U.S. markets close in 6 hours 16 minutes
  • S&P 500

    3,961.01
    +3.38 (+0.09%)
     
  • Dow Jones

    33,826.61
    -25.92 (-0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,032.41
    +48.63 (+0.44%)
     
  • Russell 2000

    1,836.55
    +5.59 (+0.31%)
     
  • Petróleo

    80.87
    +2.67 (+3.41%)
     
  • Oro

    1,771.90
    +8.20 (+0.46%)
     
  • Plata

    22.03
    +0.59 (+2.77%)
     
  • dólar/euro

    1.0391
    +0.0056 (+0.54%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7780
    +0.0300 (+0.80%)
     
  • dólar/libra

    1.2008
    +0.0058 (+0.48%)
     
  • yen/dólar

    139.1900
    +0.5560 (+0.40%)
     
  • BTC-USD

    16,841.51
    +400.51 (+2.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    399.76
    -0.93 (-0.23%)
     
  • FTSE 100

    7,594.23
    +82.23 (+1.09%)
     
  • Nikkei 225

    27,968.99
    -58.85 (-0.21%)
     

Miami vive un momento único con los boxeadores cubanos. ¿Habrá un campeón entre ellos?

Miami nunca vivió un fin de semana así. Por primera vez en la historia de esta ciudad tuvieron lugar dos carteleras consecutivas con una presencia tan fuerte de boxeadores cubanos que confirma el momento único del boxeo en conexión con lo que sucede en la isla.

Si la cartelera de la empresa Rivalta Boxing colocó en su velada a ocho guerreros nacidos en la mayor de las Antillas el viernes en la noche en el Doubletree Hotel del Miami Convention Center, la del sábado perteneciente a la promotora M&R agrupó a cinco, de modo que 13 cubanos pelearon en ambos días.

De esos 13 cuatro debutaron (Néstor Santana, Yordan Barrera, Fernando Cuza y Yankiel Navarro) en el boxeo profesional y solo uno del resto (Jorge Romero) sobrepasaba las 10 peleas en su récord, mientras que otro (Hugo Noriega) era el único con más de 30 años de edad.

DESTACAN VÍCTOR ABREU E IDALBERTO UMARA

Aunque algunos lucieron más hechos que otros y se encuentran en diferentes momentos, todavía falta para hacer un estudio profundo sobre quiénes entre ellos poseen el material suficiente para llegar lejos en un mundo complicado como el del pugilismo de paga.

Sin embargo, los que mejores impresiones dejaron fueron Víctor Abreu en la primera cartelera e Idalberto Umara en la segunda. Ambos se impusieron por caminos diferentes, pero lo hicieron ante rivales de nivel, nada que ver con los llamados “jornaleros’’ tan necesarios para probar al gladiador joven.

El cienfueguero Abreu enfrentó al mexicano Maickol López (16-3, 8 KO) en apenas su segunda pelea profesional y encontró, como era de esperar, una tremenda resistencia de su oponente, pero sobre el ring demostró dominio de las distancias, golpeo preciso y un aplomo que le permitió capear los temporales que intentaba provocar su oponente.

Idalberto Umara venció a un rival de calado como Guillermo Crocco, miembro de la escuadra de Marcos “Chino’’ Maidana en la Argentina y quien desde el inicio del choque salió a presionar. JORGE EBRO
Idalberto Umara venció a un rival de calado como Guillermo Crocco, miembro de la escuadra de Marcos “Chino’’ Maidana en la Argentina y quien desde el inicio del choque salió a presionar. JORGE EBRO

López, se advertía desde el primer minuto, no era alguien que venía a cobrar un cheque y servir de piedra de ascenso para un rival de casa, sino que trató por todos los medios de superar al cubano, pero sus esfuerzos chocaron contra una técnica depurada y un mejor sentido del boxeo.

“Dentro de muy poco tiempo, el boxeo cubano dará de qué hablar’’, comentó Abreu. “El fanático dice que el boxeo cubano que está llegando será la gran competencia del boxeo mexicano. Esta nueva ola de boxeadores cubanos son agresivos, pegadores, técnicos. Púgiles muy completos que venimos a ser la competencia del boxeo mexicano’’.

Por su parte, Umara también se medía a un rival de calado como Guillermo Crocco (20-2-1, 6 KO), miembro de la escuadra de Marcos “Chino’’ Maidana en la Argentina y quien desde el inicio del choque salió a presionar al muchacho de Holguín con la intención de intimidarlo.

Pero Umara, quien parece crecer de pelea en pelea, controló las distancias, hizo alarde de técnica y en el cuarto round descargó el golpe decisivo que dejaría tendido en la lona a su oponente para llevarse su octava victoria profesional y su cuarto triunfo por la vía del nocaut.

“Mi meta es colocarme entre los 10 mejores del ranking de alguna organización’’, reveló Umara. “Poder encaminarme hacia alguna eliminatoria por un título mundial. Para esa pelea en específico quiero demostrar que todavía quedan buenos talentos cubanos’’.

MOMENTO ÚNICO EN MIAMI Y ESTADOS UNIDOS

Miami por estos días es un hervidero de boxeadores que vienen de Cuba y se van sumando a los distintos gimnasios, muy parecido a lo que sucede en Las Vegas con un grupo importante de púgiles que repletan las escuadras de los entrenadores Ismael Salas y Bob Santos.

Otro grupo -donde se encuentran Frank Sánchez, Ariel Pérz, Damián Leza y y Geovany Bruzón- entrena bajo las órdenes de Joe Goosen en Los Angeles, mientras que otros lo hacen en Houston -el caso de David Morell Jr.- supervisados por el profesor Ronnie Shields.

Víctor Abreu enfrentó al mexicano Maickol López en apenas su segunda pelea profesional, pero sobre el ring demostró dominio de las distancias, golpeo preciso y un aplomo que le permitió vencer a su oponente. CORTESIA/FACEBOOK
Víctor Abreu enfrentó al mexicano Maickol López en apenas su segunda pelea profesional, pero sobre el ring demostró dominio de las distancias, golpeo preciso y un aplomo que le permitió vencer a su oponente. CORTESIA/FACEBOOK

Como si fuera poco, otros andan diseminados desde Panamá hasta Alemania, como es el caso de Osley Iglesias (7-0, 6 KO), quien se impuso el sábado en Polonia al argentino Ezequiel Osvaldo Maderna, o el del pesado José Larduet, ambos invictos.

En un momento en que Cuba trata de abrirse desde La Habana en el sendero del profesionalismo, cada vez son más los boxeadores que llegan a Miami como parte de esa inundación humana provocada por la falta de libertades y oportunidades en un deporte donde cada día cuenta.

Por supuesto que no todos serán campeones. De hecho, quizá la mayoría quede en el camino, pero no les faltarán los chances de mostrar lo que pueden hacer y dependerá totalmente de ellos crecer y avanzar, como lo están haciendo David Morell Jr. y Robeisy Ramírez.

¿Habrá un campeón entre los que pelearon el fin de semana en Miami?