pobreza. Para Lawrence Mishel, responsable del estudio, es toda una sorpresa: “No esperaba que ganasen tan poco. Antes un taxista ganaba un sueldo digno de clase media, y estamos sustituyéndolos por conductores que ganan bastante menos de la mitad”, asegura en declaraciones concedidas a la web Quartz.

¿Por qué sabemos lo que gana un conductor de Uber a través de estudios realizados por terceros? Al contrario de lo que pasa en España, en donde Uber subcontrata una flota de conductores y de coches, en Estados Unidos cualquier conductor puede unirse a la plataforma y dejar su coche. Y Uber no paga lo mismo a un conductor que dedique solo un par de horas a la semana a levar clientes que los que dedican su tiempo por completo a esta actividad.

 Tampoco paga lo mismo al que tiene un coche antiguo que al que tiene un Tesla, por por ejemplo. Y por supuesto, tampoco abona la misma tarifa a un conductor de Nueva York que al de un pueblo perdido de Kansas.

 Uber defiende que sus conductores ganan de media más de 22 dólares la hora. Pero no tienen en cuenta los gastos derivados de la actividad ni tampoco las tasas que pagan a la compañía madre.

 En Estados Unidos, el sueldo mínimo se fija por ciudades. Por ejemplo, en Atlanta el mínimo son 7,25 dólares la hora (el mínimo más bajo del país). Por el contrario, el mínimo más alto está en Seattle, con 15,45 dólares. En ciudades en donde Uber es masivo, como Los Ángeles, el sueldo mínimo está en 12 dólares. En Nueva York, a 13 dólares, lo que significa que en estas dos urbes los conductores de Uber malviven.

 En Estados Unidos, los conductores de Uber trabajan como autónomos. Sin embargo, en el Reino Unido una sentencia obligó a la compañía a contratar a sus conductores habituales, a darles un sueldo dentro de la legalidad y a pagarles vacaciones, tal y como estipula la ley.

 En España, la situación es diferente a estos dos países. Aquí Uber subcontrata a terceras empresas que cuentan con licencias VTC y que tienen flotas de vehículos. Son ellas las que establecen la relación laboral con sus conductores. Tal y como señala El Mundo, en España los conductores de Uber técnicamente son ‘usuarios’ de la app ya que eligen qué clientes llevar, cuándo trabajar o qué rutas hacer. Tampoco existe ningún tipo de exclusividad ni horas mínimas de conexión.

 Aunque estas condiciones no son las mismas que describen los sindicatos ,que aseguran que los trabajadores de Uber lo son en exclusiva –no pueden trabajar cinco horas para Cabify y cinco horas para Uber, por ejemplo- y si apagan la aplicación un día que se supone deben trabajar son expulsados del sistema.

 No se conoce exactamente cuánto gana un conductor de Uber en España, pero sí que se conocen las duras condiciones laborales que sufren Yo mismo he viajado alguna vez al aeropuerto de Madrid a las 6 de la mañana en vehículos de la compañía conducidos por personas que me han asegurado que llevaban trabajando más de 12 horas. El viaje me costó 10 euros, cuando en un taxi me habría costado 30 euros. Me salió barato , pero mucho más caro me habría salido si el conductor, exhausto, se hubiera quedado dormido al volante.