Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,437.50
    +10.00 (+0.18%)
     
  • F Dow Jones

    38,727.00
    -25.00 (-0.06%)
     
  • F Nasdaq

    19,619.25
    +122.75 (+0.63%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,056.60
    -3.40 (-0.17%)
     
  • Petróleo

    78.19
    -0.31 (-0.39%)
     
  • Oro

    2,330.10
    -24.70 (-1.05%)
     
  • Plata

    29.17
    -1.10 (-3.64%)
     
  • dólar/euro

    1.0808
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2950
    -0.1090 (-2.48%)
     
  • Volatilidad

    12.04
    -0.81 (-6.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2789
    -0.0011 (-0.09%)
     
  • yen/dólar

    156.9410
    +0.3390 (+0.22%)
     
  • Bitcoin USD

    67,918.00
    +525.80 (+0.78%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,444.73
    +49.69 (+3.56%)
     
  • FTSE 100

    8,215.48
    +67.67 (+0.83%)
     
  • Nikkei 225

    38,901.01
    +24.30 (+0.06%)
     

Los médicos ejercen presión en el Congreso

National Park Service

El Dr. Timothy McAvoy, un internista de Waukesha, Wisconsin, sostuvo a su nieta pequeña mientras esperaba en el edificio de oficinas de Longworth House para hablar con un asistente legislativo sobre el aumento del pago del Medicare para los médicos.

Frente a un Congreso altamente partidista donde los republicanos prometieron recortar el gasto federal, McAvoy esperaba que su encanto del medio oeste, junto con una dosis de datos de apoyo, convenciera a los miembros a recordar la causa de los médicos.

“’Wisconsin agradable’ es algo real”, dijo McAvoy, quien se graduó en 1973. “Tendremos que ver si se traducirá en los votos que necesitamos”.

McAvoy fue uno de los 350 médicos que viajaron recientemente al Capitolio para presionar al Congreso en nombre de la Asociación Médica de Estados Unidos. Aunque dejaron sus batas blancas en casa, estaban allí como médicos. Su objetivo era generar apoyo para la organización “Plan de recuperación para los médicos estadounidenses”, con una lista de deseos que incluye un aumento de sueldo, alivio de las demandas de autorización previa de las compañías de seguro y más plazas de residencia financiadas con fondos federales para capacitar a más médicos.

PUBLICIDAD

El lema de la campaña es una palmadita en la espalda para estos profesionales: “Ustedes cuidaron de la nación. Es hora de que la nación cuide de ustedes”.

La AMA representa a unos 250. 000 médicos, aproximadamente una cuarta parte de la fuerza laboral médica del país. Y enviar a sus miembros en masa a Washington para presentar su caso no es nada nuevo. Pero este fue el primer esfuerzo grupal organizado en más de tres años, debido a la pandemia del COVID-19.

En ese tiempo, muchos cargos en el Congreso han sido reclamados por nuevos legisladores con diferentes asistentes legislativos. Como resultado, dicen los médicos, necesitan pasar tiempo en persona enseñándoles las complejidades de las reglas de pago del Medicare y otros temas importantes para la práctica de la Medicina.

Mensaje al Congreso: cómo los cambios ayudarán a los pacientes

Si bien la AMA tiene un personal completo de cabilderos en Washington, los funcionarios de la asociación dicen que su mejor arma son los propios médicos, que luchan con la burocracia de las compañías de seguro y las reglas burocráticas de reembolso todos los días. “No hay nada como decirles a los legisladores cómo funcionan las cosas en su distrito”, dijo el Dr. Jack Resneck Jr., presidente de la AMA y dermatólogo de la Universidad de California-San Francisco.

Antes de reunirse con los legisladores y sus asistentes, el personal de la AMA informó a los médicos en un hotel del centro cómo transmitir su mensaje para lograr el máximo efecto. La lección: mostrar cómo estos cambios ayudarán a sus pacientes, no solo a sus prácticas comerciales.

Detalle cómo los pacientes enfrentan retrasos en la obtención de medicamentos y servicios porque primero se requiere la aprobación de la aseguradora. Mencione que saben de médicos que se jubilan anticipadamente, venden sus prácticas a hospitales o firmas de capital privado, y cómo esto dificulta que los pacientes encuentren un médico. “Tenemos la política y los datos, pero son estas historias las que se les quedarán grabadas en la cabeza”, les dijo un cabildero oficial de la AMA.

También se les aconsejó que escucharan y buscaran puntos en común con los miembros del Congreso.

“Cuando suba a la colina, dígales a los congresistas cuánto se preocupa por sus pacientes y que quiere seguir haciendo su trabajo”, dijo un miembro del personal de AMA, sonando casi como un entrenador que describe cómo debería funcionar una estrategia el día del juego. “Hágales saber cómo nos preocupamos por nuestros pacientes y cómo queremos mejorar la salud de la nación”.

Pero también fue un discurso sobre el dinero, proveniente de algunas de las personas con ingresos muy por encima del promedio del país. (Una estimación del gobierno para la categoría “médicos y cirujanos” fijó el ingreso anual promedio para 2021 en $208,000). Dígale al Congreso que con pagos más altos del Medicare podrían brindar una mejor atención y servicio a los pacientes, se instó a los médicos. “Nadie quiere un sistema que no sea fiscalmente estable, y nadie quiere ver a los médicos ocupados completando el papeleo para luchar contra las denegaciones de las aseguradoras”, dijo un miembro del personal de AMA.

