Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,431.60
    -2.14 (-0.04%)
     
  • Dow Jones

    38,589.16
    -57.94 (-0.15%)
     
  • Nasdaq

    17,688.88
    +21.32 (+0.12%)
     
  • Russell 2000

    2,006.16
    -32.75 (-1.61%)
     
  • Petróleo

    78.49
    -0.13 (-0.17%)
     
  • Oro

    2,348.40
    +30.40 (+1.31%)
     
  • Plata

    29.62
    +0.55 (+1.91%)
     
  • dólar/euro

    1.0709
    -0.0033 (-0.31%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2130
    -0.0250 (-0.59%)
     
  • dólar/libra

    1.2686
    -0.0074 (-0.58%)
     
  • yen/dólar

    157.3230
    +0.3410 (+0.22%)
     
  • Bitcoin USD

    66,303.03
    +183.11 (+0.28%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,373.71
    -44.16 (-3.11%)
     
  • FTSE 100

    8,146.86
    -16.81 (-0.21%)
     
  • Nikkei 225

    38,814.56
    +94.09 (+0.24%)
     

Los productos cotidianos a los que los mexicanos están renunciando

Como dice mi papá: solo hay que comprar lo indispensable

Yo podré ser un adulto independiente, que vive una zona urbana en Ciudad de México y cuida de sus plantas, pero con los precios actuales, uno ya no puede darse ciertos lujos. Mis botanas favoritas para mi domingo lluvioso de Netflix, mi elote para dar la vuelta en la colonia y otros gustos, ya no los puedo pagar porque me quedo en ceros al final del mes.

Y sin duda es una situación que no solamente me ocurre a mí, familiares, amigos, conocidos y compañeros de trabajo también padecen del mismo problema. Y lo que pasa es que lo que cuesta hoy un litro de leche, una bolsa promedio de frituras, un refresco de 600 ml y hasta las plataformas de streeming han subido de precio impresionantemente.

Una mujer coloca sus productos en un carrito en un supermercado en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images)
Una mujer coloca sus productos en un carrito en un supermercado en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images) (RONALDO SCHEMIDT via Getty Images)

Ajustando nuestra quincena

Yo estoy completamente segura de que antes de la pandemia, el litro de leche iba de los 16 hasta los 19 pesos, pero ahora va de los 18 hasta los 24 pesos. Entonces tengo que aprovechar mi quincena alta para comprar el paquete de promoción, que me dure todo el mes y por supuesto, de la marca que es medianamente económica.

PUBLICIDAD

Antes pagaba hasta tres plataformas de streaming, Netflix, Prime Video y HBO, pero ahora solo una para mantener el Spotify, y ni modo, tengo que soportar los comerciales infinitos de YouTube. Y prefiero hacer mis palomitas caseras que pagar el paquete normal de microondas en más de 20 pesos.

Pero, por supuesto, que no soy la única persona cambiando sus hábitos de consumo, en una breve encuesta que he hecho de 50 personas de entre 20 a 40 años, más del 85% confirma que sí ha tenido que hacer cambios en su forma de comprar, desde cambios mínimos hasta un cambio completo.

Refrescos, pastel, Nutella, limones y electrodomésticos son algunas de las cosas que consideran que ya no compran con tanta frecuencia por su precio, o que compran en menor cantidad.

Una mujer selecciona verduras en el supermercado Walt-Mart en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images.
Una mujer selecciona verduras en el supermercado Walt-Mart en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images. (RONALDO SCHEMIDT via Getty Images)

Todo sube menos nuestro sueldo

Lo cierto es que mientras que los precios de todos los productos suben, nuestros sueldos parece que se quedaron estancados en el pasado, antes de la pandemia del Covid-19.

De la encuesta realizada, el 30% respondió que no tuvo ningún incremento en su sueldo en los últimos tres años, otro 16% dice que tuvo que empezar a generar otros ingresos para sobrevivir, mientras que otro 30% afirma que su empresa sí le mejoró el salario en dicho tiempo, y un 24% dijo cambiar de empleo para mejorar su nivel de ingresos.

Las notas de prensa sin duda dicen que el nivel de inflación ya no está en máximos, pero eso para nada refleja que algún día veamos a los precios de nuestros productos regresar a lo que eran. Muchos recordamos como era ir a la tienda en 2010 o antes y con 5 pesos comprar un jugo y una botana, o muchos dulces (ese particularmente era mi caso, “deme 5 pesos en dulces” y me daban un surtido que me sentía dueña de otra tienda). Pero hoy con 5 pesos, tal vez una paleta, pero nada más.

Una mujer compra carne envasada en un supermercado en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images.
Una mujer compra carne envasada en un supermercado en la Ciudad de México. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP vía Getty Images. (RONALDO SCHEMIDT via Getty Images)

Esto solo pensando en una idea de corto plazo, menos de 6 meses, pero hasta parece impensable tener los recursos para comprar una casa, un terreno y tal vez un coche. Precios altos, salarios bajos y salud mental por los suelos.

En México, la realidad es que tenemos que pensar en tener ingresos adicionales para poder hacer frente a los precios, la cuáles jamás volverán a lo que fueron, mejorar nuestros hábitos de consumo y aprender de finanzas personales, para crear presupuestos, inversiones y estar preparados para gastos inesperados.

También te puede interesar | EN VIDEO: Sopas Maruchan, la nueva sensación en bodas y fiestas de XV años