Los mercados festejan el 'año Draghi' pero no bajan la guardia

Los mercados financieros, galvanizados por la acción de los bancos centrales, comenzaron a pasar página de la crisis de deuda en 2012 y encaran 2013 con serenidad gracias a la reactivación económica en China y Estados Unidos, pero no bajan la guardia por la falta de crecimiento en la zona euro y el riesgo de crisis fiscal por los bloqueos políticos en Washington.

"En 2012 tuvimos un antes y un después de (el presidente del Banco Central Europeo, Mario) Draghi", observó Jean-Louis Mourier, economista de Aurel BGC.

La pasada primavera surgieron fuertes tensiones en los mercados, enloquecidos por el empeoramiento de la situación económica en España. Pero Draghi evitó un verano mortífero para los mercados como el de 2011, al declararse decidido a "a todo para salvar el euro". En septiembre, el BCE anunció un programa ilimitado de compra de deuda para los países que pidieran el respaldo del fondo de rescate europeo.

El programa no ha sido activado de momento, ya que ningún gobierno ha pedido esta ayuda, pese a las presiones para que España recurra a ella.

"Poco importa. El BCE es un cortafuegos ultraeficaz. La crisis de las finanzas públicas no terminó -los Estados necesitarán años antes de regresar a los límites fiscales- pero el riesgo que hacía pesar en los mercados desapareció prácticamente", resume Mourier.

El escenario catastrófico de una salida de Grecia de la zona euro también se disipó.

El avance en la supervisión bancaria, las reformas estructurales en España y en Italia dieron finalmente confianza.

Como resultado, las grandes plazas financieras europeas terminaron el año con fuertes ganancias. A 20 de diciembre, París registraba ganancias del 16% desde el 1 de enero, Londres del 7% y Fráncfort del 30%.

Wall Street progresó claramente, el 8,5% para el Dow Jones, así como las bolsas de los países emergentes, con un índice MSCI Emerging Markets, barómetro del rendimiento bursátil, con ganancias de más del 12%.

El mercado secundario de la deuda pública, muy vigilado desde que estalló la crisis de la deuda, regresó a la calma a pesar de que las tasas españolas e italianas permanecen elevadas.

Sin embargo, los inversores encaran 2013 con prudencia. A inicios de esta semana, la discusiones para hallar un compromiso entre demócratas y republicanos sobre el presupuesto estadounidense para evitar un 'precipicio fiscal' parecían bien encaminadas. Pero el jueves pasado esa perspectiva se redujo después de una fallida tentativa republicana para hacer votar en la Cámara de Represetantes un 'Plan B' y el viernes las bolsas operaron a la baja.

La falta de un compromiso acarrearía fuertes aumentos automáticos de impuestos y recortes de gastos, que según los analistas, amenazarían con una nueva recesión de la primera economía mundial.

"Las empresas estadounidenses bloquean sus inversiones desde hace tres trimestres. Hay que volver a hacer andar la máquina", se inquieta Mirela Agache-Durand, de Oddo Securities.

En Europa, persisten varias incógnitas. "¿Habrá o no una petición de rescate por España, una nueva reestructuración de la deuda griega o reformas en Francia? Las elecciones en Alemania y en Italia también pondrán un poco de presión en los mercados", estima Olivier Raingeard, jefe economista del banco Neuflize OBC.

Pero el freno más importante para que dure una buena situación sigue siendo el crecimiento, que está en punto muerto en la zona euro.

"Los dirigentes deberán ponerse de acuerdo para dejar de lado los límites fiscales que pesan en los Estados para dar así un poco de aire a sus economías", subraya Raingeard.

Una decisión inevitable, según él, cuando se caiga en la cuenta de que París no podrá respetar su objetivo de déficit público del 3% del PIB en 2013.

Con un balón de oxígeno como ese, los mercados podrían registrar ganancias considerables el próximo año. En especial cuando, a diferencia de Europa, la reactivación económica parece bien establecida en Estados Unidos y en los grandes países emergentes.

Al otro lado del Atlántico, la economía debería "beneficiarse con una reactivación del sector inmobiliario" y por la "fuerte disminución de los precios de la energía", estima Agache-Durand.

En China, "las perspectivas son alentadoras. Los gastos de construcción y las inversiones se aceleran", observan por su parte los analistas de Pictet.

América Latina, por su parte, mostró capacidad de resiliencia ante la crisis financiera mundial, con un crecimiento proyectado del 3,1% en 2012, que gracias a la recuperación de Argentina y Brasil debería expandirse al 3,8% en 2013, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Cargando...

 

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.