Los pagos de Medicare son un gran problema

También se les dijo que recordaran al Congreso que los pagos del Medicare no incluyen un ajustador automático por inflación, a pesar de que los hospitales y los hogares de ancianos sí lo tienen. “Los beneficiarios de Medicare corren un riesgo real de no recibir atención”, dijo Resneck.

Si bien los pagos del Medicare siguen siendo un tema vital para muchos médicos, la mayoría de los médicos trabaja como empleados de hospitales, aseguradoras y otras entidades corporativas y, a menudo, reciben un salario en lugar de una tarifa por cada servicio al paciente.

Los cabilderos de la AMA les advirtieron que pedir un salario más alto ha encontrado rechazo en los últimos años. Eso se debe en gran parte a que la Comisión Asesora de Pagos del Medicare, que asesora al Congreso, ha dicho repetidamente que las tarifas del Medicare eran lo suficientemente altas y que no había señales de que los pacientes tuvieran problemas generalizados para encontrar médicos.

De hecho, en su último informe, de marzo de 2022, MedPAC escribió: “Los análisis de la Comisión sugieren que los pagos del Medicare por los servicios médicos son adecuados”. Sin embargo, en su reunión de enero, los miembros de MedPAC señalaron un cambio en esta posición al aprobar recomendaciones para vincular los pagos de los médicos al 50% del índice económico de Medicare, que es una medida de la inflación de los costos de la práctica.

En el informe de 2022, MedPAC también señaló que durante la pandemia, el Congreso proporcionó decenas de miles de millones de dólares en fondos de ayuda a los médicos y predijo que la demanda de sus servicios alcanzaría o superaría los niveles previos a la pandemia para 2023.

La Dra. Tosha Wetterneck, internista de Madison, Wisconsin, que se unió a McAvoy en la reunión del martes, dijo después de una sesión con el asistente legislativo del representante republicano de Wisconsin Mike Gallagher que se sentía satisfecha de que él había escuchado su mensaje sobre la necesidad de ayuda para mantener abiertos los consultorios médicos y con todo el personal. Hizo hincapié en que los médicos necesitan más dinero para pagar a las enfermeras, asistentes médicos y recepcionistas cuando otros empleadores los atraen con salarios más altos.

“No es algo de una sola vez”, dijo sobre el cabildeo de esta semana. “Se trata de formar relaciones. Estamos en esto a largo plazo”.

Wetterneck dijo que el asistente le dijo a su grupo que Gallagher apoya los cambios en las reglas de autorización previa de las aseguradoras. Cuando se le preguntó si apoyaría pagos más altos a los médicos, dijo: “Todos nos apoyan tratando de mantener las luces encendidas, pero todo depende de cómo se haga la salchicha”.

El asistente contó a los médicos sobre el proyecto de ley de Gallagher para detener las tácticas anticompetitivas que limitarían el uso de cláusulas de no competencia en los contratos por parte de los empleadores, que según los médicos los ayudaría cuando cambien de compañía, dijo Wetterneck.

Durante dos días, los médicos de Wisconsin se reunieron con nueve miembros del Congreso de su estado, aunque en su mayoría eran asistentes en la Cámara, ya que la cámara baja estaba en receso.

Se reunieron con el senador de Wisconsin, Ron Johnson, uno de los miembros más conservadores del Congreso, que a menudo critica el aumento de la intervención y el gasto del gobierno.

Wetterneck dijo que Johnson pasó casi una hora con ellos, durante la cual explicó que quería que los médicos volvieran a ser la profesión de confianza en lugar de ser aplastados por las reglas y la burocracia. El senador les dijo que entiende que los consultorios médicos necesitan dinero para pagar a los miembros del personal y atender a los pacientes. Pero eso no garantiza que votará por un aumento, dijo.

La Dra. Melissa Garretson, especialista en Emergencia Pediátrica de Fort Worth, Texas, tomaba una Coca-Cola Light cuando salía de la cafetería de la Cámara y se dirigía a su quinta reunión de ocho programadas en la Cámara y el Senado.

Ella dijo que el problema del pago resonó entre los legisladores, particularmente cuando el mensaje se centró en ayudar a los médicos a mantener abiertas las prácticas en las zonas rurales de Texas.

Estaba lista con una historia de la semana pasada: una aseguradora se negó a cubrir un medicamento líquido para su paciente de 4 años y solo estaba dispuesta a pagar una pastilla demasiado grande para que el niño la tragara. “La autorización previa es un obstáculo para la atención del paciente”, dijo.

Si bien tratar a los pacientes de emergencia es su trabajo, considera que cabildear en el Congreso es una extensión de su función.

“Nuestros pacientes necesitan la atención en el momento adecuado, y si abogo por esas condiciones no estoy haciendo mi trabajo como médico”, dijo Garretson mientras entraba a la oficina de un representante de Texas.

KHN (Kaiser Health News) es una sala de redacción nacional que produce periodismo detallado sobre temas de salud. Junto con Policy Analysis and Polling, KHN es uno de los tres principales programas operativos de KFF (Kaiser Family Foundation). KFF es una organización sin fines de lucro dotada que brinda información sobre temas de salud a la nación.