U.S. markets close in 5 hours 6 minutes
  • S&P 500

    4,414.25
    +18.99 (+0.43%)
     
  • Dow Jones

    35,078.30
    +142.83 (+0.41%)
     
  • Nasdaq

    14,751.19
    +78.51 (+0.54%)
     
  • Russell 2000

    2,243.79
    +17.54 (+0.79%)
     
  • Petróleo

    72.14
    -1.81 (-2.45%)
     
  • Oro

    1,817.80
    +0.60 (+0.03%)
     
  • Plata

    25.50
    -0.04 (-0.16%)
     
  • dólar/euro

    1.1879
    +0.0004 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    1.1840
    -0.0550 (-4.44%)
     
  • dólar/libra

    1.3893
    -0.0014 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    109.2740
    -0.3410 (-0.31%)
     
  • BTC-USD

    39,707.50
    -1,698.67 (-4.10%)
     
  • CMC Crypto 200

    969.81
    +8.91 (+0.93%)
     
  • FTSE 100

    7,092.17
    +59.87 (+0.85%)
     
  • Nikkei 225

    27,781.02
    +497.43 (+1.82%)
     

Se hace millonario con dinero caído del cielo (casi literalmente)

·4  min de lectura
Hacerte millonario con un meteorito caído del cielo es algo que no pasa todos los días. Foto: Getty Image.
Hacerte millonario con un meteorito caído del cielo es algo que no pasa todos los días. Foto: Getty Image.

¿Quién no ha soñado en convertirse en millonario de la noche a la mañana? Quien más, quien menos, ha depositado sus expectativas en recibir un día un montón de dinero con el que, por fin, alcanzar sus sueños. Un dinero caído del cielo que en el caso que te vamos a relatar resulta ser más literal que nunca.

Nos trasladamos en esta rocambolesca historia hasta Indonesia, donde un fabricante de ataúdes se encontraba trabajando cuando de pronto le sobresaltó un estruendo: un meteorito acababa de impactar en su propia casa, y lo que no sabía es que este suceso le iba cambiar la vida para siempre.

Nuestro protagonista no daba crédito a lo que veían sus ojos: una humeante piedra de considerable tamaño se encontraba en el suelo de su terraza tras haber perforado el techo metálico que la cubría. Tras contemplarla exhaustivamente, no había lugar a dudas, aquello era un meteorito caído del cielo. Se trataba, en concreto, de una piedra de poco más de 2 kilos de peso que “todavía estaba caliente”, según palabras de Josua Hutagalung, el afortunado fabricante de ataúdes.

El estruendo fue tal que se dejó notar en todo el barrio, según los testimonios de los vecinos, que aseguraron haber oído un potente sonido previo al impacto. El meteorito había perforado el tejado que cubría la terraza dejando un orificio perfecto, para luego impactar en el suelo provocando un agujero de quince centímetros de profundidad. Parecía evidente que aquello no podía venir de este planeta, dada la trayectoria y velocidad de la piedra.

El meteorito escondía un tesoro

¿Qué importancia tiene un meteorito, más allá del azar (o que pueda matarte)? Estos viajeros espaciales están compuestos por contrita carbonosa, un componente muy atípico conformado durante cerca de 4.500 millones de años y que se cotiza por las nubes por su escasez. Por este material se pagan más de 800 dólares el gramo, así que haz cuentas. A nuestro protagonista le había caído la ayuda del cielo, en su literalidad.

Josua no lo dudó y al comprobar la rareza de este material, se puso en contacto con un experto estadounidense en meteoritos que pronto mostró su interés por adquirir esta pieza al alertarle de su rareza. La negociación debió de ser muy dura y Josua muy correoso a la hora de establecer el precio, pero su tozudez mereció la pena: vendió la totalidad del meteorito por un importe de 1,8 millones de dólares.

¿Quién adquirió el meteorito? Se sabe que fue el experto estadounidense Jared Collins, que ahora guarda su preciado tesoro en un lugar seguro en el Centre for Meteorite Studies de la universidad Arizona State. Pero la verdadera alegría se la llevó el ciudadano de Indonesia, que se convirtió en millonario de forma meteórica si nos permites la comparación. Tal y como están los precios en este país, este hallazgo le supondrá el salario de 30 años de duro trabajo, con lo que nuestro hombre puede ya jubilarse y realizar sus sueños.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ayuda caída del cielo

Para el comprador, adquirir la preciada piedra fue una odisea, y no tanto por las grandes dotes negociadoras del indonesio, sino porque tuvo que atravesar varios países en plena pandemia del coronavirus. “Reuní todo el dinero que pude y me fui en busca de Josua”, explicó Jared.

No suele ser habitual que un meteorito caiga en una zona residencial, pero tampoco es del todo imposible. En este sentido, el registro de mayor tamaño que se tiene alcanzó los cuarenta kilogramos de peso (imagina el destrozo que causaría en su impacto con el suelo).

Josua todavía no ha especificado qué será lo primero que haga con ese dinero, pero sí ha aclarado que edificará una iglesia para su comunidad y también tener una hija, otro de sus sueños que ahora están más cerca de hacerse realidad.

Suponemos que nuestro protagonista mirará al cielo con frecuencia y muy agradecido por esa inestimable ayuda que ha llegado de ahí arriba…

También te puede interesar:

VIDEO | Una niña cae al vacío desde un cuarto piso y se levanta como si nada tras el golpe

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.