U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,397.94
    -84.79 (-1.89%)
     
  • Dow Jones

    34,265.37
    -450.03 (-1.30%)
     
  • Nasdaq

    13,768.92
    -385.08 (-2.72%)
     
  • Russell 2000

    1,987.92
    -36.12 (-1.78%)
     
  • Petróleo

    84.83
    -0.31 (-0.36%)
     
  • Oro

    1,836.10
    +4.30 (+0.23%)
     
  • Plata

    24.34
    +0.02 (+0.10%)
     
  • dólar/euro

    1.1346
    +0.0028 (+0.25%)
     
  • Bono a 10 años

    1.7470
    -0.0860 (-4.69%)
     
  • dólar/libra

    1.3554
    -0.0046 (-0.34%)
     
  • yen/dólar

    113.6550
    -0.4450 (-0.39%)
     
  • BTC-USD

    35,342.23
    +85.71 (+0.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    870.86
    +628.18 (+258.85%)
     
  • FTSE 100

    7,494.13
    -90.88 (-1.20%)
     
  • Nikkei 225

    27,522.26
    -250.64 (-0.90%)
     

Luisa Delfino regresa a las madrugadas de radio Rivadavia

·5  min de lectura
Luisa Delfino
Sebastián Rodeiro

El próximo domingo 30 de enero, la periodista y locutora Luisa Delfino regresa a radio Rivadavia AM 630 -la que fue su casa durante muchos años- todas las madrugadas de domingo desde las 0 con su famoso y legendario ciclo Te escucho, que cumplirá 30 años en forma ininterrumpida al aire.

Te escucho, que pasó por distintas emisoras y que ha ido variando en el transcurso de las temporadas, sigue siendo un espacio saludable y de catarsis para enfrentar problemas como la soledad, el adulterio, la anorexia, la bulimia, las fobias o las adicciones.

Carolina Fal y Santo Biasatti, un amor lleno de silencios y secretos

Luisa Delfino escucha, contiene y deriva a profesionales. El programa -como ella misma suele decir- es un ciclo “de servicio” que se ofrece como espacio de escucha respetuosa y atenta a quien lo precisa. Hay oyentes que la siguen desde hace más de 25 años.

De esta manera, con una larga trayectoria como periodista de gráfica, radio y televisión, Delfino regresa a la AM 630. El ciclo, que se ha convertido en un clásico, cumple tres décadas al aire de forma ininterrumpida. Desde su inicio, en 1991, marcó un cambio en la historia de la radiofonía argentina, ya que ofrece un espacio a los oyentes para que expongan sus problemas y experiencias de vida en búsqueda de un consejo. En 1992 el programa radial tuvo su versión televisiva en Canal 7-ATC; y manteniendo el nombre y la temática estuvo en el aire durante algunos años en el mismo horario nocturno, los viernes a la 1 de la madrugada.

En todo este tiempo, Te escucho pasó por distintas emisoras y ha presentado distintos cambios en su formato; los oyentes acompañan con fidelidad a Luisa, que crea un ambiente cálido, saludable y libre de prejuicios para enfrentar toda clase de conflictos personales y familiares, la soledad, fobias y adicciones, entre otros. Además, Delfino se unirá a otra de las grandes figuras de Rivadavia, ya que estará al frente de un pase prometedor con Rolando Hanglin.

Por su parte, él continuará con su tradicional ciclo nocturno RH Rivadavia, que desde el 15 de enero pasará a ocupar la franja de 21 a 24, los sábados y domingos, manteniendo el formato que actualmente ofrece de lunes a viernes.

Cuando el ciclo de Luisa Delfino comience, Hanglin le entregará el aire con un pase que promete un momento mágico en dos de las voces más emblemáticas de la historia de la radio.

Así la programación de la AM de AlphaMedia continúa el armado de la programación 2022. Cabe recordar en los últimos días Pablo Rossi firmó su contrato para sumarse a la grilla en la primera mañana, de lunes a viernes 6 a 9. Otra de las incorporaciones de Rivadavia son la de Julio Lagos, que animará por las noches, y en el amanecer de 4 a 6, Mario Portugal, quien vuelve a esa emisora luego de 39 años, ya que comenzó su carrera en el Rotativo del Aire (el noticiero emblemático de Rivadavia) en 1983.

La historia de Luisa y su “Te escucho”

Luisa nació en Gualeguaychú (Provincia de Entre Ríos). A los 17 años escribió su primer poema, “Dolor de Mudanza”, fue maestra rural en Gilbert, y empezó a hacer realidad algunos sueños: viajar a Buenos Aires, estudiar, trabajar y casi por casualidad llegó al periodismo gráfico y de ahí, como ella dice “gracias a Dios” a la radio.

“Llegué a Buenos Aires inspirada por Hugo Guerrero Marthineitz”, supo contar. “Estaba en Gilbert, como maestra de primer grado y por la tarde escuchaba al Peruano parlanchín, mientras tejía por primera vez en mi vida, un suéter celeste... de pronto él dijo, entre otras frases: ‘¿Cómo va ese tejido?’. Y sentí que me veía, la magia de la radio se instaló definitivamente en mí. En las vacaciones de invierno, con 18 años arremetedores les dije a mis papás que quería viajar a Buenos Aires a conocer a ese genio. Papá consiguió una correcta pensión en Azcuénaga y Córdoba y hacia allí partimos con mi amiga Virginia”, recordó hace tiempo.

“En la radio el asunto se puso más difícil, era complicado llegar a él y cuando lo tuvimos enfrente fue antipático y hosco. Le recriminé que lo fuera y me desafió a que se lo dijera frente al micrófono. Lo demás parecía un sueño; mi amiga y yo nos quedamos una semana, por cinco días estuvimos en el estudio, respondí preguntas, hablé de mi escuela, leí poemas a los que dedicaba mi tiempo y el negro se enamoró de Dolor de Mudanza. Cuando nos fuimos daba todos los días al aire mi nombre y la dirección de la escuela. Llegaban bolsas del correo repletas de cartas maravillosas. Eran ustedes, la gente conmigo por primera vez. Guerrero sugirió que Buenos Aires era un buen lugar para que mis ilusiones volaran a gusto, así que, al año siguiente, conseguí un trabajo en Avellaneda, decidí estudiar Letras y cambiar la vieja casona con dos patios de Gualeguaychú, por la correcta y maravillosa pensión de Doña Totó, en Córdoba y Azcuénaga. Así, causalmente empezó esta historia...”, completó su recorrido, mágico, por el éter.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.