U.S. Markets open in 7 hrs 29 mins

Por primera vez los multimillonarios pagan menos impuestos que los trabajadores en EEUU

El cofundador de Microsoft Bill Gates (derecha) y el inversor Warren Buffett, izquierda, con fortunas que ascienden a 106.000 y 80.000 millones de dólares, respectivamente, ocupan los puestos segundo y tercero de la lista Forbes de hombres más ricos del mundo. (AP Photo/Alexander F. Yuan)

“Por primera vez en más de un siglo los multimillonarios pagan menos impuestos que sus secretarias”. Con estas palabras contundentes, dos economistas acaban de retratar el estado actual de una de las ramas más importantes dentro del sistema financiero de una nación.

Emmanuel Sáez y Gabriel Zucman están llamando la atención en su libro The triumph of injustice (El triunfo de la injusticia) sobre el hecho de que los 400 estadounidenses más ricos del país solo pagaron en 2018 un 23% de impuestos por sus ingresos.

Mientras esto ocurre, la media de impuestos que paga el resto de la población es del 24,2%.

El libro señala que en 1950 los multimillonarios estadounidenses abonaban un 70% de sus ingresos totales como contribución al estado, y que en 1980 la tasa impositiva efectiva era del 47%.

El triunfo de la injusticia: cómo los ricos esquivan los impuestos y cómo hacerles pagar, a publicarse el próximo 15 de octubre, parte de una investigación de larga data que estos economistas de la Universidad de California en Berkeley especializados en desigualdad han llevado a cabo.

Todo tipo de impuestos incluidos

Según The Washington Post, este análisis difiere de muchas otras estimaciones sobre las cargas impositivas, ya que abarca la totalidad de los impuestos que pagan los estadounidenses. No se trata aquí solo de los impuestos federales sobre la renta, sino también de los impuestos corporativos, así como de los impuestos pagados a nivel estatal y local.

También incluye eso que Saez y Zucman llaman “impuestos indirectos” (licencias para vehículos automotores y de negocios), que se sitúa aproximadamente en 250 mil millones de dólares.

De acuerdo con el gráfico que el mismo Zucman ha publicado en Twitter, lo que irónicamente él llama “el sistema fiscal más progresista del mundo” ha pasado a ser un sistema en el que los ultrarricos pagan "menos que nadie".

Trump favoreció a los millonarios

Y claro que esta desventaja para los menos favorecidos se ha hecho mayor desde que en 2017 el presidente Donald Trump propuso y aprobó una rebaja fiscal, conocida como Ley de Reducción de Impuestos y Empleos.

Aquella medida redujo el nivel impositivo para los que más ganan y la tasa impositiva corporativa.

Por eso los investigadores advierten de la necesidad de enfocarse en los ultrarricos, ya que estos hogares controlan una parte desproporcionada de la riqueza de la nación. Las 400 familias principales tienen más riqueza que el 60% de los hogares más pobres combinados, mientras que el 0.1% superior posee tanto como el 80% de los más pobres en su conjunto.

Estas 400 principales familias son un "punto de referencia natural", dice Zucman, porque el IRS publica información sobre los 400 principales contribuyentes como grupo, y otras fuentes, como Forbes, rastrean la fortuna de los 400 estadounidenses más ricos.

Este es el problema

¿Por qué ocurre este desbalance? Según Saez y Zucman, la carga tributaria relativamente pequeña de los superricos es el resultado de décadas de decisiones de los legisladores estadounidenses, de la indecisión o de la inercia.

Mientras el Congreso, por ejemplo, ha recortado repetidamente las tasas impositivas máximas sobre los ingresos, también ha reducido los impuestos sobre las ganancias de capital y las propiedades.

Sin embargo, no pocas voces se oponen a este cálculo y por lo tanto a estas conclusiones. Uno de estas es la de Jason Furman, profesor de economía en Harvard. Quien fuera presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca durante la presidencia de Barack Obama señala que Sáez y Zucman no incluyen en su estudio los créditos fiscales reembolsables, como el crédito fiscal por ingresos del trabajo ( EITC), en su análisis.

"Las mejores estimaciones indican que el sistema impositivo es progresivo: los ricos pagan una tasa impositiva más alta que todos los demás", dijo Furman.

Sin embargo, como lo señala The Washington Post, sí existe un acuerdo general entre los economistas de que la carga fiscal de los ricos ha disminuido considerablemente en las últimas décadas.

“Los ricos definitivamente pagan menos impuestos que en el pasado y menos de lo que deberían”, dijo Furman.

Ahora más que adquiere relevancia la célebre frase del multimillonario Warren Buffet cuando denunció que su secretaria tributaba más que él.

Emmanuel Sáez y Gabriel Zucman quieren con este libro no solo darle la razón al octogenario millonario, sino proponer que las cosas cambien.

Artículos relacionados que te pueden interesar: