U.S. Markets closed

Monto de las inversiones de capital de riesgo en Latinoamérica se cuadruplicó en tres años

Los inversores que buscan oportunidades para lograr grandes rendimientos con empresas jóvenes se empiezan a fijar en Latinoamérica. Foto: Getty Image.

Mientras que en 2016 el monto de las inversiones de las venture capital (VC) o inversionistas de capital de riesgo en Latinoamérica fue de US$500 millones con 197 transacciones, en 2018 esa relación fue de US$1.976 millones en 463 transacciones, es decir, una cifra cuatro veces superior.

Esos US$1.976 millones ya fueron igualados en los primeros cinco meses de 2019, dijo a Yahoo Finanzas desde Ciudad de México Nathan Lustig, socio de Magma Partners, un fondo de VC con presencia en Santiago de Chile, Bogotá, Lima, San Francisco, Nueva York, Austin y Beijing.

Lustig destaca que desde 2011 el interés de los inversionistas por Latinoamérica viene con un crecimiento sostenido en el que cada año las cifras duplican las del periodo anterior.

Lo confirman las estadísticas que compartió a Yahoo Finanzas Caitlin Mitchell, funcionaria de LAVCA, The Association for Private Capital Investment in Latin America, las cuales fueron presentadas en abril pasado. Justo en 2011 las inversiones de VC en la región fueron de US$146 millones con 69 transacciones. Al año siguiente, los montos ya alcanzaban los US$387 millones con 111 transacciones, hasta llegar a los valores ya mencionados de 2016 y 2018.

Aún con ese ritmo de crecimiento, las inversiones de este tipo en Latinoamérica aún tienen mucho que recorrer para alcanzar un techo.

“Algunos casos de éxito que se han registrado en Colombia, Brasil y México han mostrado negocios de verdad, que demuestran que las starups y los emprendimientos de la región están atrayendo inversión, talento e interés en todo el mundo. Sin embargo, Latinoamérica todavía es una de las regiones en el mundo con menos inversiones de capital; esos US$2.000 millones de 2018, que fueron el doble de 2017, todavía es casi la mitad de la inversión que en solo una ronda recibió Uber desde Arabia Saudí en 2017”, señala Nathan Lustig.

De todos modos, pareciera que el despegue que hubo entre 2016 y 2018 es justo el principio de un boom de starups amparadas en la tecnología que en los próximos 30 años serán “actores importantes” en Latinoamérica, que siguen las tendencias que se presentan en el resto del mundo, dice el representante de Magma Partners.

La empresa de reparto a domicilio de comida Rappi ha sido el primer "unicornio" colombiano. Las startups calificadas de “unicornio” son aquellas del sector tecnológico que alcanza un valor de 1.000 millones de dólares en alguna de las etapas de su proceso por conseguir inversores. Foto: Carol Smiljan/NurPhoto via Getty Images.

“Si miras un gráfico de hace diez años de cuáles eran las diez empresas más grandes del mundo, nueve de ellas eran de los sectores de petróleo o manufactura, es decir compañías tradicionales; hoy son Facebook, Apple, Google, y eso mismo está pasando en Latinoamérica”, sostiene, sin antes hacer hincapìé en que, como ocurre en otros ámbitos, la región tiene un rezago considerable frente a EE.UU., donde este auge inversionista ya se experimentó hace una década.

¿Qué pasó allí? Lustig explica que en el país del norte hubo una caída en las VC, en la que algunos fondos de inversión destinaron menos recursos a emprendimientos, y no descarta que lo mismo pueda ocurrir en Latinoamérica.

“Ha habido muchas empresas que han aprovechado el boom y crecieron en este tiempo, pero habrá otras que no aguantarían una caída de los VC que tendría que cuidarse para no sufrir los efectos”, comenta.

Alfredo Barragán, especialista en Banca de la Universidad de Los Andes (en Bogotá, Colombia), dijo a Yahoo Finanzas que algo destacable de este auge es que muchos emprendimientos que solo figuran en los papeles y aún no han iniciado operaciones, reciben millonarias inversiones, lo cual da cuenta del desarrollo que hay en la región y del potencial que tienen dichas ideas.

De todos modos, Barragán prefiere ser cauto y considera que al ser los nuestros unos países emergentes, en los que ha pesar de haber mucho espacio para crecer en algunos campos aún hay rezagos (como el tecnológico), ese crecimiento de las inversiones se va a demorar un poco más de como se dio en economías más desarrolladas como Europa y EE.UU.

Además, agrega el especialista, porque en esos territorios los bancos ofrecen unos márgenes de intermediación bancaria muy baja, dado que la educación financiera de sus habitantes es mucho mayor, y en Latinoamérica esa cultura aún es muy precaria.

¿Dónde están los mejores mercados para invertir?

Brasil es uno de los mercados que más inversión de capital riesgo ha atraído en la región. En la imagen, edificios en Morumbi, el distrito financiero de Sao Paulo.

Las estadísticas que compartió en abril pasado LAVCA señalan a Brasil, con un 55,9% de las transacciones en 2018, como el país con más inversiones de capital de riesgo en Latinoamérica. El año pasado fueron US$1.300 millones, frente a los US$859 millones de 2017.

Le siguieron México con el 20.5% de las transacciones (US$175 millones en 2018), y Chile, con 10.6% (US$46 millones).

US$1.200 millones fueron invertidos en transacciones con startups en etapa de expansión; US$657 millones en etapa de iniciación y US$100 millones en fase de incubación.

Un informe del Banco BBVA publicado en noviembre de 2018, da cuenta que en 2017, “25 inversores globales hicieron su debut en la región. Entre ellos Rethink Education, SoftBank, Telstra Ventures y The Rise Fund”.

En el documento, la entidad justifica el incremento de las VC en que ha habido un interés de las empresas de tecnología global por expandir sus negocios en diferentes mercados de la zona.

“Por ejemplo, México y Brasil están entre los primeros cuatro sitios de mayor audiencia mundial para YouTube y Facebook, en términos de usuarios activos mensuales. Dichos países han escalado a esa posición con casi la mitad de su población aún por conectarse a Internet. Aunado a ello, Latinoamérica es el mercado de mayor crecimiento a nivel mundial para Airbnb y recientemente Amazon lanzó su primera tarjeta de débito en la zona y está realizando inversiones en centros de datos y logística”, se lee en el informe.

Soplan buenos tiempos para el emprendimiento en la región. La pregunta es, ¿se sostendrá ese interés? ¿Estaremos preparados para el día en que las cosas cambien? El tiempo tendrá la respuesta. Por ahora, la tarea está bien hecha.

Artículos relacionados que te pueden interesar: