U.S. markets close in 1 hour 53 minutes
  • S&P 500

    3,663.99
    -29.24 (-0.79%)
     
  • Dow Jones

    29,304.18
    -286.23 (-0.97%)
     
  • Nasdaq

    10,845.32
    -22.60 (-0.21%)
     
  • Russell 2000

    1,658.68
    -20.91 (-1.24%)
     
  • Petróleo

    77.18
    -1.56 (-1.98%)
     
  • Oro

    1,631.80
    -23.80 (-1.44%)
     
  • Plata

    18.38
    -0.53 (-2.80%)
     
  • dólar/euro

    0.9612
    -0.0076 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8900
    +0.1930 (+5.22%)
     
  • dólar/libra

    1.0678
    -0.0179 (-1.65%)
     
  • yen/dólar

    144.7140
    +1.3940 (+0.97%)
     
  • BTC-USD

    19,161.50
    +157.79 (+0.83%)
     
  • CMC Crypto 200

    439.88
    +6.78 (+1.56%)
     
  • FTSE 100

    7,020.95
    +2.35 (+0.03%)
     
  • Nikkei 225

    26,431.55
    -722.28 (-2.66%)
     

Mercado laboral: qué buscan los profesionales del sector privado en la era de la pospandemia

·7  min de lectura
¿Qué pasará con el mercado laboral?
Las tendencias del mercado laboral señalan que la modalidad de trabajo híbrida en el ámbito privado alcanza el 50%, la presencial 34%, y la remota 16%.

Un estudio realizado por la empresa de reclutamiento de personal Page Group reveló una serie de datos y fenómenos que, originados en 2020 por la pandemia del Covid-19 con la irrupción de la modalidad laboral remota o híbrida, y profundizados en lo que va de 2022 por la desaceleración de la economía global, impactaron en el mercado de trabajo argentino, agravado a su vez por la inflación creciente y la caída del salario real.

En la Argentina, según Page Group, los procesos de contratación se vieron impulsados por el índice de rotación de personal (relación entre ingresos y egresos del mercado laboral) del último año, que alcanzó el 46,2%, y la fuga de talento calificado, expresada en una cifra que alarma al sector corporativo: uno de cada tres trabajadores argentinos del ámbito privado busca opciones de trabajo en el extranjero, idealmente de manera remota y cobrando en “moneda dura”.

Además, el estudio reflejó que, debido a la situación inflacionaria argentina –78,5% interanual en septiembresolo el 28,2% de las empresas realizaron ajustes salariales definidos por ley o sindicatos en lo que va del año.

A su vez, el 45,2% de las empresas en ciudad de Buenos Aires hicieron entre dos y tres ajustes salariales por inflación, mientras que en la provincia de Buenos Aires el 41,9% y en el interior del país el 35,7%.

“En consonancia con esto, a la hora de atraer talento, el 44,9% de los profesionales argentinos indicaron estar dispuestos a cambiar de empleo en caso de que les ofrezcan un incremento salarial superior al 35% para minimizar el impacto de la inflación en sus salarios”, explicaron en el documento.

En cuanto a los motivos que impulsan un cambio laboral, desde Page Group señalaron los siguientes factores: imposibilidad de crecimiento y desarrollo profesional (55,1%), ambiente laboral hostil (52,7%), beneficios no remunerativos poco competitivos (44,2%), desinterés de la compañía en el bienestar integral (32,9%), poco aprovechamiento de las habilidades profesionales (32%).

Cabe destacar que el estudio se realizó en base a 8216 respuestas recabadas en empresas de la Argentina y Uruguay, que se desagregaron según cada país, y a más de 10.200 entrevistas a candidatos a encontrar trabajo y a 3500 reuniones realizadas por los consultores de la empresa internacional.

Cambios en el paradigma del trabajo

Sin lugar a dudas, la pandemia del Covid-19 aceleró la transición hacia el paradigma del trabajo remoto e híbrido en el sector productivo que, si bien venía desarrollándose como consecuencia de la convergencia tecnológica, tras la emergencia sanitaria ganó escala a nivel mundial. De acuerdo con el reporte, las tendencias del mercado laboral señalan que la modalidad de trabajo híbrida en el ámbito privado alcanza el 50%, la presencial, el 34%, y la remota, el 16%.

En el desglose del esquema de trabajo híbrido, el más utilizado por el sector privado argentino, se destaca la modalidad de tres días remotos y dos presenciales (26%), a discreción por productividad (25%), y dos días remotos y tres presenciales (21%).

