U.S. markets closed

Mercedes-Benz GLS by Hofele: parece un Maybach, pero no lo es...

es.info@motor1.com (Fernando Moreno)
Mercedes-Benz GLS by Hofele

Máximo lujo para el SUV grande del fabricante alemán.

Aunque no es un modelo especialmente dirigido al mercado español, siempre es espectacular observar el Mercedes-Benz GLS 2020 y, más aún, una preparación de máximo lujo de este SUV con nada menos que 5,2 metros de longitud y siete plazas.

En este caso, nos referimos al trabajo realizado por Hofele, por nombre Ultimate HGLS, que luce, entre otros componentes, una carrocería bicolor y llantas de aleación de 22 pulgadas. Desde luego, los clientes más exigentes (y ricos) deberían fijarse en este espectacular ejemplar. 

En contraste con el llamativo Mercedes-Maybach GLS 600, el HGLS de Hofele no cambia tanto, estéticamente hablando, frente al GLS estándar. De este modo, el coche parece mucho menos recargado. 

Quizá, la parrilla podría haber cambiado para que la preparación fuera aún más personal, pero en líneas generales, el resultado logrado por Hofele nos convence más que el de Maybach. No obstante, seguro que los jeques de los petrodólares no están de acuerdo con esta afirmación. 

El GLS de Mercedes-Benz y de Maybach

Por supuesto, un SUV de lujo lo tiene que demostrar en el habitáculo. Para lograr convencer a los más sibaritas, el coche incluye cuero napa con un patrón de diamantes, además de Alcantara para revestir el techo y las almohadas para los reposacabezas de los asientos traseros, así como alfombrillas de lana de cordero. 

Esta personalización de Hofele puede aplicarse a cualquiera de las versiones del todocamino de Mercedes-Benz, desde el 350 d 4MATIC, con 286 CV, hasta la versión 63 4MATIC+ de Mercedes-AMG, con 612 CV.  

Mercedes-Benz GLS by Hofele

Hofele eligió el GLS 400 d 4MATIC, con 330 CV y 700 Nm, para mostrar su trabajo. Esta variante disfruta de un motor turbodiésel, con seis cilindros en línea y 3,0 litros, que equipa la suspensión neumática adaptativa AIRMATIC, combinada con el sistema E-ACTIVE BODY CONTROL, capaz de 'leer' el terreno y modificar la amortiguación de cada rueda. 

El precio de esta preparación es un misterio, pero podría rondar los 100.000 euros, una tarifa nada descabellada, si tenemos en cuenta que, en España, hay que desembolsar 97.100 euros como mínimo por el GLS 350 d, que actúa como acceso a la gama.