U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,207.27
    -2.97 (-0.07%)
     
  • Dow Jones

    33,336.67
    +27.16 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    12,779.91
    -74.89 (-0.58%)
     
  • Russell 2000

    1,975.26
    +6.01 (+0.31%)
     
  • Petróleo

    93.99
    +2.06 (+2.24%)
     
  • Oro

    1,805.50
    -8.20 (-0.45%)
     
  • Plata

    20.26
    -0.48 (-2.30%)
     
  • dólar/euro

    1.0325
    +0.0023 (+0.23%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8880
    +0.1020 (+3.66%)
     
  • dólar/libra

    1.2201
    -0.0017 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    133.0060
    +0.1330 (+0.10%)
     
  • BTC-USD

    24,263.06
    +161.98 (+0.67%)
     
  • CMC Crypto 200

    573.13
    -1.61 (-0.28%)
     
  • FTSE 100

    7,465.91
    -41.20 (-0.55%)
     
  • Nikkei 225

    27,819.33
    -180.63 (-0.65%)
     

Las mejores tarjetas de crédito para tener en este momento

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·11  min de lectura
David J. Neal /DNEAL@MIAMIHERALD.COM
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El año pasado, cuando Jamé Krauter, de 44 años, buscaba la mejor forma de ahorrar dinero mientras planeaba un viaje con la familia a Disney World, vio varios anuncios de tarjetas de crédito en línea.

Lo que más le llamó la atención fue una tarjeta de crédito de una aerolínea y una tarjeta de recompensas de viaje. Ambas prometían miles de puntos adicionales a sus nuevos clientes y ventajas, como equipaje gratis y puntos extra por viajes en Lyft.

Sin embargo, para obtener todos esos atractivos beneficios, tendría que gastar varios miles de dólares en los próximos meses, además de desembolsar $95 en tarifas anuales por cada tarjeta.

Krauter, consultora de recaudación de fondos en Bayville, Nueva York, procesó los números y rápidamente descubrió que los costos del viaje para ella, su esposo y sus tres hijos alcanzarían fácilmente los niveles de gasto requeridos. “Estaba claro que saldríamos beneficiados”, afirma.

Decidieron pedir ambas tarjetas de crédito. Como tenían excelentes puntajes de crédito, las tarjetas fueron aprobadas. En diciembre, toda la familia disfrutó del viaje a Disney World, aprovechando al máximo las ventajas de las nuevas tarjetas.

Krauter piensa conservar varias otras tarjetas de crédito que usa regularmente. Una de estas tarjetas cobra una cuota anual, pero ofrece un 6% de reembolso en efectivo con un tope de $6,000 al año en compras de comestibles que califiquen. “Es importante asegurarse de que nuestro dinero esté trabajando en nuestro favor”, explica Krauter, quien asegura que hace un seguimiento de esas recompensas.

Es inusual que alguien haga un control tan cuidadoso de las tarjetas. Según las encuestas de Bankrate, muchos estadounidenses cada vez prestan menos atención a los pros y los contras de sus tarjetas de crédito. “He descubierto que algunos de mis clientes todavía usan la misma tarjeta de crédito que obtuvieron cuando eran adultos jóvenes, tal vez una vincunlada a su banco o cooperativa de crédito de la universidad”, advierte la planificadora financiera certificada Natalie Slagle, socia fundadora de Fyooz Financial Planning en Rochester, Minnesota.

Respecto de este tema, “nuestras necesidades financieras cambian a medida que estamos en diferentes etapas de la vida, pero quizá nuestras tarjetas de crédito no cambien en la misma medida”, dice Slagle.

Independientemente de la etapa de la vida en la que te encuentres actualmente, te recomendamos que revises tu cartera de tarjetas de crédito con frecuencia para asegurarte de aprovechar al máximo las recompensas, evitar cargos innecesariamente altos y mantener un buen puntaje crediticio. Para ayudarte, tenemos las respuestas de los expertos a cinco preguntas comunes.

¿Cuántas tarjetas de crédito realmente necesitas?

Depende de tu situación financiera particular. Según la oficina de crédito Experian, durante el tercer trimestre del 2020, los consumidores estadounidenses tenían un promedio de cuatro tarjetas de crédito cada uno, los adultos más jóvenes (generación Z) tenían solo dos, mientras que los baby boomers tenían cinco. No obstante, según una investigación realizada por la Asociación Americana de Banqueros, cerca del 25% de esas tarjetas no se usan.

Muchos estadounidenses se manejan bien con solo dos tarjetas de crédito principales, afirma Ted Rossman, analista principal del sector en CreditCards.com, quien redujo su cantidad de tarjetas a dos. Por lo tanto, para el uso diario, puedes tener una tarjeta de crédito que se acepte en muchos comercios, como una Visa o MasterCard, y mantener otra de respaldo, por si pierdes o te roban la principal, o si eres víctima de fraude.

