Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,464.62
    -8.55 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    39,150.33
    +15.53 (+0.04%)
     
  • Nasdaq

    17,689.36
    -32.24 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    2,022.03
    +4.64 (+0.23%)
     
  • Petróleo

    80.59
    -0.70 (-0.86%)
     
  • Oro

    2,334.70
    -34.30 (-1.45%)
     
  • Plata

    29.58
    -1.24 (-4.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0697
    -0.0009 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2570
    +0.0030 (+0.07%)
     
  • dólar/libra

    1.2650
    -0.0010 (-0.08%)
     
  • yen/dólar

    159.7670
    +0.8530 (+0.54%)
     
  • Bitcoin USD

    64,078.16
    -190.19 (-0.30%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,320.58
    -39.75 (-2.92%)
     
  • FTSE 100

    8,237.72
    -34.74 (-0.42%)
     
  • Nikkei 225

    38,596.47
    -36.53 (-0.09%)
     

¿Puede Milei eliminar el Banco Central en caso de llegar al poder?: esto dice la Constitución

El candidato presidencial Javier Milei anunció que en caso de hacerse del Sillón de Rivadavia, designará a cargo del Banco Central al economista Emilio Ocampo, quien fuese titular de la consultora Arcadia, la que intermedió en el canje de bonos de la deuda externa argentina en 2010, por delegación del entonces jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro de Economía, Amado Boudou.

Al margen de la curiosidad que implica el personaje designado, que es también el mismo el que escribió el libro sobre dolarización que cautivó a Milei, con un mecanismo un tanto dudoso que implica que todos los bienes de la Nación sean depositados en un fideicomiso en territorio extranjero, cuyos titulares serían nuestros acreedores, lo más notable es el modo en que el candidato lo presentó.

Porque Ocampo fue designado para "cerrar el Banco Central", y así lo acepta el mismo en un tuit: "Un honor que Javier Milei me haya elegido para cerrar el Banco Central".

Cerrar el Banco Central, una movida inconstitucional

Ahora bien, el problema con el querido líder de "Las Fuerzas del Cielo" y sus acólitos es siempre el mismo: todo lo que propone no se puede hacer, es muchas veces ilegal y, en la mayoría de los casos, inconstitucional.

PUBLICIDAD

El caso del cierre del Banco Central, es este último. El artículo 75 de la Constitución Nacional le impone al Congreso en su inciso 6 que debe "Establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos nacionales". El imperativo constitucional es ineludible, le corresponde al Congreso establecer ese Banco. En este caso el rol indicado lo cumple el BCRA.

No es optativo para el Congreso llevar a cabo ese mandato. Por ende, ese banco federal debe existir, y si quieren disolver el Banco Central, antes deberán crear otro banco, con otro nombre, con la facultad de emitir moneda.

Dolarizar y cerrar el Banco Central, un plan que choca contra la Constitución Nacional.
Dolarizar y cerrar el Banco Central, un plan que choca contra la Constitución Nacional.

Dolarizar y cerrar el Banco Central, un plan que choca contra la Constitución Nacional.

Otro "invento" de Javier Milei

Es decir, el cierre del BCRA se trata de un invento más de Milei, otro cuento chino, otra mentira para engañar al elector. El cierre del Banco no es posible si el candidato no modifica la Constitución, y para ello debe contar con los dos tercios de la totalidad de los miembros de ambas Cámaras del Congreso, ganar luego una elección de Convencionales Constituyentes y recién allí estaría en condiciones de disolver o cerrar el Banco Central.

Eso le llevaría al menos tres elecciones consecutivas obteniendo más del 50% de los votos, lo cual parece un tanto inviable. Aunque, por cierto, también hay otros mecanismos, que tal vez sean los que Milei tiene en mente.

Porque también podría disolver el Congreso y el Poder Judicial, dar un autogolpe y gobernar a lo Alberto Fujimori. No sería tampoco sorprendente que ese fuese su objetivo, especialmente si se considera que su candidata a vicepresidenta trae consigo el manual de instrucciones.

La Constitución Nacional es un cuerpo legal pequeño, legible, diría entretenido si no sospechase que se trata de una deformación profesional. Debería ser un requisito mínimo para postularse a la presidencia, tener una remota idea de en qué consiste. No parece ser mucho pedir.