U.S. Markets closed

Los trucos de los restaurantes de comida rápida para que gastes más

Cuantos más productos elijas, más beneficio. Así que los restaurantes de comida rápida harán todo lo posible para que comas y bebas más de lo que necesitas o tenías pensado antes de entrar a uno de sus locales. Fuente de la imagen: CNBC.

Todos asumimos que la comida rápida es más barata, pero ¿alguna vez te has percatado que estás gastando más de lo que esperabas?

Según Bloomberg, el precio promedio de una hamburguesa de comida rápida ha aumentado en un 54% en la última década, superando a los restaurantes formales y casuales. Pero la comida rápida a veces es la única opción para las personas de bajos ingresos.

Otro estudio señala que los estadounidenses gastan alrededor de 1.200 dólares en comida rápida cada año y por eso cadenas como McDonald’s y Burger King hacen todo lo posible para que la gente siga dejándoles más dinero.

Business Insider delineó algunas tácticas que usan esas cadenas para atraer clientes y que éstos gasten más.

El truco del menú

El menú de un restaurante de comida rápida consta de numerosas opciones destacadas con colores brillantes junto con grandes fotografías apetitosas de sus alimentos. Los precios, en cambio, están en letra pequeña. Los alimentos más caros están a la izquierda, al inicio de la pantalla, donde uno comienza a leer en nuestra cultura occidental. Suma a ello que solo ves el menú bien cuando estás a punto de ordenar… y probablemente no pedirás lo más barato sino lo que primero has visto.

El formato de los precios en el menú

Las cadenas de comida rápida también usan otros trucos, como no mostrar un signo de dólar o usar un formato de precios tipo 9.79. Son casi 10, pero aún así piensas que son 9 porque lees el primer número. Por otro lado, el famoso menú de 1 dólar existe, pero a menudo está en una esquina de la pantalla y en letra pequeña, donde es más difícil de ver.

Este menú no es el más rentable para la compañía, pero mantiene al consumidor regresando con frecuencia a los establecimientos de comida rápida convencionales.

Todo en un restaurante de comida rápida está dispuesto para que compres más, empezando por los grandes anuncios de los menús. Fuente de la imagen: GQ.

El combo

La estrella del menú en un restaurante de comida rápida es el combo. Y es porque una vez que llegas al mostrador, donde a duras penas puedes atisbar todo lo que contiene el menú, es más fácil ordenar un número 7 que varios artículos por separado. Eso no quiere decir, necesariamente, que un combo te ahorre mucho dinero. En todo caso, suelen ser centavos, a cambios de porciones mucho más grandes y poco saludables que realmente no necesitas.

Ofertas de bebida

Te acercas a una ventanilla a comprar papas fritas, y te ofrecen refresco por apenas unos centavos. Y dices, no es tanto. Terminas gastando más. La realidad es que los restaurantes de comida rápida ganan más dinero si los clientes compran varios artículos. Los productos como los refrescos tienen un margen de beneficio mucho mayor en comparación con las hamburguesas, por lo que las compañías de comida rápida hacen todo lo posible para que compres una bebida.

Los kioscos o drive-tru

Las cadenas de comida rápida lo tienen comprobado: los clientes gastan más en promedio en los kioscos porque permanecen más tiempo, tal como ha dicho el CEO de McDonald’s, Steve Easterbrook. Allí te enfrentas a montones de imágenes coloridas y dispersas y la decisión a veces, luce difícil.

“Compra uno y lleva otro gratis”

El truco de “compre uno, obtenga uno gratis”, no sale tan gratuito, porque probablemente también comprarás una bebida, o unas papitas, o algo que no deseabas en primer lugar y ofrecen para que adquieras.

Está demostrado que la gente consume en un sitio con más frecuencia si cada compra conlleva “comida gratis”.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

A esta cadena de restaurantes no le interesa la comida saludable… y le va muy bien

Seis productos del menú de McDonalds que sus propios empleados nunca pedirían

17 trucos de los supermercados que debes conocer para poder ahorrar