Miguel Carugati, director general de la firma para la Argentina y Uruguay, afirmó: “Esta situación [la pandemia y el contexto macroeconómico argentino] ha dado lugar a que las empresas se adapten rápidamente a esta realidad, acelerando sus procesos de transformación, buscando mayor cercanía con la tecnología y poniendo el foco en la experiencia del cliente para construir una relación a largo plazo que supere la coyuntura”.

“Los profesionales también se están reinventando –aseguró Caruguati–. Por esto será aún más común encontrar perfiles híbridos en distintas áreas, quienes aportan el conocimiento de una disciplina determinada, pero también se desarrollan en otra para volverse más versátiles en un mercado que es cada vez más agresivo y exigente”.

En este sentido, los factores más valorados de un futuro empleador por parte de los trabajadores son la flexibilidad laboral (61,7%), el paquete de beneficios y remuneración competitiva (41,5%) y la reputación de la compañía (33,8%).

“A la hora de evaluar una oferta laboral, más allá de la remuneración, los profesionales prefieren una opción que les permita trabajar en un formato remoto o híbrido, en un entorno corporativo en el que se sientan respetados y valorados, motivo por el cual las empresas deben seguir trabajando en su marca empleadora a largo plazo, si quieren captar el mejor talento del mercado”, sugirieron desde Page Group.

Y agregaron: “El modelo de trabajo fue ampliamente debatido por las empresas durante el último año y medio y en algunos casos fue el principal motivo de renuncia del personal calificado, como sucedió durante el primer semestre con [el fenómeno de] ‘La Gran Renuncia’. Hoy las empresas apuntan a un esquema de trabajo híbrido de 3 días virtuales y 2 presenciales, o bien presencialidad a discreción, definida según la productividad”.

En tanto, Carugati propuso considerar también la nueva preocupación del mundo corporativo, conocida como “La Renuncia Silenciosa”, como resultado de la búsqueda de un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional, apuntando a evitar el burnout y encontrar un propósito en el trabajo, sobre todo, en las generaciones más jóvenes.

Mercado de pases y gestión del talento joven

“La transformación digital ha llevado a que las empresas empiecen a prestar atención a la experiencia integral de sus clientes. Por eso, las compañías de servicio incorporaron a sus estructuras perfiles senior provenientes del área de producto y viceversa, buscando destacarse así de su competencia”, indicaron desde Page Group.

Según el estudio, las prioridades para nuevas contrataciones son conocimiento técnico y experiencia laboral (74,8%), afinidad con la cultura corporativa (35,9%), presupuesto para nuevas contrataciones (31,9%) y habilidades blandas (21,4%). Estas últimas se desagregan en trabajo en equipo (57,5%), liderazgo (42,6%), planificación y toma de decisiones (39,2%), iniciativa (34,9%) y comunicación efectiva (29,2%).

En cuanto a las expectativas de los profesionales argentinos, uno de cada dos piensa en cambiar de empleo en el año próximo. “Con la irrupción de los centennials [nacidos entre 1995 y 2005] en el mercado laboral y cada vez más millennials [nacidos entre 1980 y 1995] en posiciones jerárquicas, se ven algunos cambios en el mercado laboral. Hoy los primeros encabezan la búsqueda de oportunidades laborales en el extranjero (45,3%), seguidos de los millennials (36,2%). Las principales fuentes de búsqueda de empleo son las redes sociales (95%) y bolsas de empleo o empresas de reclutamiento (66,9%), siendo LinkedIn la primera opción”, explica el estudio.

Finalmente, desde Page Group ponen énfasis en atender las “alertas de agotamiento” del personal por parte de las empresas, ya que el 31,8% afirma no tener un buen balance entre vida laboral y personal. Entre las principales alarmas se destacan que uno de cada tres trabajadores no respeta su horario de salida laboral ni almuerzo y que uno de cada cuatro trabaja más de ocho horas diarias.

“El rechazo de los jóvenes hacia una vida que gire alrededor del trabajo es a su vez la búsqueda de una vida más saludable en todo sentido, es decir, con tiempo suficiente para descansar la mente, para sociabilizar y para hacer actividad física”, sostienen en el estudio. “En el mediano plazo, tomar acciones sobre este escenario puede ayudar a las compañías a mejorar el compromiso y productividad de los empleados, reduciendo los índices de rotación y ausentismo, ya que la falta de balance vida personal/laboral, puede traducirse en estrés y afecciones de salud derivadas del mismo”, sugieren desde Page Group.

Y concluyen: “Si bien el aspecto salarial tiene mucho peso a la hora de renunciar, la falta de comunicación, estímulos, desafíos, liderazgos saludables y propósitos son claves para afianzar la lealtad y el bienestar del personal. De hecho, el ambiente laboral es el principal factor de fidelización de los profesionales encuestados”.