U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,060.43
    +44.21 (+1.10%)
     
  • Dow Jones

    33,949.41
    +205.57 (+0.61%)
     
  • Nasdaq

    11,512.41
    +199.06 (+1.76%)
     
  • Russell 2000

    1,903.06
    +12.75 (+0.67%)
     
  • Petróleo

    81.21
    +1.06 (+1.32%)
     
  • Oro

    1,929.90
    -12.70 (-0.65%)
     
  • Plata

    24.03
    +0.09 (+0.37%)
     
  • dólar/euro

    1.0897
    -0.0023 (-0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4930
    +0.0310 (+0.90%)
     
  • dólar/libra

    1.2413
    +0.0010 (+0.08%)
     
  • yen/dólar

    130.2270
    +0.7180 (+0.55%)
     
  • BTC-USD

    23,082.77
    -194.77 (-0.84%)
     
  • CMC Crypto 200

    523.89
    -3.30 (-0.63%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    +16.24 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    27,362.75
    -32.26 (-0.12%)
     

Qué mira un inversor para financiar un proyecto y por qué el crecimiento ya no es lo más importante

En los últimos años, el sector fintech disfrutó de una verdadera época de bonanza. En pocos años -la industria comenzó formalmente en Argentina a mediados de 2017- surgieron empresas que hoy ya están operando no solo en el país, sino en toda la región.

Con Mercado Pago portando la gran bandera de la revolución financiera, seguida por otros gigantes como Ualá, hoy se pueden observar números impresionantes:

  • En 2021 se invirtieron u$s1.600 millones en fintech en toda la región

  • Hay 330 empresas en el país, según la Cámara Argentina de Fintech

  • Estas compañías emplean más de 23.000 personas

En paralelo comenzó otro proceso: empresas que nacieron en este "brote verde" comenzaron a desaparecer, a ser absorbidas por otras o estancarse hasta vaciar sus arcas y no tener rumbo. Uno de los casos más resonantes (y el primero que hizo temblar los cimientos) fue la compra de Wilobank por parte de la empresa liderada por Pierpaolo Barbieri. 

Sin embargo, esta adquisición, que se anunció en abril de 2021 y aprobó el BCRA recién en junio de este año, fue un movimiento propio de una industria que ya empezó a mostrar signos de maduración.

Pero las reglas cambiaron en el inicio del segundo trimestre. Ignacio Carballo, director de Ecosistema Fintech y Digital Banking de UCA, afirma a iProUP: "En abril arrancó de manera contundente esta nueva época económica global: aumentaron las tasas en EE.UU., el conflicto de Ucrania, el criptoinvierno y las restricciones de los venture capital a nivel global, entre otros".

"En Argentina se observa un reacomodamiento de los players que viene marcado por una alteración de la estrategia precedente, que era crecer por sobre los beneficios", señala el economista. Y remarca que "en el sector tecnológico se sostuvo esta filosofía por más de 10 años en un mundo con extrema liquidez. Al cambiar, las empresas tuvieron que ajustarse los cinturones".

Santiago di Paolo, líder de comunidad e investigación de la billetera Lemon, coincide con Carballo: "El estado actual en el sector es producto de un panorama global que se vio afectado este año".

"Como consecuencia de esta situación, los inversores son mucho más selectivos. La propuesta de valor es clave en este sentido, ya que es una de las principales variables que definen el interés de los financistas", complementa. Así, se materializaron despidos masivos (Bitso, BuenBit, Robinhood, entre algunos ejemplos), cierres de instituciones (Ank y Todo Pago), compras, adquisiciones y fusiones.

¿Estamos ante una consolidación del sistema o una purga natural en la solo los más fuertes podrán sobrevivir?

¿Qué está pasando en el ecosistema fintech argentino?

Mariano Biocca, presidente de la Cámara Fintech, asegura a iProUP que el ecosistema transita un proceso de consolidación, natural en toda industria. "Las variables globales aceleraron los tiempos".

No obstante, considera que "el sector muestra solidez". De acuerdo con Biocca, "uno de los indicadores es nuestro último estudio de empleo directo, que arroja que hacia fines de este año la cantidad de empleados fintech crecerá 15% en relación al año pasado. Dato no menor, teniendo en cuenta que en otros mercados fintech hubo despidos masivos".