Para la mayoría de las personas, lo más conveniente es que la tarjeta de uso diario sea un producto que ofrezca devolución de efectivo, en lugar de una que ofrezca puntos o millas de viajero frecuente, dice Rossman. Esto se debe a que las tarjetas que ofrecen devolución de efectivo te dan el dinero directamente, en lugar de un beneficio potencial, como descuentos para una marca de hotel en particular, que posiblemente no uses.

Otra opción es una tarjeta de recompensas que ofrezca un reembolso fijo del 2% en efectivo en todo tipo de compras, como Citi Double Cash o Wells Fargo Active Cash. Otras tarjetas, como Chase Freedom Flex, pueden ofrecer montos más altos, tal vez del 5%, en ciertas categorías de gastos y el 1% en todo lo demás. Para ver cuál te resultará más útil en función de tus necesidades actuales, puedes comparar los beneficios de varias tarjetas en sitios web, como WalletHub, CreditCards.com, y NerdWallet.

Aun así, como ilustra la experiencia de Jamé Krauter, hay quienes pueden administrar cómodamente más tarjetas de crédito, siempre que se adapten a sus circunstancias financieras y patrones de gasto. Quizá compras a menudo en una tienda específica y tu tarjeta de la tienda te ofrece descuentos y envío gratis. Si viajas regularmente, una tarjeta de aerolínea con beneficios, como embarque anticipado, exención de tarifas de equipaje y bonificaciones de millas puede ser útil. Analizar los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito puede ayudarte a decidir.

¿Deberías aprovechar las ofertas de las tarjetas nuevas?

Tal vez. Quizá hayas notado que recientemente recibiste una avalancha de correos o propuestas en línea para obtener nuevas tarjetas de crédito. Sin duda, es un cambio respecto de los primeros días de la pandemia, cuando los emisores de tarjetas se abstenían de hacer ofertas.

Algunas de estas tarjetas parecen bastante tentadoras. Por ejemplo, hace poco la tarjeta de crédito Sapphire Reserve de Chase ofrecía 50,000 puntos de registro y un crédito de viaje anual de $300, mientras que la tarjeta Wells Fargo Active Cash que no tiene cargo promocionaba un bono de registro de $200 junto con un 2% de reembolso en efectivo en todas las compras.

Asegúrate de analizar a fondo los términos. “Debes comprender cómo puedes calificar para esos bonos, ya que puede implicar gastar miles de dólares en unos pocos meses”, explica Matt Schulz, analista en jefe del sector en LendingTree, que conecta a las personas interesadas en pedir dinero prestado con varias empresas de préstamos. También consulta las tarifas. Por ejemplo, Chase Sapphire Reserve cobró una tarifa anual de $550 más una tarifa de $75 por cada usuario autorizado.

También hay ofertas para tarjetas de transferencia cero, que te permiten pasar una deuda de una tarjeta con interés alto a una con interés mucho más bajo. Hace poco, algunas emisoras de tarjetas prometieron que no cobrarán intereses por hasta 21 meses, una bendición si necesitas volver a generar ahorros o pagar deudas.

Sin embargo, para acceder a la mayoría de estas tarjetas de saldo cero, necesitarás tener un crédito impresionante, tal vez un puntaje crediticio de 700 o más. Y recuerda, “si decides hacer una transferencia, solo asegúrate de poder pagar el saldo”, afirma Bruce McClary, vicepresidente principal de comunicaciones de la National Foundation for Credit Counseling, un grupo sin fines de lucro.

¿Tiene sentido cancelar tarjetas de crédito que no estás usando?

No necesariamente. Al igual que muchas personas, quizá hayas hecho algunos cambios recientes en tus hábitos de gasto. Si consideramos los últimos dos años, es posible que viajes con menos frecuencia y quizá hace muchos meses que no usas esa tarjeta de crédito para viajes que cobra tarifas altas. O, tal vez, dejaste de comprar en una tienda en particular que solías frecuentar y has guardado esa tarjeta en un cajón.

O una o varias de tus tarjetas de crédito pueden haber cambiado lo que ofrecen. Las emisoras de tarjetas suelen ajustar los beneficios, reducir las recompensas de devolución de efectivo para ciertas categorías de gastos o aumentan las tasas de interés.

Entonces, ¿deberías deshacerte de las tarjetas que usas muy poco? Si pagas más en cargos de lo que estás recibiendo en beneficios, quizá te convenga cancelar la tarjeta que no usas. Pero a menudo es mejor mantenerlas, afirma John Ulzheimer, un experto en crédito.

Esta es la razón: Cancelar una tarjeta no solo reduce una línea de crédito que tienes disponible, sino que también reduce tu puntaje crediticio. Cerrar la línea de crédito de la tarjeta aumenta lo que se denomina “tasa de utilización de crédito”, que es el porcentaje del crédito disponible que usas. Este número es importante porque representa el 30% de tu puntaje de crédito.

