U.S. Markets closed

Así se hace negocio con las remesas que los paisanos envían a México

Antonio Sandoval

Las remesas que mandan a nuestro país los mexicanos que trabajan en el extranjero, preponderantemente en Estados Unidos, se han vuelto prácticamente la principal fuente de ingresos en muchos rincones de México, su relevancia es incuestionable y desde hace tiempo se marcan cifras históricas en la recepción de estos recursos vitales.

El año pasado nuestros paisanos enviaron al país 33 mil 677.22 millones de dólares, una cifra jamás vista; este año los ingresos por el mismo concepto se ubican en 23 mil 899.45 millones de dólares durante el periodo enero-agosto, lo que anticipa que muy probablemente se marque un nuevo récord, o cuando menos se llegue a un monto similar al del año pasado. En la que llevamos de esta década (2010-2018), los ingresos por remesas han crecido 58 por ciento, al inicio del periodo ingresaron recursos por un monto de 21 mil 303.88 millones de dólares.

En esta danza de cifras, es evidente que las remesas significan, además de una fuente de ingresos vital para millones de familias en México y muchas comunidades, también un jugoso negocio para las instituciones que pagan ese dinero; es un hecho que se requieren operaciones de tipo de cambio las cuáles tienen al menos dos aristas relevantes.

Aprende más: El monto histórico de remesas es casi la mitad del valor de la economía

El negocio cambiario

Los miles de millones de dólares que ingresan al país tienen que ser convertidos a nuestra moneda de curso legal en algún momento del proceso, los receptores de divisas en México no tendrían mucho que hacer si recibieran dólares, este negocio cambiario lo manejan bancos, empresas que realizan transferencias de dinero y, se dice, hasta participantes de mercados cambiarios informales.

El negocio es muy lucrativo y simple a la vez: consiste en comprar barato, así nada más. Por ejemplo, en este año el precio promedio del dólar a la venta en el mercado interbancario se ubica en 19.27 pesos por cada dólar, este indicador es importante porque a partir de ahí se marcan el resto de los precios en el mercado. Las ventanillas de los bancos manejan un spread (diferencia entre compra y venta), de aproximadamente 100 centavos tomando como punto medio el precio del mercado interbancario. Así, este año en promedio las ventanillas de los bancos cotizan el dólar en 18.70 pesos a la compra y 19.70 pesos a la venta, a lo largo del periodo se han registrado variaciones, pero el promedio se ubica en esos rangos.

Visto así, los receptores de divisas deberían obtener al menos 18.70 pesos por cada dólar que les mandan del exterior, pero la realidad es distinta, en general el tipo de cambio que les pagan es más castigado, debido a costos adicionales según el argumento de las compañias que realizan el servicio. Les suelen castigar un promedio de 30 centavos, lo que significa que este año han pagado los dólares en un aproximado de 18.40 pesos por dólar, o inclusive menos. Por supuesto que estos dólares “baratos” después son vendidos a un tipo de cambio muy superior.

Así es el negocio cambiario, este se genera a partir de los miles de millones de dólares que los trabajadores mexicanos mandan a la patria para sus familias, un negocio que crece especialmente en los últimos tres años y que, todo indica, mantendrá su dinamismo.

Photo by Jp Valery on Unsplash

Las remesas también tienen rentabilidad

Las remesas también tienen rentabilidad y también se las ha proporcionado el tipo de cambio; aunque en los hechos el precio que les pagan a los receptores de los recursos es muy castigado por diversos factores que van desde negocio hasta costos de operación. Como hemos señalado anteriormente, si vemos una fotografía de largo plazo podemos observar que con los años, los ingresos de los mexicanos por este concepto se ha incrementado en el país.

Remesas por año y tipo de cambio
Trayectoria durante la década
Año Remesas (mdd) T.C. promedio*
2010 21,303.88 12.4223
2011 22,802.97 12.1242
2012 22,438.32 13.2122
2013 22,302.75 12.7084
2014 23,647.28 13.1391
2015 24,784.77 15.6541
2016 26,993.28 18.3556
2017 30,290.54 18.8695
2018 33,677.22 19.0378
2019 23,899.45** 19.2721***

*Se refiere al mercado interbancario valor 48 horas
**Al cierre de agosto
***Al cierre 18 de octubre
Fuente: Elaborado con cifras de Banxico


En 2010, el promedio del tipo de cambio se ubicó en 12.42 pesos por dólar; si lo comparamos con el nivel actual promedio del tipo de cambio, es decir 19.2721 pesos por dólar, tenemos un incremento de 55.14 por ciento. Lo anterior representa una depreciación del peso y apreciación del dólar en el lapso mencionado; es decir, mayores ingresos para los mexicanos que viven de las remesas, en 10 años sus ingresos por este concepto se han incrementado 55 por ciento directo. Este es, digamos, el lado amable de un proceso de debilidad del peso.

Las remesas son todo un negocio, por un lado, y al mismo tiempo una fuente vital de recursos para muchos paisanos y regiones en el país, sus montos crecientes han generado bienestar para quienes las reciben, así como negocios alternos en el sistema financiero y fuera de él. Su importancia para la economía mexicana es incuestionable.

Lee: Bajan las remesas por primera vez en tres años