Carballo recuerda que "surgieron más de 50 billeteras en 5 años. El que ve de afuera lo que sucede, entiende que ninguna economía genera demanda para tantas propuestas con los mismos productos".

Ante la política agresiva de la Fed para contener la inflación del dólar se redujo la
Ante la política agresiva de la Fed para contener la inflación del dólar se redujo la

Ante la política agresiva de la Fed para contener la inflación del dólar se redujo la "plata barata" para las startups

Eso fue lo que pasó: irrumpieron  empresas casi de manera ininterrumpida, a las cuales les cambió el contexto global (sumado a la frágil economía local) y muchas tambalearon hasta caerse. Por eso, para el economista la clave está en la diversificación, con nuevos productos y servicios como créditos e inversiones.

Por lo pronto, las barreras de entrada a cada país de América Latina son cada vez más bajas. "Surgen nuevas formas de emprendedurismo. El ala cripto es la más caliente: cada vez más exchanges compiten con servicios de billeteras", añade Carballo.

En Lemon creen que si bien hay mucha oferta en el mercado, la clave está en brindar propuestas diferenciales para poder sostenerse. Por eso, para esta firma la innovación es muy necesaria y valorada por la comunidad. "Lanzamos la primera tarjeta Visa del mercado cripto, una de las colecciones de NFT más grandes del mundo y acercamos la Web3 y el metaverso a millones de usuarios".

Biocca observa: "Aparecieron muchas compañías en el último año. Al ser un ecosistema diverso, algunas que tuvieron un crecimiento exponencial, como pagos digitales, se mantuvieron estables. Pero en otros casos, como cripto o proveedores tecnológicos, la tendencia sigue siendo positiva. También en el ámbito de Fintech-as-a-Service vemos mucha efervescencia"

¿Cuál es el futuro del ecosistema fintech?

Si hay algo en lo que coinciden los expertos es que este reacomodamiento es parte de un proceso natural. Biocca remarca que "es cierto que la naturaleza dinámica de esta industria hace que los mismos jugadores reformulen sus propuestas adaptándose rápidamente a las necesidades de los usuarios".

Carballo afirma con contundencia que "las que tengan mayor espalda financiera tienen más chances de sobrevivir, por su grado de madurez y porque pudieron desarrollar canales que le permiten afrontar este nuevo contexto. También están aquellos que pueden seguir levantando capital en el exterior".

La realidad es que hoy hay un cambio de paradigma en relación a la visión de los inversores respecto a las empresas más atractivas. En contextos más inciertos, se prioriza la rentabilidad de los proyectos en detrimento del crecimiento exponencial. En este escenario más conservador, las compañías deberán demostrar su valía y, mucho más importante, sus números en color azul.

Las startups deben parar la pelota y analizar cómo crecer en momento de crisis
Las startups deben parar la pelota y analizar cómo crecer en momento de crisis

El mercado de billeteras está repleto de empresas, por lo que todas deberán buscar un fuerte diferencial para continuar su operación

Carballo cree que "maduró el ecosistema: ahora se compite por los servicios financieros, retención del saldo de ahorristas y desarrollo de productos. Veremos cómo se involucran en distintas industrias, ya no solo de cuentas prepagas y virtual, también en delivery, marketplaces o en criptoactivos y cashback. Del lado de los consumidores, es un gran beneficio porque la competencia baja costos y abre la oferta".

Litvin señala que "cambiar el chip" es la clave, por lo que asegura que "tiene que haber un cambio de foco de las startups. Hoy tienen que priorizar la sostenibilidad del negocio por sobre el crecimiento. El mercado habla en estos momentos y las startups son parte del riesgo sistémico actual", agrega.

Di Paolo cree que toda la industria tiene un "potencial enorme" y todavía existen grandes oportunidades: "Blockchain tiene mucho para ofrecer y también las empresas que desarrollan la tecnología que 'corre por debajo' del ecosistema para permitir la integración. Sin dudas, las Finanzas Embebidas serán protagonistas en los próximos años, llevando a las fintech a lugares antes impensados", completa.

De cara a lo que viene, desde Lemon aseguran que es clave que las firmas del sector participen de procesos regulatorios, como sucede en la mayoría de los países, por su conocimiento técnico y porque se trata del futuro de una economía que está en constante evolución.

El cambio de época está en marcha. Y solo sobrevirán los que entiendan las nuevas reglas del juego.