U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,555.75
    +18.25 (+0.40%)
     
  • F Dow Jones

    34,776.00
    +210.00 (+0.61%)
     
  • F Nasdaq

    15,718.00
    +0.25 (+0.00%)
     
  • RTY=F

    2,181.90
    +22.60 (+1.05%)
     
  • Petróleo

    67.70
    +1.44 (+2.17%)
     
  • Oro

    1,785.90
    +2.00 (+0.11%)
     
  • Plata

    22.53
    +0.05 (+0.22%)
     
  • dólar/euro

    1.1296
    -0.0022 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3430
    -0.1050 (-7.25%)
     
  • Volatilidad

    30.67
    +2.72 (+9.73%)
     
  • dólar/libra

    1.3236
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    113.0290
    +0.2290 (+0.20%)
     
  • BTC-USD

    48,483.11
    -691.48 (-1.41%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,245.19
    -196.57 (-13.63%)
     
  • FTSE 100

    7,122.32
    -6.89 (-0.10%)
     
  • Nikkei 225

    27,844.66
    -184.91 (-0.66%)
     

México es de los 10 países peor evaluados en competitividad digital, pero aún puede recuperarse

·6  min de lectura

La competitividad digital es un factor clave para el desarrollo de las naciones modernas. Es más, durante la pandemia de coronavirus, la tecnología en sí y la digitalización que conlleva han jugado un rol crucial para ayudarles a enfrentar las adversidades derivadas de la misma. 

«Lo que logró mantener a flote durante la pandemia y crisis sanitaria a todos los países —y lo que está siendo un componente esencial para su recuperación económica—es el ecosistema digital y la transformación digital; o la resiliencia que tienen los países para poder afrontar esta transformación», explica en entrevista con Business Insider México Sissi De la Peña, gerente de comercio digital de la Asociación latinoamericana de internet (ALAI).

La forma en la que las economías del mundo adopten la tecnología es clave para su desarrollo; no sólo ahora en medio de la crisis sanitaria, sino en el futuro inmediato. 

Ahora, de acuerdo con la experta, durante los últimos dos años de pandemia la transformación digital se adelantó entre cinco y siete años; sin embargo, durante este periodo, México no ha aprovechado este impulso y, en cuestiones de competitividad digital, nuestro país perdió mucho terreno.

México se ha encontrado en constante declive cuando se trata de competitividad digital

Recientemente, el Instituto para el Desarrollo Gerencial (IMD) dio a conocer su ranking mundial de competitividad digital 2021, en el que mide la capacidad y disposición de 64 países para adoptar y explorar tecnologías digitales como un motor para la transformación económica de sus empresas, gobierno y sociedad.

En el caso de México, nuestro país cayó dos lugares respecto a 2020; pasando al sitio 56 debido a la caída en conocimiento (talento, educación y concentración científica) y tecnología (marcos regulatorios, capital y marco tecnológico). Sin embargo, esta caída ha sido constante desde 2017, cuando México ocupada el lugar 39.

Tener una competitividad digital sana es importante. Esto porque puede derivar en la creación de más empleos, una mejor educación y mejor acceso a servicios, de acuerdo con la experta. «Si nosotros ofreciéramos eso, la gente que se quedó sin trabajo por la pandemia, o que estamos en ese proceso de transformación digital y que nos está costando trabajo adaptarnos, podríamos innovar», dice. «Hay muchas ventajas que al final de cuentas se reflejan en un bienestar para los ciudadanos; bienestar económico, de salud, psicológico, etc», agrega.

Hand touching virtual world with connection network. Global data information and technology exchange.
Desafortunadamente, México y la región de Latinoamérica se encuentran en desventaja ante la economía global (o digital).

Desafortunadamente, México y la región de Latinoamérica se encuentran en desventaja ante la economía global (o digital).

Mientras que las 10 economías que encabezan el ranking se centran en la construcción de talento, fortalecer la infraestructura de conocimiento para desarrollar y emplear tecnología digital, en proveer un marco regulatorio efectivo que permita el desarrollo e introducción de tecnologías, y en combinar la adaptabilidad individual con la agilidad empresarial, las economías latinoamericanas enfrentan diversos desafíos.

México tiene mucho por hacer para fortalecer su competitividad digital

México tiene mucho por hacer en cuanto a adopción y exploración de las tecnologías para alcanzar una verdadera transformación digital. 

