U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,280.15
    +72.88 (+1.73%)
     
  • Dow Jones

    33,761.05
    +424.38 (+1.27%)
     
  • Nasdaq

    13,047.19
    +267.27 (+2.09%)
     
  • Russell 2000

    2,016.62
    +41.36 (+2.09%)
     
  • Petróleo

    91.88
    -2.46 (-2.61%)
     
  • Oro

    1,818.90
    +11.70 (+0.65%)
     
  • Plata

    20.83
    +0.49 (+2.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0257
    -0.0068 (-0.66%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8490
    -0.0390 (-1.35%)
     
  • dólar/libra

    1.2139
    -0.0064 (-0.52%)
     
  • yen/dólar

    133.4800
    +0.4810 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    24,497.98
    +538.31 (+2.25%)
     
  • CMC Crypto 200

    574.64
    +3.36 (+0.59%)
     
  • FTSE 100

    7,500.89
    +34.98 (+0.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,546.98
    +727.65 (+2.62%)
     

La primera ministra francesa presenta su programa de gobierno ante una Asamblea dividida

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Elisabeth Borne presentó su discurso de política general ante la Asamblea Nacional. La primera ministra, para quien "el desorden y la inestabilidad no son opciones", llamó a los grupos opositores a construir "compromisos" en el hemiciclo. La coalición de izquierdas Nupes presentó una moción de censura contra el Ejecutivo; Borne descartó someterse al voto de censura.

Dos meses y medio después de la reelección de Emmanuel Macron, Elisabeth Borne vivió este miércoles, 6 de julio, su bautismo de fuego frente al Parlamento. Primero en la Asamblea Nacional, luego en el Senado, donde inició su discurso sobre política general, pero sin pedir la confianza que ya le niega la oposición.

Frente a los diputados, la primera ministra llamó a encontrar "compromisos" y "construir juntos" las soluciones a los desafíos de los precios de la energía o el clima, y ​​agregó que "el desorden y la inestabilidad no son opciones".

Elisabeth Borne aseguró que quiere hacer una consulta para cada ley. "Abordaremos cada texto con espíritu de diálogo, compromiso y apertura", dijo y prometió ser una "constructora incansable", a la vez que llamó a crear "mayorías de proyecto" para evitar el estancamiento político en el país.

Durante el discurso, la jefa del Ejecutivo también esbozó varias perspectivas políticas para la nueva legislatura.

"'Pleno empleo' al alcance"

Elisabeth Borne consideró que el "pleno empleo" requiere una simplificación del "demasiado complejo" apoyo a los desempleados a través de una "transformación" de los programas de incentivo laboral en el país.

"Hoy el pleno empleo está a nuestro alcance. Y el trabajo sigue siendo para mí una gran palanca de emancipación", dijo aunque no fijó fecha, ni cifra precisa, para este objetivo. El "pleno empleo", en Francia, se considera generalmente como una tasa de desempleo de alrededor el 5%.

"Durante el quinquenio anterior ya hemos llegado a la mitad del camino hacia el pleno empleo", dijo. Con un 7,3%, la tasa de desempleo es "la más baja en 15 años", según ella, consecuencia de las reformas en materia de seguro de desempleo, inversión en capacitación para quienes buscan trabajo y el plan "un joven, una solución".

Para lograr el pleno empleo, "debemos traer de vuelta al empleo a quienes están más alejados del mercado laboral", dijo. Pero la organización del apoyo a los desempleados es hoy "demasiado compleja" y "su eficacia se resiente".

La reforma de las pensiones

La primera ministra advirtió que los franceses deberán "trabajar gradualmente un poco más".

“Nuestro país necesita una reforma de su sistema de pensiones”, una reforma que “no será uniforme”, que “tendrá que tener en cuenta las largas carreras y el trabajo arduo” y “asegurar la continuidad laboral de los mayores”, dijo, especificando que esta reforma se llevaría a cabo "en consulta con los interlocutores sociales, involucrando a los parlamentarios en la mayor medida posible".

Según Borne, la reforma "es fundamental", en particular "para construir nuevos avances sociales" para la prosperidad del país y la sostenibilidad de la economía.

El presidente de la República, Emmanuel Macron, quiere que la edad de jubilación se posponga a los 64, o incluso a los 65, durante cuatro meses más al año a partir de 2023.

Participar en una "revolución ecológica"

Además, Elisabeth Borne afirmó su deseo de iniciar "una revolución ecológica", que, según ella, no pasa por el decrecimiento, con el particular lanzamiento de una consulta a partir de septiembre con vistas a una ley de orientación energético-climática.

Prometió "respuestas radicales a la emergencia ecológica", ya sea "en nuestra forma de producir, de habitar, de movernos o de consumir".

"A partir de septiembre lanzaremos una consulta amplia con miras a una ley de orientación energético-climática", agregó, prometiendo definir “sector por sector, territorio por territorio”, “objetivos de reducción de emisiones, pasos y medios adecuados”, indicó.

Renacionalizar el grupo energético EDF

El Estado tiene la intención de renacionalizar el 100% de la empresa de energía EDF, según anunció Borne en su declaración.

"Les confirmo hoy la intención del Estado de poseer el 100% del capital de EDF. Este cambio permitirá a EDF fortalecer su capacidad para llevar a cabo proyectos ambiciosos y esenciales para nuestro futuro energético lo antes posible", declaró ante la Asamblea Nacional.

El Estado ahora posee casi el 84% de la empresa, siendo el 1% propiedad de los empleados y el 15% de accionistas institucionales e individuales. El grupo, que ya está fuertemente endeudado, enfrenta grandes cargas financieras y el Gobierno también lo está desafiando a lanzar un nuevo programa de reactor nuclear.

"La transición energética pasa por la (energía) nuclear", dijo la primera ministra, retomando la posición adoptada este invierno por el presidente Emmanuel Macron.

Las acciones de EDF remontaron en la Bolsa de Valores de París el miércoles después de este anuncio. Antes del discurso, el precio había bajado considerablemente, en un 5%.

Sin opción al voto de confianza

A diferencia de la mayoría de sus predecesores, la primera ministra no pidió someterse a un voto de confianza. Este último, de conformidad con el artículo 50-1 de la Constitución, no es obligatorio. Tanto a la derecha como a la izquierda, siete primeros ministros de los 27 desde 1959 no la han pedido.

Elisabeth Borne sobre todo "no tiene otra opción", según el politólogo Bruno Cautrès, porque correría dos riesgos con una votación: el de "caer", dado que el Gobierno solo tiene mayoría relativa en la Asamblea, o el de obtener confianza a través de la abstención de Agrupación Nacional, el partido de Marine Le Pen.

Sin embargo, "sería muy mal percibido por el público tener un voto de confianza, incluso con la abstención de Agrupación Nacional", señala una fuente gubernamental. Además, varios diputados fueron nombrados ministros el lunes, y sus suplentes solo se sentarán en la Asamblea dentro de un mes, privando al campo presidencial de otros tantos votos.

Los cuatro grupos de izquierda de la Asamblea Nacional presentaron este miércoles su moción de censura como muestra de "desconfianza" hacia el Gobierno, justo antes de la declaración de política general.

*Artículo adaptado de su original en francés

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.