U.S. markets closed

Internet se mofa de este surrealista invento: una mascarilla que permite comer mientras la usas

La mascarilla se ha convertido en poco tiempo en un accesorio imprescindible en nuestra vida cotidiana desde que las autoridades sanitarias de todo el mundo recomendaron su uso para prevenir los contagios de coronavirus.

En algunos lugares no sólo es recomendable, sino que ya es obligatorio llevarla en espacios cerrados o cuando no se pueda respetar la distancia social. Sin embargo, a medida que avanza la desescalada la utilización de la mascarilla plantea algunas cuestiones: ¿soportaremos su uso con los calores del verano? Y, cuando abran los restaurantes, ¿cómo vamos a compaginar la obligatoriedad de su uso en recintos con el acto físico de comer? Un invento reciente ha tratado de resolver este último problema con una solución poco ortodoxa que ha desatado las risas en Internet.

Hace unos días, un noticiario de Dallas daba a conocer una mascarilla que permite comer sin tener que quitársela, con un vídeo en el que un hombre hace una demostración. Se trata de un invento israelí cuya intención es facilitar a los consumidores que puedan salir a comer fuera de casa.

La mascarilla en cuestión lleva una abertura bordeada por unas piezas negras que parecen labios y que permanece sellada por defecto. La pieza lleva conectada una palanca de mano que, al ser pulsada, abre la ranura permitiendo introducir los alimentos en la boca y, cuando se suelta, la abertura se vuelve a cerrar. El pintoresco invento ha sido bautizado como “mascarilla Pac-Man” porque visualmente, al abrirse y cerrarse, recuerda mucho al movimiento del legendario videojuego del comecocos.

Como ocurre tantas veces, la noticia habría pasado bastante desapercibida de no haber sido compartida en Twitter, donde numerosos usuarios han reaccionado con espanto, hilaridad y muchos memes, al más puro estilo de la red social.

Está de más decir que mientras la apertura de la mascarilla está abierta, el usuario queda completamente desprotegido y expone también al comensal que tenga enfrente a cualquier partícula infectiva que salga de su boca en ese momento. Damos las gracias por las risas, pero mientras el contagio de COVID-19 sea un riesgo importante, lo más recomendable y sensato es comer en casa.

Vía NBC DFW

Más historias que te pueden interesar: