U.S. Markets closed

¿Meritoqué? La meritocracia son tus padres (y el dinero que tienen)

R.M.T

A la ciencia no le cabe duda de que la inteligencia, las dotes artísticas, el talento, en definitiva, se distribuye por igual entre familias de rentas altas y de rentas bajas. Sin embargo, ¿por qué parece que solamente triunfan los ricos? En realidad, no solo lo parece. Los hijos de familias ricas tienen más éxito, pero la explicación no está en sus genes.

Un estudio que aplica el estudio del genoma a la economía ha encontrado lo siguiente: los hijos de familias más adineradas pero con menos aptitudes terminan la universidad más fácilmente que los hijos de familias humildes con más aptitudes.

“Dos personas que son genéticamente similares pueden tener resultados ampliamente distintos en los exámenes de coeficiente intelectual porque los más ricos han invertido más en sus hijos”, explicó Nicholas Papageorge, economista de la Universidad John Hopkins, que junto a Kevin Thom, de la Universidad de Nueva York, han liderado la investigación.

El estudio —que forma parte de uno de los mayores análisis genéticos llevados a cabo hasta la fecha— demuestra que la cultura del esfuerzo, tan anclada en sociedades como la estadounidense, en realidad, es bastante más que cuestionable.

Esto es, que para triunfar se necesita algo más que talento, ganas y buenas ideas. Por contra, el estudio deja claro que es crucial la cantidad de ingresos disponibles para invertir en la educación de los hijos, así como del tiempo que se puede pasar con ellos y del legado de conocimientos que se les trasmite.

O sea, que el repetido lema de "Si quieres, puedes" iría entre muchas comillas.

¿Precarios todos? Los hijos de la clase obrera tienen su propio techo de cristal

Sobre precariedad, desencanto y barrio

PlayGround /

anna pacheco

/ 2017-12-28

“En familias que no tienen recursos, incluso para los niños brillantes, los que tienen talento natural, los logros serán más difíciles”, señalaba Thom.

El estudio, publicado por una docena de autores en Nature Genetics este julio, tiene por objetivo tender un puente entre la genética y las ciencias sociales. Los mismos autores, sin embargo, reconocen las limitaciones que tiene de momento, ya que la mayoría de bancos de genes contienen datos de personas de ascendencia blanca.

Esa otra investigación analizaba los datos genéticos de 1.131.881 personas nacidas entre 1905 y 1965 y ha establecido una correlación entre sus genes y los años de formación educativa, con tal de prever cuántos logros educativos era capaz de conseguir un individuo basándose en factores genéticos.

Y concluía que la genética también tiene su papel en el éxito académico, aunque mucho menor que el ambiente en el que se ha crecido y las posibilidades económicas de un hogar. La genética, sostenía, influye en algunos aspectos relacionados con la inteligencia, como el desarrollo cerebral durante la gestación y la secreción de neurotransmisores. Todo ello puede llegar a influir entre un 11% y un 13% en los resultados académicos.

,

Articulos Relacionados
Consiguen que dos ratones se reproduzcan sin necesidad de un macho Kanye West, Donald Trump y la extrema derecha obrerista Francia pide prohibir los rayos UVA: "el riesgo de cáncer está confirmado"