De los tres grandes componentes del ranking —conocimiento, tecnología y preparación para el futuro— nuestro país tiene mucho que trabajar en el eje de tecnología; especialmente en marcos regulatorios efectivos para la adopción de tecnología.

Sobre qué es lo que México debe hacer para recuperar terreno en competencia digital, De la Peña enfatiza que los primero es establecer un propósito a la digitalización.

«Como nación, tenemos que establecer hacia dónde queremos ir en materia de digitalización», dice. «Primero hay que tener conectividad, porque para llegar de A a B necesito la carretera. En este sentido, es tener la infraestructura para una correcta conectividad para llegar a las áreas más remotas. Según el INEGI, entre 75-78% de la población en México tiene acceso a internet en distintos niveles; sin embargo, tú no puedes esperar a que México tenga el 100% de conectividad digital para después decidir qué vas a hacer como nación» explica.

«El ejemplo más claro es: ¿quiero tener conectividad solo para meterme a Facebook, o quiero tenerla para poder estudiar o vender en línea? Quienes perdieron sus negocios por tema de la pandemia pueden ahora acceder [a internet] y vender productos no solo a nivel local, sino también regional e internacional», agrega.

La homologación de políticas públicas en temas de digitalización es otro factor clave para despegar la competitividad digital de México

Otro punto importante es homologar las políticas públicas que surjan en temas de digitalización para el sector financiero, el educativo, el de privacidad de datos y el de innovación; esto para que sean adecuadas no solo para fomentar una educación digital, sino para también crear experiencia académica y una mejor infraestructura. 

«A final de cuentas, el sector digital no es solo un tema de informática; es un tema transversal a la salud, a la educación, a la economía, y ahí tenemos que tener una coordinación institucional, que es la que nos ha faltado, y no enfocarnos nada más en la expansión de la infraestructura», agrega la experta.

Latinoamérica no está preparada en materia de competitividad digital, en gran parte debido a la imposición de regulaciones arbitrarias y discriminatorias. Una mejora regulatoria en este aspecto incidirá directamente en su velocidad de recuperación.

«Hay que entender la transformación digital y no solamente promover políticas públicas con base en experiencias propias (…); las iniciativas de ley, propuestas y políticas públicas no pueden estar basadas solamente en componentes ideológicos o de experiencias propias, porque al tú tratar de defender los derechos de uno, puedes estar afectando considerablemente los derechos de otros», dice De la Peña.

«El regular o imponer políticas públicas con poca información —sobre todo cuando estás hablando de un sector digital que está llegando a masas— puede afectar literalmente a millones de personas en varios componentes: en salud, en educación, en libertad de expresión, en derechos humanos, y eso es la complejidad de esta transformación digital», agrega. 

México podría sanar su competitividad digital en 2 años si enfrenta los retos adecuadamente 

Existen varios retos a superar para poder darle un empujón a la competitividad digital de México, sobre todo en materia económica; sin embargo, la experta comenta que el primer enfoque debería ser facilitar que el desarrollo de la economía digital suceda. Para ello, dice, es importante implementar correctamente el nuevo tratado de libre comercio.

«Creo que ahorita tenemos una muy buena oportunidad que se llama tratado de libre comercio, porque de verdad podemos aprender de nuestros socios comerciales y comparar o elevar nuestros estándares. Cuando inició el TLCAN, todo el mundo decía que a México le iba a ir muy mal porque no teníamos camiones y carreteras para sacar nuestros aguacates, pero gracias a ese tratado de libre comercio subimos los estándares; hicimos carreteras, puertos y ahora somos los líderes en distribución de aguacate a nivel mundial. Si eso lo podemos aplicar también al sector digital, tenemos ahí una gran oportunidad», dice.

Otro reto a largo plazo es la transformación de las habilidades digitales del país; tanto en modelos educativos como en la manera en la que interactuamos en las redes sociales. 

Pese a los distintos obstáculos, De la Peña es optimista sobre qué tan rápido podría México recuperar terreno en cuestiones de competitividad digital. 

«Yo creo que tenemos todas las bases para recuperarnos en un lapso de dos años; siempre y cuando no vayamos con regulaciones o políticas públicas contrarias a las que realmente necesitamos para detonar [la competitividad digital]».

AHORA LEE: Expertos urgen la creación de un marco regulatorio de ciberseguridad en México

TAMBIÉN LEE: 5 perfiles que necesitan las empresas para acelerar su transformación digital

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) El poder de las gigantes tecnológicas más influyentes del mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.