Es cierto que después de una cancelación, siempre y cuando pagues las facturas a tiempo, tu puntaje crediticio se recuperará, aunque puede demorar algunos meses o más tiempo. Por lo tanto, es importante que evites cancelar una tarjeta si quieres solicitar una hipoteca o un préstamo en los próximos meses, explica Bill Hardekopf, analista principal de la industria en Money Crashers, un sitio web de comparación de tarjetas.

Volver a construir tu línea de crédito después de una cancelación también puede llevar tiempo, a menos que la reemplaces con otra tarjeta con una línea de crédito equivalente. Por lo tanto, “suele ser conveniente mantener esa línea de crédito abierta en caso de emergencia, especialmente si pagas una tarifa baja o si la tarjeta no tiene costos”, añade Ulzheimer.

Una opción es pedirle a la emisora de la tarjeta que te dé otra de sus ofertas, una que se adapte mejor a tus necesidades, como una tarjeta de viaje sin cargo, en lugar de cancelar el servicio. Asegúrate de que el intercambio clasifique como un cambio de producto, lo que te permitirá mantener la misma línea de crédito y no afectará tu puntaje crediticio.

¿Puedes evitar que te “cancelen” la tarjeta de crédito?

Puedes reducir las probabilidades. En el 2020 y el 2021, se cancelaron las tarjetas de muchos estadounidenses o los límites de crédito se redujeron sin ningún motivo. Si bien no existe una manera infalible de eludir esos contratiempos de los emisores de tarjetas de crédito, hay algunas estrategias que pueden ayudarte a que sea menos probable.

Para empezar, es importante tener en cuenta que muchas de las tarjetas que las emisoras cancelaron, al menos en el 2021, se usaban muy poco o quedaron inactivas, como se dice en la jerga de la industria. Así que asegúrate de usar todas tus tarjetas de crédito al menos dos o tres veces al año, incluso si es solo para hacer pagos pequeños. O configura pagos mensuales automáticos con estas tarjetas, como un servicio de transmisión, dice Schulz.

También haz un seguimiento de cuánto usas de la línea de crédito de cada tarjeta. Algunas emisoras de tarjetas pueden alarmarse si comienzas a aprovechar al máximo una tarjeta que normalmente no usas mucho, porque esto podría ser una señal de que estás atravesando dificultades financieras.

También te recomendamos mantener tu tasa de utilización de crédito a menos del 30%. Si el límite de crédito general de todas tus tarjetas es de $30,000, los saldos totales deberían ser inferiores a $9,000 por mes.

Y cuanto menor sea tu tasa de utilización, mejor, resume Ulzheimer. Los titulares de tarjetas con puntajes de crédito iguales o mayores a 750 tenían una tasa de utilización de crédito promedio del 10% o menos, según FICO, una firma de análisis de datos y puntaje crediticio.

¿Cuál es la forma más sencilla de hacer un seguimiento de los gastos?

Usa las herramientas que aparecen en el sitio web o en la aplicación de tu banco para controlar tus cuentas. Estas herramientas te permiten configurar varias alertas y notificaciones.

Si te preocupa mantenerte debajo de determinados límites crediticios, puedes, por ejemplo, configurar las notificaciones de saldo, que te avisarán cuando tu saldo supere determinado importe. O puedes habilitar alertas de gastos para compras superiores a una cifra específica en dólares. Las alertas de vencimiento de pago te avisarán sobre tus vencimientos unos días antes de la fecha límite.

También puede ser conveniente elegir una aplicación financiera de terceros, como Mint, que se conecta con la cuenta de tu tarjeta de crédito y te ofrece un panorama de tus finanzas.

¿Cómo decidir? Usa cualquier herramienta que te simplifique la administración de las cuentas, dice Hardekopf.

Otra idea que puede resultarte útil es activar la función de pago automático para las facturas de tu tarjeta de crédito. De esta forma, te aseguras de siempre pagar a tiempo. Puedes elegir pagar automáticamente la factura en su totalidad todos los meses. No obstante, si tus finanzas son menos estables, te recomendamos confiar en los recordatorios de vencimiento y pagar a tiempo el mayor monto posible.

Ya sea que elijas el pago automático o los recordatorios de vencimientos, es importante examinar detenidamente los estados de cuenta todos los meses para detectar posibles errores de facturación y cargos fraudulentos, explica Rossman. Además, revisa periódicamente tus informes de crédito. (Puedes obtener informes de forma gratuita en AnnualCreditReport.com.)

Esto no solo te ayudará a protegerte contra las estafas, sino que también garantizará que tu historial crediticio sea preciso y que califiques para la tarjeta de crédito que mejor se adapte a tus necesidades financieras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.